Video: la directora de una escuela azotó a una niña de seis años - LA GACETA Tucumán

Video: la directora de una escuela azotó a una niña de seis años

Sucedió en Estados Unidos. La educadora la golpeó para “castigarla” por haber dañado una computadora.

03 May 2021
1

ESTADOS UNIDOS.- Melissa Carter, la directora de una escuela de la ciudad de Clewiston, en Florida, Estados Unidos, azotó con una tabla de madera a una alumna de seis años que rayó una computadora.

En la oficina de la escuela y delante de la madre, Carter golpeó seis veces con la madera en las nalgas de la niña, que lloraba desconsoladamente. Para colmo la obligó a disculparse frente a su madre (que no hizo nada) por no haberse comportado en forma correcta.

"La próxima vez que vengas a esta oficina, esto pasará de nuevo. Cada vez que vengas aquí, ¿entendiste?", le advirtió Cecilia Self, la secretaria escolar presente durante el violento acto.

Según comentó la madre en una entrevista, el hecho sucedió el 13 de abril cuando la llamaron del colegio porque su hija había provocado un daño a una de las computadoras escolares, por un valor de 50 dólares.

La mujer fue a la escuela a asumir el costo y entonces la llevaron hasta la oficina de la directora Carter, donde tuvo que ser testigo del castigo. Cuenta que, al entender lo que iba a suceder, escondió su teléfono en su cartera y decidió grabar todo.

Quedó impresionada con el "odio" con el que la directora golpeó a su pequeña porque la propia madre "nunca le había pegado como le pegó ella", confiesa.

“Con el odio que golpeó a mi hija, es un odio que, realmente yo nunca le había dado a mi hija como ella la golpeó”, comentó la madre a las cadenas de noticias. Además, señaló que llevó a la niña a un doctor para que dejara registradas las marcas y moretones que le dejaron los golpes de la directora.

¿Por qué la madre no actuó?

El escandaloso video se hizo viral en las redes sociales. Allí se generó mucha polémica, sobre todo frente a la actitud pasiva de la madre de la niña, quien optó por filmar los golpes en lugar de frenarlos.  

Al respecto, la mujer explicó que no intervino porque pensó que teniendo pruebas de la violencia podría mostrarlo ante las autoridades. "Nadie me hubiera creído. Sacrifiqué a mi hija para que todos los padres puedan darse cuenta de lo que está sucediendo en esta escuela", insistió.

Medios americanos marcan que la madre no quiso intervenir ya que se encontraría en una situación migratoria irregular y temía represalias.


Comentarios