Rugby: 2011 y el recuerdo de aquellos Pampas - LA GACETA Tucumán

Rugby: 2011 y el recuerdo de aquellos Pampas

Se cumplieron 10 años de la conquista de la Vodacom Cup, un hito que sirvió de base para los éxitos que siguieron.

19 May 2021

La verdadera dimensión de ciertos sucesos solo puede apreciarse con la perspectiva que otorga el paso del tiempo. Esa distancia es la que pone las cosas en su lugar y permite ver la foto completa. Y así, lo que un día fue un éxito puntual de un equipo muy joven en una competencia lejana y todavía novedosa, se transformó con los años en una gesta histórica, que sirvió de base para todo lo que vendría después y que anunció la pronta llegada de una nueva y valiosa generación de Pumas, compuesta por nombres como Nicolás Sánchez, Agustín Creevy y Juan Imhoff, entre muchos otros.

Así de importante fue la conquista de Pampas XV en la Vodacom Cup 2011, hito del cual se cumplieron 10 años en estos días (más precisamente el 13 de mayo). Liderados por Daniel Hourcade, entrenador cuyo nombre tampoco resultaba de dominio público fuera de Tucumán, los Pampas ganaron de punta a punta el torneo sudafricano de franquicias (segundo en importancia detrás de la Currie Cup) y demostraron que la recién formada estructura profesional de la UAR, sintetizada en el Pladar, comenzaba a dar sus primeros frutos. Cabe recordar que Pampas XV era era la identidad que en dicha competencia asumían los Jaguares, el seleccionado argentino de desarrollo, que luego pasaría a llamarse Argentina XV, reservando el nombre de Jaguares para la franquicia de la UAR en el Súper Rugby.

Además de Hourcade y Sánchez, también formaron parte de ese plantel los tucumanos Julio Farías, Gabriel Ascárate, Benjamín Macome, Ramiro Moyano, Santiago Guzmán, Roberto Tejerizo y el médico Pedro Gauna, este último como miembro del staff.

“Tremendo equipo, muy joven con un par de experimentados como el ‘Flaco’ Farías. Fue un antes y un después para todos”, postula Ascárate.

“Fue el puntapié de lo que vino después. Se empezó a mostrar un juego distinto, integrado, y fueron apareciendo las primeras figuras por afuera. Algunos se destacaron en el Mundial de ese año y otros fueron muy importantes en el de 2015”, certifica Farías, quien tendría su debut en una Copa del Mundo meses más tarde, llegando a marcarle un try a los All Blacks en cuartos de final.

Ciertamente, bajo la batuta de Hourcade, Pampas se animó a despegarse de la identidad defensiva y de forwards que caracterizaba a los equipos argentinos, y a apostar por un estilo dinámico y audaz, que también le daba protagonismo a los tres cuartos. “El rugby que jugaba hace 10 años al rugby que se juega hoy. Era espectacular”, enfatiza Ascárate.

“Colimba” sudafricana

El roce con los equipos sudafricanos endureció el físico y el temperamento de los jugadores argentinos. “Fue una experiencia muy dura, no estábamos acostumbrados a eso”, recuerda Farías. Desde el costado de la cancha, el “Zorro” Gauna fue testigo de esa dureza en cada tackle y en cada ruck. “Los sudafricanos son los más duros. Por eso la Vodacom fue la mejor ‘colimba’ para los que después llegaron a ser Pumas. Por ahí te encontrabas figuras como (Tendai) Mtawarira. Lástima que eso se terminó pocos años después, porque para mí Sudáfrica es la mejor escuela. En Australia y Nueva Zelanda se juega a otro ritmo, pero para mí Sudáfrica es donde los chicos se hacen hombres”, opina Gauna.

Que ese equipo jugaba fantástico y tenía talento de sobra es indiscutible, pero todos coinciden en que el ingrediente clave fue la sintonía que desarrolló el grupo para sobreponerse a una estadía de tres meses en un país lejano y en una ciudad como Potchefstroom, que poco tenía para ofrecer fuera del Instituto de Alto Rendimiento de la Universidad del Noroeste, donde estaban hospedados. “En esa adversidad se formó el grupo, la familia Pampa. Está bien, el equipo jugaba bárbaro, pero el grupo estaba por encima. Y si no tenés grupo, no tenés equipo. En eso resalto mucho el papel de los líderes, como (Agustín) Creevy, ‘Chacha’ (el capitán Miguel de Achával), el ‘Flaco’ (Farías), ‘Leo’ Senatore, ‘El Canario’ (Agustín) Gosio...son los que empujaron al resto”, subraya Hourcade.

“Fue largo, pero nos divertimos tanto que, por lo menos yo, nunca sentí eso de estar tan lejos de casa. Es una experiencia que hasta el día de hoy valoro muchísimo”, aporta Macome.

Una vez obtenido el título (Pampas XV arrasó ganando todos los partidos) llegó el momento de armar los bolsos y pegar la vuelta. Sin embargo, aunque esperado, también fue difícil. Hourcade recuerda esa última ronda: “es un recuerdo hermoso. Al principio pensábamos ‘qué largo va a ser esto’, pero la pasamos tan bien, nos divertidimos tanto, que al momento de volver estábamos todos llorando”.

Comentarios