Imputan por homicidio a un vigía de la capital - LA GACETA Tucumán

Imputan por homicidio a un vigía de la capital

En un confuso episodio, hirió mortalmente a un joven que le habría robado ropa a un compañero. Le dictaron seis meses de preventiva.

15 May 2021 Por Gustavo Rodríguez
4

INCIDENTES TRAS EL TIROTEO. La Policía logró evitar que allegados y vecinos de la víctima lincharan al joven acusado del homicidio.

El robo a una vivienda de un barrio de Yerba Buena tuvo un trágico desenlace. El supuesto ladrón que habría ingresado a una vivienda del barrio San José, de Cebil Redondo, fue herido de dos balazos y murió ayer a la mañana. El autor del ataque es miembro de la Agencia de Protección de Espacios Públicos de San Miguel de Tucumán.

El miércoles por la noche, desconocidos ingresaron al domicilio de Matías Díaz, que también sería empleado municipal y que se desempeñaría en la misma área. Le sustrajeron varios elementos, entre ellos, prendas de vestir. Díaz hizo la denuncia en la comisaría de Yerba Buena.

Cuando se dirigía a cumplir con ese trámite, se cruzó con un grupo de jóvenes que tenían puestas las prendas que le habían robado la noche anterior. Los sospechosos estaban a la par de una gruta del barrio. “Se fue corriendo hasta la comisaría para decir lo que estaba pasando. Le tomaron la denuncia, pero como no tienen móviles, los policías llamaron a otras dependencias de la zona para que les enviaran apoyo. Como se demoraban, él llamó a sus compañeros”, explicó Luisa, una vecina del joven que sufrió el robo.

Puntos polémicos

Según los testimonios recogidos por LA GACETA, el caso tuvo varios puntos polémicos. “Los tipos llegaron en una de esas camionetas verdes de la Municipalidad hechos los hampones”, dijo María Laura Heredia, pariente de la víctima. Un vocero de la Municipalidad negó esa versión, aunque confirmó que el acusado del crimen pertenece a esa repartición y que estaban al tanto de la grave imputación que le habían realizado ayer.

En principio Díaz, pasadas las 13, llegó acompañado con varias personas al lugar para exigirles que le devolvieran las cosas. En esos instantes se generó la segunda controversia del caso. “Se armó una batalla campal. Como ellos se estaban llevando la peor parte, uno sacó un arma y comenzó a disparar a lo loco”, dijo Fernanda, vecina del barrio. “¡Qué pelea! Los quisieron correr a los tiros y ese pobre chico que vino a ayudar a su amigo no le quedó otra que defenderse del ataque. Actuó bien para defender su vida”, explicó Lorena M. allegada a la víctima del robo.

Más allá de las versiones, lo único cierto es que César Pérez, de 23 años, quedó tendido en el suelo con un disparo de arma de fuego en el abdomen y en el glúteo. Allegados al herido persiguieron al joven que disparó el arma hasta que lo alcanzaron. Le estaban propinando una feroz paliza cuando llegó la Policía, que evitó que fuese linchado. Una de las personas que se encontraba en la turba les entregó a los efectivos una pistola nueve milímetros. Los uniformados llevaron al sospechoso hasta la comisaría, donde lo identificaron como Francisco González Gauna (29) y, al requisarlo, le encontraron la documentación que lo habilitaba a portar armas.

El herido, que tendría antecedentes por delitos contra la propiedad, fue trasladado hasta el CAPS de la zona y de allí derivado al Padilla, donde falleció ayer a la mañana.

Audiencia

Ayer, cerca del mediodía se realizó la audiencia correspondiente. La auxiliar fiscal María José Agüero, acompañada por el fiscal Ernesto Salas López, acusaron a González Gauna de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El juez Federico Moeykens aceptó la imputación y, como lo habían solicitado los acusadores, le dictó la prisión preventiva por seis meses. Fuentes de la Municipalidad capitalina informaron que abrirán un sumario administrativo en contra del empleado detenido.

Las claves del caso

El origen de este homicidio fue el robo que se produjo el miércoles a la noche en una vivienda del barrio San José.

César Pérez, de 23 años, murió después de haber agonizado más de 15 horas. La víctima, según fuentes policiales, tenía antecedentes.

Francisco González Gauna (29), vigía de la capital, fue acusado de haber herido al joven. Se le dictó seis meses de prisión preventiva.

Los vecinos aseguraron que el vigía llegó en una camioneta oficial. Fuentes del municipio desmintieron esta versión.

Los allegados a la víctima dijeron que el acusado hizo disparos en una pelea. Los del imputado señalaron que hubo un tiroteo.

Hasta aquí, en la Justicia no manejan la posibilidad de que Pérez haya sido herido durante un enfrentamiento armado.

Comentarios