Beneficios del uso de maduradores - LA GACETA Tucumán

Beneficios del uso de maduradores

Esta alternativa de manejo minimiza los efectos de los cañaverales volcados.

08 May 2021
1

DATO. Para tratar cañaverales caídos, esperar que vuelvan a levantar su follaje.

Una alternativa de manejo capaz de minimizar algunos de los problemas originados por la caída de los cañaverales es el empleo de los maduradores. Así lo indicaron técnicos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc). Luego, precisaron lo que permite la aplicación de estos:

• Detener el crecimiento (reducir las deformaciones y la incidencia excesiva del despunte).

• Mejorar el contenido de azúcar -con respuesta menor que en cañaverales erectos-, por lo que minimiza el retraso de la maduración.

• Demorar la reducción progresiva del contenido sacarino (Pol% y rendimiento fabril).

• Inducir y acelerar el envejecimiento y muerte del follaje, facilitando la limpieza.

• Disminuir el contenido de trash; en especial, los graminicidas, debido al desecamiento del follaje y a la inducción del anillo necrótico que provoca un despuntado químico.

En cuanto a la elección de maduradores, dosis y épocas de aplicación, explicaron que se deben atender los mismos criterios y recomendaciones técnicas señaladas para cañaverales erectos. Hay aspectos que los productores deben atender para hacer la maduración en cañaverales caídos: resulta importante destacar que para efectuar los tratamientos de cañaverales caídos, debería esperarse a que estos vuelvan a levantar su follaje; es decir, que no estén aún arrastrados, para que las hojas verdes estén bien expuestas y en condiciones de recibir eficazmente la pulverización aérea.

“Esto puede provocar cierta demora en la realización de los tratamientos, pero resulta importante para asegurar el éxito de las aplicaciones. Igualmente conviene evitar la realización de tratamientos más allá de mediados de mayo, porque las aplicaciones van perdiendo efectividad, no solo en la mejora del contenido sacarino, sino también en la reducción del trash y en la efectividad del despuntado químico”, precisaron.

Por último, señalaron que no resulta recomendable tratar con maduradores aquellos cañaverales caídos cuya cosecha no sea factible o previsible de efectuar hasta fines de julio, ya que se pueden registrar efectos contraproducentes y con mayores daños en la producción de caña, en el contenido de trash y en la calidad fabril a los que ocurren en un lote volcado no tratado. “Estos efectos adversos se deben a que la detención del crecimiento y muerte del brote guía del cañaveral madurado, sumado a la ocurrencia de temperaturas más altas provoca una profusa brotación de las yemas laterales y la generación de raíces en los nudos de los tallos lo que determina un deterioro más intenso de la calidad de los jugos”, explicaron. Ante cualquier consulta o inquietud sugirieron llamar al teléfono 4521000 (internos 144 o 262), de la sección Caña de Azúcar de la Eeaoc.

Comentarios