Los equipos de riego y su mantenimiento - LA GACETA Tucumán

Los equipos de riego y su mantenimiento

Un experto de la Eeaoc dio recomendaciones para su correcto funcionamiento.

22 May 2021
1

“El mantenimiento y la operación de equipos de riego presurizado es un aspecto sumamente importante en el manejo correcto de una plantación cítrica”, afirmó Francisco Sosa, técnico de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).

Añadió que el riego presurizado suplementario en las plantaciones cítricas de Tucumán constituye una práctica agronómica que contribuye a estabilizar la producción interanual, que aumenta la eficiencia de la fertilización mediante el fertirriego y que puede tener algún efecto positivo sobre el calibre de la fruta.

“La utilización de estos equipos de riego está limitada a épocas del año cuando las precipitaciones son escasas; y en muchas ocasiones el equipo de riego está sin uso varios días, incluso meses. Antes del inicio de la nueva campaña de riego es fundamental realizar tareas de mantenimiento para asegurar el correcto funcionamiento del equipo en los momentos de mayor necesidad”, subrayó el profesional.

Los componentes del sistema de riego presurizado generalmente son los siguientes: toma de agua (superficial o subterránea); cabezal del equipo (bombas, filtrado, controladores, inyección, reguladores); cañerías primarias; válvulas, y cañerías terciarias y laterales de riego.

“En cada componente del sistema se deben realizar tareas de mantenimiento antes y durante la campaña de riego”, detalló Sosa. Añadió que para una correcta operación del equipo de riego/fertirriego se debe contar con un adecuado diseño agronómico e hidráulico, con datos de presión y de caudales en los distintos puntos del equipo, características de los emisores, tiempos de avance, diámetros de cañerías, características de las válvulas, los filtros y otros componentes del equipo, calidad del agua, automatismos, etcétera. “Es fundamental la capacitación de los operarios y la revisión periódica de todos los componentes”, subrayó.

Señaló también que el mantenimiento preventivo demanda menos recursos y es más eficiente que las medidas correctivas.

Finalmente, Sosa mencionó que el manejo agronómico del riego resulta muy importante por el costo del mm y su impacto sobre la producción. “Resulta fundamental contar con información de suelo (capacidad de almacenaje de agua, profundidad de raíces, limitantes edáficas), aportes hídricos (lluvia y milímetros de riego aportados), demanda hídrica del cultivo (evapotranspiración), calidad del agua (salinidad, dureza, sodicidad, aporte de nutrientes). Contar además con un registro frecuente de humedad de suelos a distintas profundidades permitirá generar un balance hídrico del suelo a partir del cual se tomarán decisiones más acertadas en cuanto al manejo del riego. Los registros de variables de la planta como diámetro de fruta, tronco, potencial hídrico, temperatura, etc., permitirán optimizar aún más la práctica”, especificó

Estos conceptos los pronunció Sosa durante su disertación en el marco de una nueva edición del ya tradicional ciclo de conferencias online que lleva adelante la Eeaoc. Todas las jornadas pueden verse en el canal de YouTube de la entidad.

Comentarios