Matheo tuvo una mejoría - LA GACETA Tucumán

Matheo tuvo una mejoría

“No puede haber otro caso así”.

21 Abr 2021 varios autores
1

ALLANAMIENTO. Fue en casa del detenido, en barrio Ejército Argentino

“El alivio para mí es la salud de mi hijo y que todo salga bien, pero sí, también es un alivio saber que ya atraparon a alguien y que la sangre derramada de mi hijo no va a quedar en la nada. La Policía y la Justicia tienen que actuar, no puede volver a haber un caso así”, aseguró Lorena Sánchez, la madre de Matheo, después de que policías detuvieran a uno de los sospechosos de haber baleado en el pecho de su hijo, que se encuentra internado en estado delicado en el hospital de Niños.

La mujer y su hijo se habían presentado el sábado en el barrio San Francisco para entregar la ropa que llevaban para donar a un grupo de vecinos para que se la entregaran a las personas más necesitadas. Cuando Matheo se dirigía al lugar, dos motochorros se pararon delante de su madre y la amenazaron con un arma de fuego para que les entregara el celular. El adolescente salió en defensa de ella y uno de los delincuentes le disparó en el tórax. Luego huyeron del lugar y, a los pocos metros, asaltaron a la gente de un corralón.

La Policía se movilizó ese mismo día. En los operativos que se hicieron para tratar de esclarecer el hecho, arrestaron a varias personas por contravenciones. Mientras tanto, personal de la división Robos y Hurtos, al mando de los comisarios Miguel Carabajal y Jorge Dib, recabaron datos y testimonios y así, con órdenes del fiscal Pedro Gallo, fueron a detener a un sospechoso de 19 años. Los investigadores fueron a buscarlo en dos domicilios, uno en el barrio Ejército Argentino y otro en el barrio Policial. Allí descubrieron que el sospechoso estaba alojado en la seccional 8ª a disposición del jefe de la fuerza Manuel Bernachi. “En los allanamientos se procedió al secuestro de una campera que entendemos que puede ser la que vestía el sujeto al momento del hecho, además de un celular que podría ser de la víctima. Esto, sumado a otras evidencias, nos conduce a esta persona. Estamos en pleno curso de la investigación. Vamos a seguir colectando evidencias e identificar al coautor”, señaló el fiscal Gallo. En las medidas se secuestraron varios celulares que serán peritados para determinar qué tipo de comunicación tuvo el detenido antes y después de haberse producido el hecho.

“Lo vi con capucha y barbijo, no sabría precisar cuántos años tendría el que disparó, pero menor de edad no era”, indicó la madre de la víctima. Sobre el estado de salud de su hijo, la mujer dijo: “el diagnóstico cambió en una palabra, de ‘estable’ a ‘evoluciona’. Para nosotros eso es un montón, pero fuera de esa mejora, él sigue en terapia y con respirador. Pedimos oraciones y que se concrete el milagro”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios