Mejora el niño que sobrevivió a un accidente - LA GACETA Tucumán

Mejora el niño que sobrevivió a un accidente

Octavio fue internado tras la tragedia de sus padres en la autopista. “Se gestó un milagro”.

15 Jun 2021
2

FESTEJO. Allegados celebraron por Octavio fuera del Hospital de Niños.

Entre tantas malas, la buena noticia resplandeció en los ojos y en la voz de Ermelindo Torres, que no logró ocultar su emoción al enterarse de que su sobrino Octavio, quien el domingo cumplió cinco años, fue estabilizado y hoy pasará de la sala de terapia intensiva a la de intermedia. Ayer le sacaron el respirador al niño que sobrevivió a una tragedia en uno de los accesos a la capital, en la autopista de Circunvalación.

El 5 de junio cerca de las 20, el Fiat Siena en el que viajaban Diego Ross (42 años), su esposa Nora Beatriz Torres (45) y su hijo Octavio impactó contra una rueda de camión que yacía sobre la calzada del puente de acceso a San Cayetano. El conductor nunca pudo estabilizar el vehículo que cayó del puente hacia la platabanda e impactó con el techo contra el piso. Los padres fallecieron a las pocas horas en el hospital Padilla por las graves lesiones que presentaba. Octavio llegó muy grave también al Hospital de Niños.

“Gracias a Dios y a las oraciones de la gente; gracias a los médicos del Hospital de Niños que se portaron de mil con nosotros. El chiquito entró prácticamente sin vida al hospital y hoy ya mueve los dedos, reacciona a los estímulos”, señaló Torres con una emoción que conmovía. “Se gestó el milagro”, agregó en una entrevista con LA GACETA.

El domingo fue un día de muchas emociones para esa familia. Por la mañana subieron a Villa Nougués donde esparcieron las cenizas de “Bety”, luego regresaron a la ciudad y, por la tarde, todos se reunieron nuevamente en la entrada del centro asistencial para celebrar el cumpleaños de cinco del pequeño Octavio.

“Fue un cumpleaños diferente, pero estuvimos todos. Sabíamos que no podíamos estar junto a él obviamente, pero al menos queríamos ir y hacerle el aguante”, contó Torres, que recibió buenas noticias por parte de los médicos pero que aún no sabía que el mejor regalo llegaría al día siguiente cuando les avisaron que su sobrino ya puede respirar por sus propios medios.

“Mañana lo van a despertar y empezará a verlo el neurólogo para ver si es que le queda alguna secuela de todo esto. Llegó muy lastimado acá y pasó por un microinfarto, pero está la esperanza de que no haya secuelas”, describió el familiar.

La fiesta para el niño quedará pendiente, pero se hará cuando llegue el momento. “En Lules tenemos al Hombre Araña, es un muchacho muy conocido que anima en las fiestas. Él ya se contactó con nosotros para que cuando Octavio tenga el alta médica lo esperemos afuera con él y con otros animadores”, manifestó el tío del niño esbozando una sonrisa.

Por otra parte, ayer por la noche en La Reducción de donde eran oriundos Diego Ross y “Bety” Torres, se llevó a cabo la misa por las nueve noches de la muerte de la pareja.

Comentarios