Hojeando el diario: un equipo que ganaba, gustaba y goleaba - LA GACETA Tucumán

Hojeando el diario: un equipo que ganaba, gustaba y goleaba

San Martín fue el campeón Absoluto y Anual de 1941 con un andar arrolador.

19 Abr 2021 Por Manuel Riva

Estamos en 1941 el mundo está en guerra total, los alemanes se afianzan en sus ofensivas mientras que los aliados resisten con entereza. Mientras tanto en Tucumán la vida sigue su fluir. Una de las actividades que se desarrolló fuertemente es el fútbol y aquel año fue protagonizado por la divisa albirroja de la Ciudadela. San Martín se consagró campeón Absoluto al derrotar a Argentinos del Norte en la serie final pero ya se había alzado con el título del torneo Anual con un accionar arrollador con goleadas inolvidables, alguna de las que vamos a recordar aquí. El santo venía de un 1940 inolvidable donde se había coronado triple campeón. Los hinchas y simpatizantes tenían expectativas de que se repitan los éxitos. El Anual tuvo un inicio auspicioso para los de la Ciudadela ya que en el partido inaugural enfrentaron a su eterno rival, Atlético, al cual derrotaron 3 a 2. Aquel partido se disputó en el estadio de All Boys, con las graderías a pleno. Pero dejemos atrás la primera fecha y alcancemos la tercera donde los campeones enfrentaron a Central Norte. La lid se llevó a cabo en el estadio de los albicelestes. Nuestra crónica expresó que “los aficionados que concurrieron al estadio atraídos por el match sufrieron una desilusión terminantemente, ante la rotunda defección el eleven ferroviario que sólo en contados pasajes destacó una ligera reacción, pero sin llegar en momento alguno a constituirse en rival de riesgo para el homogéneo once santo”. La crítica de nuestro cronista estuvo dirigida a las graves fallas defensivas de los ferroviarios llegando a decir que “solo algunos justificaron su condición de jugadores de primera”. Por el lado de los albirrojos el comentario destacaba que “el quinteto ofensivo” encontró “amplio campo para accionar con exactitud y exigir al guardavalla en varias oportunidades”. Hasta ahora no hemos hablando del resultado final, calma ya será el momento. El partido “tuvo un comienzo promisorio, al anotar el eleven del Bajo, el primer gol antes del minuto de juego” pero allí terminó todo ya que el santo se acomodó y se adueño de las acciones. Cuando la crónica hace referencia al “equipo del Bajo” es Central Norte cuyo estadio se ubicada en las cercanías del viejo aeropuerto Benjamín Matienzo y que fuera demolido poco después debido al pedido de las aerolíneas que operaban a allí por el peligro que significaba para las operaciones de despegue y aterrizaje de las aeronaves.

CAMPEÓN. La campaña del santo fue verdaderamente imborrable y eficaz ya que se alcanzaron varios títulos.

Los equipos que ingresaron al campo de juego fueron por el lado de San Martín; Bissi al arco; Orillo y Jerez en la saga; Lacroix, Rodríguez y Comán en el mediocampo y en el ataque Figueroa, Ortiz, Quinteros, Díaz y Lazarte. En Central Norte fueron de la partida Berrondo en la valla; Cortez y Corbalán en el fondo; Bellido, Ibáñez y S. Quinteros en el medio y Valdez, D. Quinteros, Juárez, González y Leiva.

Como vimos los cuervos comenzaron ganando y recién a los ocho minutos alcanzó el empate San Martín. A los 14 minutos los albirrojos se ponen al frente con gol de Díaz. A los 22 llega el tercero tras un tiro libre de Quinteros. Éste último logró la cuarta conquista lo 24. Figueroa logra la quinta conquista y Díaz la sexta. De tal manera que se van al descanso con un increíble 6 a 1. A los 11 y 18 minutos del complemento Quinteros y Lazarte anotan las goles siete y ocho. Tras ello el juego perdió “animación” pero no obstante ello Central Norte alcanzó la segunda conquista por medio de Juárez. A los 29 los santos vuelven a anotar por medio de Lazarte y a los 32 el mismo jugador mediante un tiro libre cerró la cuenta santa en 10. Luego poco ocurrió. Los ferroviarios anotaron su tercer tanto a los 34. Las cifras ya se habían completado el resultado 10 a 3 pero aún faltaban jugarse casi 10 minutos cuando “el guardavalla de Central Norte y capitán del equipo solicitó al referee diera por terminado el match lo que así hizo Cattáneo”.

El torneo siguió su curso con un andar imponente del santo. Sin embargo el torneo de Honor, que se disputaba intermedio del Anual no fue bueno para los albirrojos. Cabe destacar que la definición del campeonato de Honor entre Atlético y All Boys se extendió un poco por lo parejo de la lucha que tras los dos encuentros definitorios culminó en empate. En el segundo encuentro no se adicionó más tiempo para definir el certamen debido a la falta de luz. Pero una semana después el 22 de junio de 1941 los “gallegos” se alzaron con el trofeo.

HUMOR. Los personajes de Sirgo eran infaltables para ponerle más condimento al desarrollo de los torneos tucumanos de fútbol.

En el reinicio del Anual el santo volvió a su andar y derrotó 6 2 a Tucumán Central. La revancha con los ferroviarios fue más pareja y terminó en 5 a 2. Además derrotó 4 a 2 a Atlético en el encuentro de la segunda vuelta del certamen. Fue Tucumán Central quien le sacó el título de invicto al derrotarlo 2 a 0. Tras esta derrota los santos parecieron recomponerse y volver a su senda de triunfos holgados. Y el turno fue para Argentinos del Norte quien cayó derrotado 8 a 1. Nuevamente nuestros cronistas se hicieron eco del abultado score al señalar que “un resultado imprevisto por las cifras” y agregaba que “el triunfo resulto justo ya que en todo momento se mostró superior, exhibiendo un juego trabado y la vez vistoso, especialmente en el ataque que cumplió una perfomance destacada”. Hubo que esperar 10 minutos para la apertura del marcador y estuvo a cargo de Lazarte. Los sagrados empataron a los 18 minutos por medio de un tiro penal de Leguizamón. Tras algunas idas y vueltas el marcador se modificó recién a los 32 y fue para San Martín a cargo de Díaz. A los 34 se alcanza el tercero y estuvo a cargo de Lazarte. El cuarto estuvo a cargo de Quinteros y el quinto fue convertido por Díaz. Se fueron el descanso con un 5 a 1. El complemento fue para el santo que anotó tres goles más. Y que estuvieron a cargo de Quinteros a los 19, a los 37 y a los 39. Con esto quedaron definidas las cifras del encuentro en un contundente 8 a 2 y con el santo firme en la cima de las posiciones. Aunque en la fecha siguiente volvió a caer derrotado esta vez ante Central Córdoba 3 a 2. Pese a ello siguió en la cima y como vimos se coronó campeón Absoluto y del Anual. Imponiendo un accionar arrollador como había ocurrido en 1940.

Comentarios