Rugby: la serpiente y la “macumba” - LA GACETA Tucumán

Rugby: la serpiente y la “macumba”

19 May 2021

Uno de los episodios más recordados de la gira fue la aparición de una peligrosa serpiente nativa en unas escaleras de camino hacia las habitaciones. “Estaba enroscada en un aplique de la luz. Era de esas bien venenosas, y tuvieron que venir los del departamento de sanidad para capurarla”, cuenta Pedro Gauna.

Una gira con tanto tiempo libre es un caldo de cultivo para la proliferación de bromas entre los jugadores. A Roberto Tejerizo no sólo le tocó bancarse las gastadas de recién llegado (se sumó después por la baja de un compañero y debió aclimatarse a la 1.400 metros de altura de Potchefstroom cuando los demás ya estaban acostumbrados), sino también una “macumba” orquestada por Agustín Creevy y otros más: “una noche me tiraron agua por abajo de la puerta de la habitación. Cuando me desperté y vi que el piso estaba mojado, pensé que estaba perdiendo el baño. Fui a la recepción y ellos le habían dicho al recepcionista que me dijera que en mi pieza había muerto una persona ahogada. Ya venía sugestionado con eso cuando otro día entro a la habitación y veo una paloma muerta adentro de un círculo de sal y cosas escritas en la pared de color rojo. Me pegué un susto terrible. Al final era una paloma muerta que se había encontrado Creevy, y no tuvo mejor idea que subirse por el balcón para dejarme la paloma en el piso con sal y las paredes escritas con ketchup”.

Comentarios