¿Qué puede definir Fernández en su gira europea? - LA GACETA Tucumán

¿Qué puede definir Fernández en su gira europea?

El Presidente intenta que la Argentina no caiga en default con los organismos multilaterales

12 May 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

El Presidente se encuentra en Francia en el marco de la gira europea en busca de apoyo para la negociación con el FMI. Telam

“Deseamos que Argentina llegue a un acuerdo con el FMI con un programa para restablecer su estabilidad macroeconómica. Sé cuáles son los esfuerzos que desempeña, Presidente. Francia está a su lado”, expresó el presidente de Francia, Emmanuel Macron, al brindar una declaración a la prensa junto a su par argentino Alberto Fernández en el ingreso al Palacio del Eliseo, donde compartieron un almuerzo de trabajo. Para el Gobierno, la gira europea es crucial para establecer cuál será el rumbo de la economía antes, durante y después de las elecciones de medio turno, previstas para el 14 de noviembre.

En su viaje por la Unión Europea, la Argentina cosechó el apoyo del  9,84% de los votos de la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI), un porcentaje sólo superado por Estados Unidos y superior en conjunto a la representación que tienen países como Japón, China o Alemania.

La Junta de Gobernadores es la máxima autoridad dentro del organismo multilateral de crédito y está integrada por los ministros de Economía o los presidentes de los bancos centrales de cada uno de los 190 países miembro. Los sufragios y las adhesiones que el Gobierno nacional obtenga pueden servirle para definir la eliminación de la sobretasa requerida por Fernández o el perfil definitivo de la renegociación del acuerdo de junio de 2018, por el que el país mantiene una deuda de U$S 44.000 millones.

El presidente argentino visitará al Papa y extenderá hasta el sábado su misión europea, con la idea de mantener un encuentro con la titular del Fondo, Kristalina Georgieva que, junto con el ministro de Economía Martín Guzmán, participará en El Vaticano de un seminario organizado por la Pontificia Academia de Ciencias.  Pero, ¿cuánto es la deuda que el país debe cubrir en el corto plazo? ¿Qué es lo que pretende el Gobierno alcanzar durante esta gira? ¿Hay posibilidades que los organismos multilaterales le den un período de gracia a la Argentina?

El encuentro entre Fernández y Georgieva es considerado clave para evitar que la Argentina caiga en un doble default con el FMI y el Club de París.

En lo que resta del año hay vencimientos por U$S 6.000 millones contra los organismos internacionales. A fin de este mes vencen U$S 2.000 millones contra el Club de París, y luego otros dos vencimientos de  U$S 2.000 millones cada uno contra el FMI, en septiembre y diciembre.

Como el mes pasado el ministro de Economía volvió con las manos vacías de su viaje por Europa, ahora el propio presidente en persona fue a buscar mejor suerte, analiza Econométrica. La Argentina no tiene plata para afrontar estos vencimientos, ni acceso a los mercados para lograr financiamiento. Tampoco tiene dólares en el Banco Central, las reservas brutas están maquilladas con contabilidad y los únicos dólares reales que tiene la autoridad monetaria son del sector privado al respaldar los depósitos en dólares.

El Club del París ya le dijo a Guzmán que vuelva una vez que acuerde con el FMI. Lo mismo escuchará en persona el Presidente, advierte la consultora que dirige el economista Ramiro Castiñeira.

Respecto del FMI, las intenciones del Gobierno son un plan de pagos a 20 años y tasas más bajas. Las dos son imposibles, indica Econométrica. El FMI no puede por estatuto hacer esas concesiones ni con los países más pobres de África, difícil lo haga con un país que es miembro del G20 (al menos como recuerdo y reconocimiento de su pasado).

Pero el conflicto es todavía más grande, no sólo porque el Gobierno no quiere arrancar las negociaciones en el año electoral, sino que tampoco quiere discutir con el FMI reforma económica alguna, ni antes ni después de las elecciones. "La Argentina es un país que hace culto a la economía cerrada y el Estado corporativo, y cualquier acuerdo con el FMI exigirá una economía algo más abierta y leyes de este siglo", puntualiza el diagnóstico privado al que accedió LAGACETA.COM.

En definitiva, por falta de plata, por agendas incompatibles y porque hay elecciones, la Argentina se encamina a un default con los organismos internacionales, acota la consultora, si es que no prosperan las negociaciones que hasta el sábado encarará Fernández ante el Club de París y ante el Fondo. Casi seguro con el Club de París a fin de mes. El default con el FMI será en septiembre de este año o más tardar en marzo del año entrante, dependiendo si el FMI acepta que la Argentina le pague con los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el organismo repartirá en breve entre los países pobres para que compren vacunas.

"El default con organismos no rompe la cadena de pagos como lo hace un default con el sector privado. Por lo que no afectará el desempeño de la economía en lo inmediato. En definitiva, la soja hoy cotiza a U$S 600, mientras la Argentina sigue desojando la margarita para su próximo default", finaliza Econométrica.

Comentarios