Alberdi Rugby Club: la gran factoría de talentos del sur - LA GACETA Tucumán

Alberdi Rugby Club: la gran factoría de talentos del sur

En apenas cinco años, el equipo de Juan Bautista Alberdi se posicionó como uno de los clubes más fuertes y multitudinarios del NOA y del país.

17 Abr 2021 Por Federico Espósito

Para hacer bien ciertas cosas hay que venir al sur, aconsejaba un hit con acento italiano a fines de los 70. Y si de amor al rugby se trata, definitivamente hay que venir al sur de Tucumán, que en los últimos años se ha mostrado particularmente receptivo al encanto de ese juego en el que las manos se usan más que los pies para pasar una pelota de forma extraña y comportamiento impredecible. De los varios clubes que han nacido y se han desarrollado en la última década siguiendo el trazado de la ruta 38, el de Alberdi Rugby es uno que sobresale por más de una razón. La primera es que nació como un desprendimiento de otro club, La Querencia, motivado por desavenencias que hicieron imposible seguir como uno solo.

La segunda es que siguió la lógica inversa a todos los demás clubes de la provincia y del 99% del país: fue exclusivamente femenino desde su génesis, y sólo años después incorporó el rugby masculino. Y la tercera, y más importante, es su explosivo crecimiento: formado en 2016, le tomó apenas dos años llegar al Nacional de Clubes (el torneo femenino de clubes más importante del país) y tres en alcanzar un número masivo de jugadoras, que hoy ya ronda las 70 entre mayores y juveniles. Dicha cifra lo posiciona como el club de mayor población femenina de Tucumán (por lejos) y uno de los más multitudinarios de todo el mapa nacional, llegando a superar en cantidad a La Plata Rugby Club, habitual líder en dicha estadística a nivel UAR.

“En los torneos a veces les prestamos jugadoras a otros clubes que no llegan a completar. Y los entrenamientos los tenemos que hacer en dos turnos, uno a la tarde y otro a la noche, porque por protocolo no nos permiten juntar tantas al mismo tiempo”, ilustra Cristian Zelaya, ex jugador de Lince, Universitario y La Querencia. El entrenador del plantel femenino mayor observa y corrige detalles de tackle y limpieza de ruck mientras las chicas embisten escudos de choque con el logo de la URT.

“Tenemos muy buenos materiales que nos han brindado, como recompensa por el buen trabajo que se está haciendo y la gran cantidad de chicas que hemos sumado al rugby. Tenemos pelotas, conos, todo lo necesario. Además, contamos con el apoyo incondicional de la intendenta, Sandra Figueroa. Ella nos ayuda con la movilidad cada vez que tenemos que viajar a jugar y nos apoya en todo lo que queremos hacer, porque sabe que trabajamos mucho. Además, tenemos el apoyo de nuestros sponsors, así que tenemos indumentaria de primera, siempre. La verdad, no nos falta nada”, asegura Cristian, aunque luego vuelve sobre sus pasos y reconoce que sí, que les falta algo: nada menos que un espacio propio. Porque a pesar de haberse posicionado como uno de los equipos más fuertes de todo el norte, Alberdi Rugby sigue entrenándose en el mismo lugar en el que nació hace cinco años: el polideportivo municipal de Juan Bautista Alberdi.

Donde echar raíces

“Venimos luchándola con ese tema desde hace mucho, pero todavía no ha sido posible. De momento, hacemos de local en el estadio de Marapa, que está acá al lado. Las haches están atrás de los arcos y las paramos cuando tenemos que jugar. Más que nada nos interesa un lugar propio porque acá en el polideportivo también vienen varones a jugar al fútbol y para ellas es un poco incómodo, por si se quieren cambiar”, explica Zelaya, quien sin embargo guarda un gran cariño por ese lugar que les permitió renacer tras la dura salida de La Querencia. “Eran apenas siete chicas, en un quinchito que está en una esquina. Decidimos lanzarnos de todos modos, y nos propusimos sumar una chica más en cada entrenamiento. Y así fuimos sumando”, recuerda Cristian, con nostalgia.

Incluso, a pesar de no contar con sede propia, la constancia y prolijidad en la tarea en estos cinco años le ha permitido a Alberdi Rugby sumar rugby masculino y hockey desde 2019. No obstante, su equipo femenino es el que mayor brillo le saca hoy a su nombre y a su camiseta. El staff se completa con Darío Guzmán (entrenador de juveniles), Francisco Aguilar (preparador físico general), Yessica Espíndola (manager de mayores) y Camila Guardia (manager de juveniles y flamante presidenta de la Subcomisión de rugby femenino de la URT).

“Queremos seguir creciendo, con la cabeza en alto. Hasta acá hemos conseguido buenos resultados deportivos, pero eso viene después de nuestro verdadero objetivo, que es brindarle contención a estas chicas. Que no estén en la calle, que tengan algo que las motive a ser cada día mejores”, resume Cristian. Hoy, ya son 70 los nombres que respaldan el trabajo de Alberdi Rugby.

Comentarios