Productores de limón dicen que hay plantaciones que se perdieron - LA GACETA Tucumán

Productores de limón dicen que hay plantaciones que se perdieron

En Alinoa aludieron a las condiciones climáticas que afectaron a la región.

17 May 2021
1

El productor Joaquín Rodríguez advirtió que este año a causa de la sequía hay un 30% menos de limón en la provincia. “En el norte un área amplia de plantaciones adultas se perdieron o diezmaron. Habrá que recuperarse. Son los riesgos de una actividad que, al estar expuesta a factores climáticos y otros, es azarosa. Pero bueno uno a este trabajo lo lleva en la sangre, viene de herencia”, observó. Rodríguez es secretario ejecutivo de la Asociación de Productores de Alimentos del NOA (Alinoa) e integrante del comité ejecutivo de la rama producción de la FET.

El dirigente apuntó que la actividad se normalizó luego de las dos semanas de protesta que protagonizaron cosecheros auto-convocados por demanda salarial. “Esas reacciones fueron netamente políticas. El tema salarial ya se había arreglado y dentro de las fincas se trabajaba sin inconvenientes. El problema se presentó en las rutas, en donde no se permitía el paso de la cosecha”, dijo. Rodríguez admitió que los cosecheros al trabajar a destajo “no van a poder ganar como en otros años cuando cosechaban hasta cinco bins (recipiente de madera) por jornada. Ahora van a andar por los dos o tres”.

“El cosechero produce menos y cobra menos. Estimo que va a ganar unos $ 2.000 por jornada. De todos modos no todas las fincas están iguales y habrá algunas que van a producir y pagar más o también menos”, sostuvo el productor. Precisó que la Argentina en citrus y siembra directa está bien posesionada en tecnología.

“Tucumán trabaja muy poco con riego. Aun así el estrés en las plantaciones no hace diferencias. En esta sequía las que estuvieron regadas también tuvieron problemas de estrés. La cosecha no está normal en ninguna finca. En las plantas regadas al bajar la humedad ambiente estas se estresan tanto que aborta la floración”, explicó.

Pese a que un productor puede obtener una muy buena cosecha, hace diferencia en las ganancias –indicó- el que consigue producir y además comercializar. “El que arriesga y no sabe si va a ganar es el que trabaja la finca. Así se dan muchos altibajos. Hay momentos muy buenos y otros difíciles. Y en ese marco algunos desaparecen”, observó.

¿Qué representa para los productores el desafío de exportar? “La reapertura del mercado de la Comunidad Económica Europea (CEE) si bien es ventajosa, no es definitoria. Es que los precios están bastante bajo en esa región. Los números no cierran, pero nos interesa que ese mercado esté abierto”, explicó. El de EEUU sería uno de los más favorables.

Para el dirigente el factor dólar, con precio ficticio, y que en el cambio el Estado se queda con un 35% impacta negativamente en las expectativas de ingresos al bolsillo del productor. “En la soja que hoy está a 600 dólares la tonelada, se gana sin en embargo menos que en otros años desfavorables. Y es a causa de lo que se lleva el Estado. A un dólar a $ 100 recibimos $ 65. Las ganancias no están a la altura de los costos”, concluyó.

Comentarios