El Banco de Alimentos de Tucumán lanza una nueva edición de su campaña del agro - LA GACETA Tucumán

El Banco de Alimentos de Tucumán lanza una nueva edición de su campaña del agro

El objetivo de la institución es recaudar fondos para adquirir comida de alto valor nutricional para entregar a casi 50.000 personas en situación de vulnerabilidad social.

01 May 2021
1

SOLIDARIDAD. El Banco de Alimentos de Tucumán lanza una nueva edición de su campaña del agro.

La Fundación Banco de Alimentos de Tucumán lanza una nueva edición de su campaña del agro con el objetivo de recaudar fondos para adquirir comida de alto valor nutricional para entregar a 47.700 personas en situación de vulnerabilidad social.

Desde 2002, el Banco de Alimentos rescata alimentos que reciben en donación de industrias alimenticias, de productores agropecuarios y de supermercados. Se trata de alimentos que salieron del circuito comercial aunque están perfectamente aptos para ser consumidos. La institución le da un valor social a ese alimento que perdió el valor comercial -productos con fecha de vencimiento corto, excedentes de producción, error de envasado, entre otros-.

“Las donaciones que recibimos no llegan a cubrir la necesidad nutricional y alimentaria en cantidad y en calidad de los beneficiarios. Debido a ello desarrollamos campañas para recaudar fondos con los cuales compramos alimentos que no conseguimos obtener en donación”, explicó a LA GACETA el presidente del Banco de Alimentos Pablo Grandval.

Dentro de estas campañas para recaudar fondos, y como pilar fundamental, se encuentra la Campaña del Agro, cuyos principales donantes provienen del sector agropecuario de la provincia. Estos realizan donaciones de soja o de maíz mediante las acopiadoras asociadas al programa -Aceitera General Deheza (AGD), Bunge y Coop. Unión y Progreso-. Esto se comercializa y con el dinero colectado por dicha venta se adquieren alimentos indispensables para cubrir la canasta básica alimentaria de los 47.700 beneficiarios. “En la campaña del año pasado recibimos en donación 260 toneladas de granos, las que significaron 150.000 platos de comida de alto valor nutricional”, agregó Grandval.

La Fundación Banco de Alimentos de Tucumán está inscripta en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (Ruca), como canjeador de bienes y/o servicios por granos. A la vez, en el inciso C del artículo 81° de la ley de Impuesto a las Ganancias como organización deducible. Debido a ello, todas las donaciones -se trate de dinero en efectivo o de alimentos y/o servicios- pueden ser deducidas por los donantes.

Donar es muy fácil. Basta un llamado a las acopiadoras, mediante el cual se les informa la voluntad de hacer la donación (cesión) a favor del Banco de Alimentos. Vale destacar que en el caso de AGD dona el servicio de flete al puerto. Luego le llegará el agradecimiento formal junto a la desgravación correspondiente por parte de la Fundación.  

El Banco de Alimentos de Tucumán es una organización sin fines de lucro, que contribuye a reducir el hambre, a mejorar la nutrición y a evitar el desperdicio de alimentos. Busca ser un puente entre los que sufren hambre y aquellos que deseen colaborar por medio de un canal transparente y eficiente, que les garantice que su donación llegará a miles de personas que no tienen asegurada su alimentación.

El año pasado el Banco de Alimentos logró entregar el equivalente a 3.099.615 platos de comida: distribuyó 1.033.205 kilos de alimentos y de productos. De esta manera colaboró con la alimentación de 47.700 personas por día, un 35% más que durante 2019. Se llega a estas mediante 124 organizaciones sociales -comedores sociales, cocinas comunitarias, merenderos, hogares, escuelas rurales, etcétera-, ubicadas en toda la provincia.

El Banco de Alimentos de Tucumán integra la Red Argentina de Bancos de Alimentos, conformada por 25 Bancos de Alimentos de todo el país. En el marco de la pandemia de coronavirus, el trabajo de los Bancos de Alimentos de todo el país fue y sigue siendo fundamental, ya que trabajaron activamente para que los alimentos lleguen a quienes más lo necesitan. Sus actividades nunca se detuvieron, sino que continuaron bajo estrictos protocolos de bioseguridad, ya que la demanda de alimentos aumentó.

En cifras, el trabajo durante el año pasado de los Bancos de Alimentos del país reportó más de 31,6 millones de kilos de alimentos entregados; más de 90 millones de platos de comida, más de 1,6 millón de personas beneficiadas en 5.237 comedores, merenderos y entidades con las que se trabajó.

Temas

Tucumán
Comentarios