Sobreseyeron a los dos menores acusados del crimen de Albornoz Piccinetti por ser inimputables - LA GACETA Tucumán

Sobreseyeron a los dos menores acusados del crimen de Albornoz Piccinetti por ser inimputables

Al tercer implicado también lo aparataron de la causa por no haber pruebas en su contra por el delito de encubrimiento.

17 May 2021
2

Matías Albornoz Piccinetti.

Los tres menores de edad que estaban involucrados judicialmente en el crimen de Matías Albornoz Piccinetti, el alumno del Gymnasium que en 2017 fue asesinado de una puntada en el pecho en Santiago al 400, quedaron apartados de la causa.

En una audiencia realizada hoy, el fiscal Ignacio López Bustos pidió el sobreseimiento de los tres acusados. En el caso de dos ellos, basándose en que al momento del hecho tenían 14 y 15 años, por lo tanto eran inimputables.

Respecto al tercer sospechoso, quien estaba acusado de encubrimiento porque supuestamente era el responsable de haberse llevado el arma homicida de la escena del crimen, esa versión no pudo ser probada por ningún testigo, razón por la cual también quedó apartado de la causa.

25 Y SANTIAGO. El crimen ocurrió en pleno Barrio Norte durante el mediodía del viernes 19 de mayo. la gaceta / Foto de José Nuno

El caso de Albornoz Piccinetti se encontraba en el sistema de régimen conclusional. Pero, mediante una acordada de 2020, la Corte Suprema de Justicia de la provincia dispuso que todas las causas en las que estén involucrados menores de edad se debían adecuar al nuevo Código Procesal Penal. 

El fiscal López Bustos había solicitado la audiencia de hoy para evitar llegar a esa instancia, ya que penalmente no podía accionar contra los dos acusados por el homicidio por ser inimputables y contra el tercero, porque no tenía elementos probatorios para confirmar que haya encubierto el hecho. La jueza Ana María Iácono le dio la razón.

El caso

Albornoz Piccinetti, recibió un puntazo en el pecho el 19 de mayo de 2017. La agresión ocurrió durante un enfrentamiento de dos grupos de jóvenes alrededor de las 13, y a metros de la esquina de las calles 25 de Mayo y Santiago, es decir, en el centro de San Miguel de Tucumán. “Paver”, como apodaban a la víctima, murió antes de la medianoche de ese mismo día en el Centro de Salud (el otro chico herido logró recuperarse). Tres adolescentes de 14, 15 y 16 años fueron alojados por este caso en el Instituto Roca, pero a los pocos meses recuperaron la libertad. Los jóvenes tenían un pedido de sobreseimiento pendiente de resolución.

Comentarios