Ecos - LA GACETA Tucumán

06 Jun 2021

En algunos días circulará por las calles de Tucumán, nuevamente, la literatura de Eduardo Perrone. Se trata de un libro que reúne sus tres novelas fundamentales: Preso común, de 1973; Visita, francesa y completo, de 1974; y Días de reír, días de llorar de 1976, lanzadas en esos años por Ediciones de la Flor, mítica editorial de Buenos Aires.

En esta ocasión, es la Editorial tucumana La Papa la que asume la gratificante tarea de publicar a Eduardo Perrone. La obra lleva el nombre de Trilogía y compila sus primeras novelas en un solo tomo. Pero no se trata solo de reunir. La minuciosa edición estuvo al cuidado del Dr. en letras Martín Aguierrez, quien en el prólogo desarrolla un profundo y actualizado análisis de la narrativa “perroneana” y sus implicancias en la literatura y la cultura tucumana. También el escritor y editor Maximiliano Cárdenas comparte, en una semblanza de autor, su recuerdo del “Buby” Perrone como amigo, compañero de experiencias y temprana influencia literaria. Las imágenes de tapas pertenecen a la película Perrone, escritor filmada y dirigida en el año 2000 y publicada en el 2010 por la cineasta Peri Azar. A modo de conclusión, los comentarios finales de la Dra. en Letras Verónica Juliano, renuevan la lectura de la maquinaria ficcional del escritor tucumano más vendido de los años 70.

Fue a través de la editorial El Cruce Cartonero, perteneciente a la Asociación Civil Crecer Juntos, que en el año 2013 estas novelas se publicaron por primera vez en Tucumán. Retomando esa importante labor de revisión y digitalización, Editorial La Papa convocó al editor y colaboradores para una nueva publicación, aportando como novedad la idea de Trilogía.

Con el esfuerzo económico que significa abordar la edición, diseño, maquetación e impresión de 200 ejemplares de 630 páginas, La Papa invierte en la Trilogía de Eduardo Perrone con la intención de recuperar a uno de los autores vitales de Tucumán. La escritura de Perrone compone una voz que marcó un trayecto en la construcción del campo de las letras. Narró una ciudad y una sociedad que, hasta la publicación de Preso común, permanecían alejadas de los debates que se daban en las tertulias de La Cosechera y El Buen Gusto. Eduardo Perrone puso a trabajar una ficción dónde no había ni siquiera una mirada.

Con este proyecto la Editorial La Papa inaugura la Colección Ecos, e incurre en la proeza de practicar la memoria: un reencuentro con lo que todavía sucede.

© LA GACETA

Facundo Iñiguez – Miembro

del equipo editorial de La Papa.

Comentarios