“Reforma judicial: la escalada de un Gobierno débil” - LA GACETA Tucumán

“Reforma judicial: la escalada de un Gobierno débil”

Beatriz Ávila objeta el proyecto y no dará quórum.

18 May 2021
1

“El Gobierno nacional da un paso temerario al intentar transformar a un importantísimo funcionario judicial en un comisario político a merced de sus presiones e intereses. En efecto, el proyecto que persigue modificar la ley que regula el Ministerio Público Fiscal es a todas luces un acto del mas burdo ataque a las ya endebles instituciones de nuestro sistema republicano”. Así lo expresó a LA GACETA la diputada Beatriz Ávila (PJS) en rechazo a la reforma judicial que propone el Frente de Todos. La parlamentaria -a la que medios nacionales la consideraban “indecisa” respecto del proyecto- dijo que no solo rechaza la iniciativa sino que, además, no dará quórum para la sesión. “Eso es problema del oficialismo”, indicó.

“Es un proyecto vergonzoso -añadió-: disminuir la mayoría exigida para la selección del Procurador General no significa mas ni nada menos que cualquier mayoría circunstancial, como las muchas que hemos visto desde el regreso a la democracia, podrá por sí misma designar a quien debería ser ungido fruto del consenso mas exigente por la envergadura de su cargo”. Añadió que todas las modificaciones al proceso de remoción, exigiendo cada vez menos mayorías agravadas, “colocará a este funcionario a tiro de remoción en orden al capricho o cualquier espurio interés del oficialismo”.

“Se enmarca en la escalada de un Gobierno débil para dotarse por medio de leyes de atribuciones peligrosas tal como sucede con los poderes inconstitucionales que se quieren arrogar con los superpoderes de la pandemia”, señaló Ávila. En esa línea consideró un hecho gravísimo y de dudosa constitucionalidad atribuir al PE la potestad de iniciar proceso de remoción del Procurador cuando a todas luces es una facultad exclusiva de la Cámara de Diputados. “Esto no hace mas que confirmar las oscuras intenciones del Gobierno”, afirmó.

Agregó que ninguna reforma al Poder Judicial que pretenda solo ser impuesta por contar con números en el Congreso puede ser convalidada. “Las buenas intenciones y la ingenuidad es algo de lo que el oficialismo carece, y dejar en sus manos decisiones como las que se menciona, es un real peligro para la democracia. El sistema de designación y remoción, la duración acotada del mandato, la posibilidad designar fiscales subrogantes, nada más parecido y cercano a la suma del poder publico en un peligroso avance por cercenar la independencia del Poder Judicial y por ende una real amenaza a las garantías constitucionales y las libertades individuales de los argentinos”, finalizó.

Comentarios