Cartas de lectores III: privilegios - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores III: privilegios

22 May 2021

Cuando la tragedia sanitaria se devora todos los días cientos de puestos de trabajo y el desempleo y la necesidad castigan los hogares de millones de argentinos, vemos cómo nuestra venturosa dirigencia no resignó ninguno de los numerosos privilegios que ostenta. Todo lo contrario, los aumentó. Salvo honrosas excepciones, se colocan en el primer lugar de la fila, para por ejemplo, ser vacunados antes que cualquiera de los miles de trabajadores esenciales o personas de riesgo. Un ejemplo paradigmático de ello lo dio el procurador General del Tesoro Carlos Zannini y su esposa, que luego de vacunarse mintiendo ser personal de salud, justificó lo hecho diciendo que cumplía “funciones decisionales”. Desde ahí para abajo encontramos de todo: concejales, funcionarios de variado color y pelaje, parientes, amigos, etc. y no hablemos de las vacunas que se “perdieron” en el camino. Volviendo a lo económico sobran los malos ejemplos. Acá cerca nomás, el caso del ex concejal “Tuco” Aldonate, de nuestra ciudad, nombrado en el Ministerio del Interior con rango de secretario, con la jugosa remuneración pertinente, recordándonos a todos que ningún “compañero” va a quedar a la intemperie. Y hay más todavía: con bombos y platillos se anunció la incorporación de la hija del ex intendente monterizo Alberto Olea, actual funcionario a cargo de las comunas, y de la concejala “Cuyi” Carrillo al Ministerio de Seguridad. Con este cargo la familia completa del citado funcionario ya vive del Estado, o sea de nuestros escuálidos bolsillos (dos hijos más trabajan en nuestro hospital Gral. La Madrid). Resumiendo, mientras el buque se hunde lentamente y los botes salvavidas ya tienen nombre y apellido, al país entero sólo le queda encomendarse a la voluntad divina.

Ricardo A. Rearte

Pasaje Díaz Vélez 66

Monteros

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios