La suba de la carne desvela al Gobierno, por la inflación - LA GACETA Tucumán

La suba de la carne desvela al Gobierno, por la inflación

Español, secretaria de Comercio Interior, amenazó con cerrar la exportación, pero luego de la avalancha de críticas, Todesca, vicejefa de Gabinete, salió a aclarar que no se estudia esa medida.

14 Abr 2021 Por Daniel Salvador
1

CADA VEZ MAS CARA. Durante el 2020 la carne aumentó 75% y este año osciló entre el 7% y más del 10%.

Los incrementos en el precio de la carne alcanzaron a totalizar el año pasado un 75% (la inflación anual fue del 36,1%), mientras que en el arranque de 2021 no atenuó la tendencia y las subas oscilaron entre el 7% y algo más del 10%. Esto motivó al Gobierno nacional a promover los cortes a “precios populares” en todo el país, y se llegó ahora a finales de la primera quincena de abril con “ajustes” -que no justifican desde el Gobierno- sin que se sepa aún la inflación de marzo y que los analistas la estiman en una cifra superior al 4%.

Ante esta situación, el Ejecutivo nuevamente empuñó el timón con una dura advertencia al sector cárnico: “vamos a cerrar la exportación de carne si persisten los aumentos de precios; no nos va a temblar el pulso”, aseguró la secretaria de Comercio Interior de la Nación, Paula Español.

La funcionaria planteó la diferencia entre los precios de alimentos de góndola y los de los alimentos frescos, a la vez que resaltó que “la carne aumentó muchísimo más a fines de 2020 y en lo que va de este año”, luego de reiterar que para frenar su incidencia en la inflación el Gobierno avanzará con su acuerdo y que seguirán trabajando para “tomar algunas medidas”, agregó.

Español consideró que “hay subas o presiones de precios que son producto de las especulaciones”. Por eso, para frenarlas, tampoco descartó la posibilidad de aumentar retenciones o reducir cupos.

Sin embargo, la funcionaria dependiente del ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Matías Kulfas, subrayó que la decisión no está tomada, pero mantuvo el tono sobre las advertencias. Apuntó que la meta principal es contener el avance de la inflación, luego de que entre diciembre/20 y febrero/21 la minorista acumulara un aumento del 12,1%, impulsada sobre todo por el aumento del precio de los alimentos. El número de la inflación de marzo aún no fue difundido, pero economistas y consultoras estiman nuevamente que girará en torno -incluso por encima- del 4%. Esto compromete seriamente la meta establecida en el Presupuesto 2021, que es del 29% para todo el año.

Repercusiones

“Es una bravuconada, una de las tantas de este Gobierno”, aseguró Miguel Schiariti, titular de la Cámara de la Industria, Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) en respuesta a la funcionaria, muy molesto por la advertencia. “No creo que se animen a hacerlo por varios motivos. En primer lugar porque este país necesita los U$S 2.500 o U$S 3.000 millones que ingresan por la exportación de carne”, argumentó.

“Además generaría un aumento de la desocupación, con lo que en las zonas industriales y grandes centros urbanos de las ciudades en donde están los frigoríficos tendrían un rebote en las urnas que va a ser negativo para el oficialismo”, apuntó Schiariti. Luego recordó la similitud de este tipo de medidas con las adoptadas por Guillermo Moreno, cuando ocupó el mismo cargo entre 2006 y 2013.

Lo que se consume

“La gente lleva lo más económico de la carnicería, por ejemplo mucha carne picada, todos los cortes que no tengan sobrepeso; la milanesa y al asado está costando venderlo”, remarcó Alberto Williams, presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías.

Sobre los aumentos, Williams resaltó: “es un disparate, es imparable y no tiene sentido esta suba”. “Si no toman alguna medida, no sé lo que va a pasar”. Luego precisó que la gente ya no pide por kilo sino por presupuesto destinado a determinado monto de gasto en carne.

“Todo esto es efecto de las subas, aumentaron combustibles, la inflación mensual por encima de 4 puntos y todo eso se traduce en el incremento de los precios”, resumió Daniel Urcía, titular de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales.

Paños fríos

Luego de la catarata de críticas que provocó la frase de Español, incluyendo el recordatorio del desastre ocurrido por el cierre exportador de 2007 -cuando a una breve caída de precios le siguió una suba por la caída del stock vacuno, lo que derivó en la pérdida de 12 millones de cabezas-, el Gobierno salió a poner paños fríos. Cecilia Todesca, vicejefe de Gabinete, subrayó que no se estaba pensando en esa medida drástica. “Lo que sí nosotros hemos dicho claramente es que tiene que estar normalmente abastecido el mercado interno y a precios razonables”, explicó. Y reiteró la postura oficial en el sentido de que las subas de precios en el mercado mundial no pueden implicar un encarecimiento de los alimentos en el mercado interno.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios