Un ex empleado provocó una masacre en la firma FedEx - LA GACETA Tucumán

Un ex empleado provocó una masacre en la firma FedEx

El joven de 19 años abrió fuego en un depósito y mató a ocho personas antes de quitarse la vida. “No tuvo ninguna confrontación, comenzó a disparar indiscriminadamente”.

17 Abr 2021
1

CONMOCIÓN. Hasta ayer las autoridades no identificaron a las víctimas. REUTERS

Un joven armado mató a tiros a ocho personas e hirió a varias más en un depósito de la firma de logística FedEx en la ciudad norteamericana de Indianápolis antes de quitarse la vida, informó la Policía. El ataque se produjo a última hora del jueves, en un centro de operaciones cercano al aeropuerto internacional de Indianápolis.

En el último mes han muerto al menos 30 personas en tiroteos masivos en Estados Unidos, lo que ha reavivado el debate sobre el control de armas y el derecho constitucional a portarlas.

La Policía local informó ayer que el tirador fue identificado como Brandon Scott Hole, quien tenía 19 años y era un ex empleado de la compañía de servicios postales. La identidad de las víctimas, sin embargo, todavía no había sido dada a conocer por la oficina forense.

El agente especial del FBI en la zona Paul Keenan señaló que es prematuro hablar de la motivación del agresor e hizo hincapié en que no hay más amenazas. El jefe de policía Randal Taylor mencionó que una cantidad significativa de empleados de religión Sikh.

Sin confrontación

Las autoridades encontraron a cuatro de los fallecidos fuera del centro y a otros cuatro en su interior, reveló el vicedirector de Investigaciones de la Policía de Indianápolis, Craig McCartt. “Cuando los agentes llegaron se encontraron con una escena del crimen caótica y activa, hallaron varias víctimas, heridos, y varias víctimas fallecieron, así como al sospechoso muerto aparentemente por una herida de arma que se autoinfligió”, detalló el responsable policial según consignó el portal Infobae.com.

Según testimonios recabados por las autoridades, el agresor llegó al lugar en un vehículo y empezó a disparar indiscriminadamente en el estacionamiento del almacén para más tarde entrar en el local antes de quitarse la vida. “No tuvo ninguna confrontación con nadie, ninguna discusión, simplemente comenzó a disparar indiscriminadamente”, afirmó McCartt.

Un trabajador dijo a la estación de televisión local WRTV que estaba comiendo cuando escuchó lo que sonó como “dos fuertes estruendos de metal” seguidos de más disparos. “Alguien fue detrás de su auto al baúl y luego tomó otra pistola”, dijo, y añadió: “luego vi un cuerpo en el suelo”.

La portavoz de la policía de Indianápolis, Genae Cook, dijo que cinco personas fueron trasladadas a hospitales con heridas de bala, mientras que otras acudieron a centros médicos cercanos. Una de las personas trasladadas a un hospital se encontraba en estado crítico.

Imágenes de televisión mostraron a familiares de las víctimas, amigos y compañeros de trabajo, todos con mascarillas debido a la pandemia y la mayoría con sus teléfonos móviles en la mano, en un “centro de unificación familiar” establecido por las autoridades en un hotel.

Un portavoz de FedEx dijo que la empresa está “profundamente conmocionada y entristecida” por la pérdida de los miembros de su equipo. No aclaró si todos los fallecidos eran empleados.

“Nuestras más sinceras condolencias para todos los afectados por este acto de violencia sin sentido. La seguridad de los miembros de nuestro equipo es nuestra máxima prioridad, y estamos cooperando plenamente con las autoridades, añadió.

Este fue el quinto tiroteo con múltiples víctimas del país en las últimas semanas. El ocurrido el 22 de marzo en un super de Colorado, con 10 muertos, fue el que más víctimas mortales ocasionó. A pesar de la pandemia, 2020 ha sido el que más víctimas mortales ha acumulado por violencia armada en las últimas dos décadas. (Reuters-Especial)

Comentarios