La interpelación a Lichtmajer: ecos en el recinto - LA GACETA Tucumán

La interpelación a Lichtmajer: ecos en el recinto

14 May 2021
1

EN LA LEGISLATURA. Lichtmajer, en su interpelación. Foto de Twitter @raulcpellegrini

Ataque y contrataque.- El jaldista Javier Morof fue el que más cuestionó al ministro Juan Pablo Lichtmajer, al punto que provocó las reaciones de los manzuristas Sergio Mansilla y Gerónimo Vargas Agnasse. Incluso, en determinado momento el ni presidente del cuerpo, Osvaldo Jaldo, pudo contenerlos en la “batalla verbal” y “chicanas” cruzadas con acusaciones sobre los orígenes políticos y adicciones, y hasta le tuvo que “imponer” a “Gero” en reiteradas veces que “bajara el tono” de voz al dirigirse hacia él, y a Mansilla a callarse y dejarlo hablar a Morof.

Lo cortés no quita lo valiente.- En relación a este hecho, llamó la atención cómo terminó la “exposición” del ministro Lichtmajer. El funcionario se levantó para retirarse después de que lo autorizara el presidente del cuerpo. Se demoró unos minutos en acomodar los papeles, y Jaldo invitó al personal de ceremonial a que lo acompañara a la salida. Así enfiló hacia la puerta y, cuando pasaba delante de la banca de Morof, lo saludó amistosamente estrechándole la mano (literal) y se fue. Fue del único de los legisladores que se despidió. Por lo menos de los que estaban en el recinto.

El nivel es bajo.- El legislador Mario Casali, de Fuerza Republicana, señaló en el recinto que “como ciudadano y como legislador entiendo que las escuelas de Tucumán no están en condiciones; hay excepciones, pero no están 100% para albergar las tareas normales”. Apuntó que “otra verdad es que los docentes no están bien pagados y les descuentan por los paros. Y el nivel de educación, es bajo”.

“Resultados calamitosos”.- Ricardo Bussi, titular de FR, dijo que el ministro, en cuanto a las respuestas de su cuestionario sobre la calidad educativa, “omitió deliberamente hablar de resultados de esas evaluaciones que pedimos, y respondió ‘ahí están, fijense en las cajas (con 30.000 fojas), ya que tenemos entendido que en evaluación de la región del Plan Aprender, los resultados de Tucumán son calamitosos”. Apuntó que le parecía extraño que hubieran pedido informes sobre una docente a migraciones, para sancionar a la supervisora que denunció irregularidades.

Miradas opuestas.- En su respuesta a Canelada, el ministro defendió los ascensos por mérito que promueven desde el Ministerio y aseguró tener una mirada opuesta al dirigente sobre la “meritocracia”. “La meritocracia desprovista de igualdad de oportunidades solo profundiza diferencias. Nadie desconoce la importancia de los méritos, pero hay que dar la oportunidad de crecer”, dijo el funcionario.

Sin agradecimientos.- A diferencia de sus pares de la oposición, el alfarista Raúl Pellegrini le manifestó a Lichtmajer que no le agradecía su presencia en el recinto, dado que no le estaba haciendo un favor a la Legislatura, sino cumpliendo con su deber como ministro. A la hora de la respuesta, el funcionario le manifestó que entonces él tampoco agradecería las preguntas del opositor. Pero cuando terminó su alocución, sí le dio las gracias. “Cierto: olvidé que no debía hacerlo”, le dijo cortésmente.

Contrapunto con un jaldista.- El legislador Daniel Deiana manifestó que, a diferencia de lo que sostenían los manzuristas, no hubo agresión ni desfaste ni se afectó la gobernabilidad, sino que se reivindicó el diálogo. “Yo defiendo el diálogo -le replicó Lichtmajer-, pero el diálogo no requiere de una interpelación. Vengo aquí porque es mi deber”.

Comentarios