La senadora Elías de Pérez pidió a Manzur que desplace al ministro de Educación - LA GACETA Tucumán

La senadora Elías de Pérez pidió a Manzur que desplace al ministro de Educación

La parlamentaria apuntó contra Juan Pablo Lichtmajer por "la persecución contra los docentes".

15 Abr 2021
1

MINISTRO DE EDUCACIÓN. Juan Pablo Lichtmajer, en una escuela secundaria. FOTO MINISTERIO DE EDUCACIÓN.

"Le exijo la renuncia al ministro de educación para que terminen las persecuciones a los trabajadores de la educación y se tomen medidas que garanticen las libertades civiles de toda la comunidad educativa". Con estas palabras, la senadora naciona por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, envió una carta al gobernador, Juan Manzur, para cuestionar la política educativa en la provincia.

Elías de Pérez remracó que su planteo busca "desarticular el régimen autoritario que instaló en el ministerio para hostigar a quienes piensan distinto o reclaman por sus derechos".

Los reclamos

Además, la senadora planteó una serie de reclamos en la misma misiva, entre los que figuran:

- Que se invierta de manera inmediata en la restauración y equipamiento de los edificios escolares a fin de garantizar condiciones mínimas para hacer funcionar al sistema educativo.

-Que se elaboren políticas que, en apoyo a la labor docente y de toda la comunidad educativa, tiendan a mejorar los resultados en la materia.

- Que se garantice el nombramiento de un nuevo gabinete educativo que garantice las condiciones técnicas y éticas que el área exige.

"Caso testigo"

Elías de Pérez expuso que al día de hoy ya es de público conocimiento que los docentes que cuestionan las políticas educativas llevadas a cabo por el gobierno, de la mano del ministro Juan Pablo Lichtmajer. "Son presionados, atacados y perseguidos de manera constante por empleados de ese mismo ministerio; quienes buscan garantizar un discurso único y oficial en toda la comunidad educativa de la provincia, aún sin importar que ese discurso sea una enorme falacia -detalló-; el caso testigo de esta realidad es lo sucedido con la supervisora Andrea Miguel quién denunció, entre otras irregularidades, la pésima situación edilicia de los establecimientos escolares. Lo que le costó sumarios administrativos y hasta acciones persecutorias contra su persona.

Comentarios