“Ya nunca descartamos la virtualidad, que antes era impensable” - LA GACETA Tucumán

“Ya nunca descartamos la virtualidad, que antes era impensable”

Desde España, la compañía Juana La Loca se suma al festival que organiza Sala Ross con “Berta”.

19 Jun 2021 Por Fabio Ladetto
1

ACTRIZ OLVIDADA. “Berta” es un repaso a una trayectoria artística que fue brillante, aunque ahora nadie tenga en cuenta a la protagonista.

“He caído, pero nadie me quitará la gloria de haber alcanzado lo más alto”.

Esa consigna es el eje de “Berta”, la obra de teatro de la compañía española Juana La Loca, que, desde Cádiz y en forma virtual, hoy abrirá la actividad teatral del festival Mujeres a Escena a las 18.30. La trama tiene de protagonista en la ficción a Berta Gracia, una coqueta actriz y bailarina sumida en la soledad más absoluta, prácticamente en el olvido. Sus últimas esperanzas están puestas en una visita que va a recibir por parte de los productores de una conocida e importante cadena de televisión, en la ilusión de que van a ofrecerle un contrato para formar parte del reparto de una serie televisiva. En la espera recorre su historia.

Escrita por José Carlos Fernández Moreno, la puesta es dirigida e interpretada por Angie Cortejosa. Su hermana, Rocío Cortejosa, es la encargada de comunicación del grupo y habló con LA GACETA sobre la experiencia, que podrá seguirse en el canal de YouTube del festival internacional que organiza desde la provincia Sala Ross.

- ¿Qué implica participar desde la virtualidad de este festival?

- Participar en este encuentro es para nuestra compañía algo novedoso y que nos completa, nos equilibra y hace descubrir y abrir nuevas puertas.

- ¿Podemos hablar de teatro femenino?

- Sí, hablamos de un teatro femenino, un evento artístico hecho por la mujer por lo que sentimos, lo que necesitamos, lo que nos genera impotencia, lo que queremos erradicar, lo que va más allá de una percepción distinta. Somos abuelas, madres, tías, hermanas, hijas, damos vida... Ya sólo por eso, nuestro mundo es distinto.

- ¿El teatro es machista?

- Pensamos que el teatro habla desde la perspectiva que queramos enfocarlo. Por ello, no es machista; en tal caso lo sería quién dirige, quien escribe, quien representa. El teatro es arte, es carne.

- ¿Cuál es la experiencia sobre la trascendencia de la mujer en el teatro?

- Aún queda mucho por dar a entender en este siglo. Queda mucho por mostrar y en consecuencia, demostrar. Mi experiencia siempre es generar una cadena de “sí se puede”, tenemos poder y potestad para ello. Queda todavía bastante camino por recorrer, falta mucha empatía por conseguir.

- ¿De qué forma están trabajando en España?

- Trabajamos actualmente de manera presencial, aunque ya nunca descartamos la virtualidad, cosa que antes para nosotros era impensable. Damos talleres adaptados y enfocados también a la igualdad, a la conciencia del trabajo como personas que somos y que, además, formamos parte de un todo.

-¿Cómo desarrollaron su arte en tiempos de confinamiento?

- De manera on line, por Zoom. Decidimos crear una serie web donde cada actor y actriz, era conducido a través de un programa de ordenador, y recibía las pautas para realizar sus escenas. Fue un modo de seguir en activo y no caer en el olvido, además de pensar que la adversidad es muy positiva para fortalecer las relaciones humanas.

Otras opciones

La grilla del día se completa con dos propuestas desde la Capital Federal. A las 20 se presentará “Rotas”, de XXY Colectiva de Artistas, dirigida por Andrea San Martín. La propuesta se centra en las cuestiones de género desde las vivencias de la vida cotidiana bajo el concepto de que “lo personal es político”.

Para el cierre, a las 21 estará disponible “Vigilante”, el unipersonal interpretado por Claudia Cantero y con dramaturgia y dirección de Laura Sbdar, que estuvo de gira presencial hace un par de años por Tucumán.

La escena se desarrolla dentro y alrededor de una garita de seguridad, donde una vigilante privada trabaja entre las contradicciones sociales, la necesidad vital y los desafíos de ser madre.

Comentarios