"Perro porquería" y "vayan a vivir al campo": el cartel que le pegaron en la puerta, por su mascota - LA GACETA Tucumán

"Perro porquería" y "vayan a vivir al campo": el cartel que le pegaron en la puerta, por su mascota

El comportamiento de un pequeño salchicha provocó el fuerte reclamo de un vecino.

13 Jun 2021
1

El comportamiento de las mascotas es uno de los motivos del quiebre de la convivencia entre vecinos. Los momentos de peleas o quejas se presentan con más frecuencia en los edificios: aquel que no tiene a su cuidado un perro o un gato suele expresar ese malestar.

Un caso que puso de manifiesto esto ocurrió en un edificio de calle Santiago del Estero al 600, en la capital provincial. Noelia, como se presentó, se topó el jueves pasado con un cartel en la puerta de su departamento. A través de ese escrito recibía un fuerte reclamo. “Por favor, es una falta de respeto hacer ladrar horas (a) ese perro ‘porquería’. Respeten, de lo contrario vayan a vivir al campo”, leyó en la hoja pegada con cinta.

La joven es dueña de “Romeo”, un perro salchicha de 9 años. Según contó, no era la primera vez que recibía este tipo de mensaje. Explicó que su mascota se quedaba sola en su departamento “muy rara vez, situación que utilizaría algún vecino para quejarse.

Reconoció que “Romeo” se alteraba al sentir el timbre o que tocaban la perta, o que reaccionaba ante personas extrañas. De todas formas, aclaró que se trataba del comportamiento de un animal pequeño, “un salchicha totalmente inofensivo”.

Perros en departamentos

El médico veterinario, Diego Rébola, recomendó perros mestizos o razas pequeñas para la vida en departamentos o espacios reducidos, como caniche, el bulldogs francés, el schnauzer o un salchicha, justamente, además de la adopción responsable.

El especialista explicó que “necesitan que los dueños se comprometan a sacarlos a pasear continuamente en el día”, según la rutina, para evitar así problemas: mal comportamiento y aumento de peso, entre otros.

El veterinario remarcó que entre los perros se pueden presentar, además, ansiedad.

“En la primera etapa, es importante que el perro entienda cuál es su lugar y su comida. Hay que evitar que suban y permanezcan en los sillones o en las camas, debido a que eso conlleva problemas de comportamiento o provocaría alguna lesión”, explicó el especialista, quien hizo hincapié en el adiestramiento por el ladrido.

Comentarios