Caos en las rutas del sur por protestas de limoneros y de cañeros - LA GACETA Tucumán

Caos en las rutas del sur por protestas de limoneros y de cañeros

Mejoras salariales y la vigencia de la Ley de Biocombustibles son las exigencias de los trabajadores, que se congregaron en distintos puntos de la provincia.

06 May 2021 Por Rodolfo Casen
3

FOTO OSVALDO RIPOLL.

Las rutas del sur tucumano se transformaron hoy  en un verdadero caos a causa de las protestas que reanudaron cosecheros del limón y pequeños y medianos cañeros. Son varios los cortes en el tránsito que están practicando a lo largo de las trazas vieja y nueva de la ruta 38 generando largos congestionamiento de vehículos.  

Los “limoneros”, que reclaman mejoras salariales, están instalados en Villa  Belgrano, Río Chico, Arcadia, Monteros y Famaillá. Los cañeros permanecen en la traza vieja de la 38 a la altura de Río Seco. Estos productores reclaman la ampliación de la vigencia de la Ley de Biocombustibles, mayor control en la producción de azúcar en los ingenios y otras medidas que contribuyan a mejorar su precio. 

“El  costo de $1.500 la bolsa, con IVA incluido,  nos está sumergiendo en una crisis que puede conducir a la extinción de los pequeños y medianos productores. De ahí que básicamente demandamos la ampliación de la Ley de Biocombustible que regula la cantidad de caña a destinarse para azúcar y alcohol y el control de producción que evita la saturación del mercado con la consecuente caída de precio” expuso Horacio Dominguez

“Este es un plan de lucha que iniciamos y que se irá acentuando en la medida en que no consigamos respuestas a nuestras demandas” advirtió el cañero. Los cultivadores impiden principalmente el paso de transportes con cañas hacia el ingenio La Providencia, el único de la zona que comenzó a moler.

Limoneros

Los trabajadores del limón  volvieron a ganar las rutas luego de suspender ayer las protestas a causa de la lluvia y el frío. En esta mañana insistieron en reclamar un ajuste en el pago de sus salarios. “Actualmente el que más gana por la máxima cantidad de maletas que cosecha, alrededor de 30, no alcanza a percibir $25.000 por mes. Es decir que ese monto está muy por debajo del costo de la canasta familiar y nos pone en condiciones de indigentes” advirtió Ramón Correa. “Nos mintieron que hubo un nuevo acuerdo. Pero no hay nada firmado. Lo cierto es que nos quieren seguir pagando miseria. Nosotros seguiremos con esta lucha hasta conseguir un salario digno” advirtió el dirigente.

Comentarios