Por qué debés chequear tus lunares cada año - LA GACETA Tucumán

Por qué debés chequear tus lunares cada año

Cuidarse de la radiación ultravioleta (Sol) y los controles anuales son claves para prevenir los melanomas, los tumores de pie más peligrosos.

25 May 2021 Por Claudia Nicolini
1

LOS LUNARES. Si crecen, son asimétricos, tiene contornos irregulares forma o varios colores son señales de alerta: pueden llegar a ser tumores de piel.

Los problemas que ponen en riesgo nuestra vida suelen asociarse con el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro. Pero es importante saber que también proteger la piel puede salvar tu vida. Esa es la premisa sobre la que la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) presentó “Vamos al punto”, la campaña para prevenir uno de los más peligrosos cánceres de la piel.

Se trata del melanoma, que si bien no es el más frecuente, es más agresivo, por su capacidad de invadir otras partes del cuerpo si no se logra un diagnóstico temprano. Se desarrolla cuando los melanocitos (las células que le dan color bronceado a la piel) comienzan a crecer sin control.

La campaña hace hincapié en la importancia del chequeo anual de la piel para poder detectar a tiempo cualquier tipo de anomalía. “Es importante conocer el propio cuerpo y atender sus señales -destaca Silvia Molina, jefa del Servicio de Dermatología del hospital Avellaneda-: los lunares nuevos, o que nunca controlados, y las manchas de aparición repentina (o que cambian de color o de tamaño), por ejemplo, son señales de advertencia. También hay que estar atentos a lunares con síntomas como sangrado, picazón o sensibilidad”.

“El melanoma es un tumor que está a la vista. Hoy sabemos que este puede prevenirse si evitamos la exposición solar y tenemos la información correcta sobre otros factores de riesgo y los métodos de prevención -resalta por su parte María Florencia Cuadros, oncóloga Clínica especializada en melanoma y miembro de la AAOC-. La detección temprana mejora enormemente el pronóstico y la sobrevida, ya que la mayoría de los estadíos iniciales pueden curarse”.

“Nunca hay que pensar ‘es sólo una manchita’”, agrega Molina, y advierte que la detección temprana es fundamental, porque puede ser difícil de tratar si pasa inadvertido y llega a diseminarse. En cambio, si se detecta pronto, suele ser curable.

También en pandemia

El eslogan de la campaña “Vamos al punto” te invita a no dar vueltas sobre el tema, a no demorar los controles que te pueden salvar la vida, pero la falta de información sobre cómo prevenir y cuáles son los factores de riesgo es una de las principales causas de que, año tras año, se presenten cada vez más de casos de cáncer de piel que podrían evitarse. Aún en el contexto actual -destacan e insisten las especialistas- la recomendación es no descuidar el chequeo.

“Inclusive en estos tiempos de pandemia sigue siendo fundamental la consulta anual con un especialista en dermatología para que nos ayude a prevenirlo y para hacer un diagnóstico a tiempo”, resalta Cuadros.

La insistencia tiene como fundamento las cifras: según las últimas estimaciones realizadas por la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC) en 2020, en el mundo se diagnosticaron 324.635 casos de melanoma; de ellos, 18.881 corresponden a Latinoamérica. En Argentina se calcula que ocurren cerca de 1.730 casos por año.

“Los consultorios de dermatología están funcionando, con todos los protocolos; y los especialistas cuentan con la preparación y el instrumental (como lupas, dermatoscopios) para analizar las lesiones”, informa Molina

Prevenir

La exposición a las radiaciones ultravioletas provenientes del sol, es la causa más frecuente, pero no es la única frente de acumulación de rayos UV: también puede provenir de fuentes artificiales, como las cabinas de bronceado y las lámparas solares. “Son responsables clave del daño en el ADN celular, que puede llevar a lesiones precancerosas o cancerosas de piel, y ese daños es progresivo y acumulativo -destaca Molina-. La piel tiene memoria inmunológica . Y quienes han sufrido quemaduras severas de Sol, con desarrollo de ampollas, corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel”. Otros factores de riesgo, son los antecedentes familiares de melanoma y el la presencia de muchos lunares y/o pecas en el cuerpo, entre otras

Autoexamen del cuerpo

Un importante paso para prevenir el melanoma es conocer tu piel (Ver “La regla del Abcde”) Por eso la campaña te propone:

• mirá bien todo tu cuerpo, de frente y por detrás, en el espejo.

• parado ante el espejo, observá bajo los brazos, las nalgas y entre ellas, también tu área genital. No olvides revisar pies y palma de las manos.

• sentado, observá la parte frontal y posterior de ambas piernas.

La regla del abcde: cómo distinguir un lunar de un melanoma

Se sospecha un melanoma ante uno o más de estos signos de alerta:

- A de asimetría: los lunares son redondos y simétricos. Los melanomas son asimétricos (una mitad es diferente de la otra mitad)

- B de borde: los lunares tiene bordes regulares. La mayoría de melanomas iniciales tienen bordes irregulares y festoneados.

- C de color: los lunares son marrón claro u oscuro, pero homogéneo. Los melanomas iniciales tienen color no 

- D de diámetro: los lunares tienen un diámetro inferior a 6 mm. Los melanomas tienen, en general, un diámetro mayor.

- E de evolución: los melanomas muestran cambios en tamaño, forma, color. O sangran, se inflaman, enrojecen, pican...

Vacuna terapéutica: se desarrolla en la Argentina 

El laboratorio de Cancerología de la Fundación Instituto Leloir, liderado por José Mordoh, investigan cómo “enseñar” al sistema inmune enfrentar el melanoma avanzado con una vacuna terapéutica llamada CSF-470, alternativa no invasiva y libres de los efectos secundarios de terapias convencionales (radio y quimioterapia), y más eficaz que el inerferón, que se usa  hoy como tratamiento. “Demostramos que nuestra vacuna es mucho menos tóxica que el interferón y prolonga más la sobrevida de los pacientes”, explicó Mordoh. Este proyecto fue uno de los pioneros en el uso de la inmunoterapia en nuestro país y a nivel internacional. 

Fuente: www.leloir.org.ar

Comentarios