Las criptomonedas llegan en Tucumán al mercado azucarero - LA GACETA Tucumán

Las criptomonedas llegan en Tucumán al mercado azucarero

Sucoin es un token digital ideado por un economista de la UNT cuyo valor estará en paridad con una bolsa de azúcar de 50 kilos tipo A. “Servirá para solucionar la informalidad”, dice el creador.

16 Abr 2021 Por Juan Martín de Chazal
1

INVERSIÓN. Para adquirir Sucoin, por ahora hay que entrar en contacto con la página www.bitnoa.com.ar. CAPTURA DE VIDEO

Invertir y almacenar azúcar desde el celular con la tecnología de las criptomonedas para brindarle mayor formalidad a uno de los mercados estrella de Tucumán. Ese es el propósito de Sucoin, un token digital con respaldo en un activo real -la producción local- que fue ideado por el economista Marcos Ragone, graduado en la UNT.

“Hoy el azúcar es un bien de consumo y no un activo financiero, como lo son la soja y el trigo. Darle esa calidad haría que sirva no sólo como insumo productivo, sino también como uno de inversión. Mantenerla como resguardo de valor haría que su precio suba y eso beneficiaría a toda la cadena. En definitiva, implicaría un beneficio para la economía de la provincia”, resumió el profesional a LA GACETA.

¿En qué consiste la propuesta, que ya es observada con atención por productores cañeros y autoridades? Los tokens de Sucoin están diseñados para que cualquier persona pueda comprar y almacenar azúcar de forma segura. La emisión de cada uno está respaldada por una bolsa de 50 kilos del tipo A -ronda los $ 1.750- que es almacenada bajo custodia de Bitnoa, la financiera que dirige Ragone.

De esa forma, los clientes pueden conservar el valor de su dinero, invertirlo a futuro o bien utilizar el azúcar cuando quieran. “La tenencia del token da el derecho de reclamar el activo que lo respalda en cualquier momento como así también su venta a través del mercado de criptomonedas”, explicó el directivo.

El proceso utiliza la tecnología blockchain, que administra los datos compartidos en línea de forma verificada, segura e inamovible gracias a la protección critpográfica. En otras palabras, se trata de una “cadena de bloques” -de allí su nombre- que funciona como un libro contable de las transacciones efectuadas. Otras criptomonedas, como el Bitcoin, utilizan el sistema.

El sueño de una tesis

Ragone se recibió en 2014 y su tesis de licenciatura trató, justamente, sobre la formalización del mercado azucarero en la Argentina. “En ese momento prácticamente no se hablaba de criptomonedas. Hace dos años, cuando me metí en este mundo, supe que eran el mecanismo ideal para lograr que el azúcar tuviera un valor de pizarra y fuera comercializada en la bolsa de forma simple. La especialización de cualquier activo brinda una facilidad única para armar el mercado”, expresó el joven. Y añadió: “si Sucoin tiene éxito y lo logra, vamos a poder hablar en el futuro de otros mercados tokenizados. Es cuestión de abrir la cabeza para ver beneficios en la economía local”.

El profesional ya ha entrado en contacto con productores interesados “que quieren sumarse al negocio” y tiene previsto entrevistarse con autoridades pronto. “Mi objetivo es lograr un sueño: formalizar el azúcar. A nivel país no existe algo así, pero ya hay expertos de otras provincias que apoyan el esquema”, insistió. Por ello -remarcó- espera contar con el apoyo del Gobierno para mantener la fluidez del sistema y que no aparezcan trabas como las que presentan los activos bursátiles.

Los Sucoin serán emitidos en función de la necesidad, una vez que las bolsas de azúcar sean almacenadas. Ahora bien, ¿cómo será el mecanismo y en qué espacio físico? La empresa ya estableció convenios con fraccionadoras de azúcar para garantizar la rotación del producto. “Se ven beneficiadas porque trabajan con un capital de costo cero: uno lo entrega para que hagan su trabajo y les da la espalda para mejorar el precio de las bolsas”, puntualizó Ragone.

A corto plazo, una de las mayores aspiraciones de Bitnoa es que se forme un mercado fluido con oferta y demanda que ordene por sí solo a Sucoin. “Yo no pretendo marcar ningún precio. En Buenos Aires habrá brokers. Para comercializarlo es cuestión de tener una billetera virtual”, aclaró el graduado de la UNT.

Por último, advirtió que en el “mundo cripto” existen numerosas estafas y llamó a la población a informarse de forma adecuada antes de invertir.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios