Cantar fuerte para empezar a perderle el miedo a la violencia de género - LA GACETA Tucumán

Cantar fuerte para empezar a perderle el miedo a la violencia de género

En la web circulan dos videoclips de la emblemática “Canción sin miedo”, a cargo de intérpretes tucumanos y en hermosos paisajes.

14 Abr 2021 Por Alicia Liliana Fernández
2

EN LAS YUNGAS TAFICEÑAS. “Que nos reúna el canto es una luz de esperanza”, expresa Nancy Pedro, una de las cantoras participantes. captura de pantalla

“Canción sin miedo” se estrenó en México en marzo de 2020, y trascendió fronteras gracias a su viralización en las redes sociales. Convirtieron “este canto que busca la justicia y que no haya olvido” para las víctimas de la violencia de género en “una explosión de encuentro y amor” según su autora, la cantante y compositora mexicana Vivir Quintana, que perdió a su mejor amiga en un hecho de femicidio.

Las versiones del tema en videoclips siguen su camino en YouTube, y en la provincia últimamente se han generado dos de ellas. Una es la que se gestó por iniciativa de la Municipalidad de Tafí Viejo, grabada en un descampado, con el fondo del paisaje de las yungas, de plantaciones de citrus y de azúcar, recortado en el perfil imponente de los cerros.

“La grabación de ‘Canción sin miedo’ ha significado para mí la unión como posibilidad, trascendiendo las diferencias, aunando los esfuerzos. Fue sumarnos a una acción colectiva, popular, acudir al llamado. Las cantoras de Tafí Viejo hemos sido convocadas por una causa, y que la música esté a disposición de las luchas por nuestros derechos ya es una conquista nueva. Que nos reúna el canto es una luz de esperanza”. Lo dice Nancy Pedro, que pone su voz en canto y recitado, al responder a LA GACETA cómo fue participar de la grabación del video.

“El sentido es visibilizar, a través de esta canción, nuestra lucha colectiva, decir que estamos trabajando juntas y unidas. Consideramos que la música era la mejor forma de hacerlo, en un trabajo artístico”, afirma Cynthia Lema, funcionaria organizadora que destaca el trabajo de Alejandro Rodríguez, a cargo de la producción musical, así como las imágenes justas en la edición.

En tanto Marcos Acevedo, autor del guión, plantea: “el rasgo distintivo del video está focalizado en la frase ‘Nos sembraron miedo, nos crecieron alas’; es decir que comunica un espíritu esperanzador, donde se forja desde lo individual un destino colectivo que atraviesa clases sociales, identidades y diversidades”.

En El Rosedal

En YouTube también circula la “versión Tucumán-Argentina” de “Canción sin miedo”.

El Rosedal del parque 9 de Julio es el otro escenario elegido para interpretar la emblemática canción, encabezada por la violinista y cantante Adriana Rojas.

Todas las participantes están vestidas de negro y muestran carteles violetas con las consignas #NuUnaMenos y #BastaDeFemicidios, entre otras. La canción termina y una copla cantada a capella con caja junto a la coplera Isidora Álvarez de Guanco cierra el video.

“Quise hacer una versión de Tucumán con la gente que soporta la violencia, la impunidad, los femicidios y transfemicidios en carne propia. Lamentablemente nuestra provincia es una de las que más femicidios registra en Argentina. Mi intención es visibilizar desde la música el pedido de justicia de los familiares de mujeres que hoy ya no están”, explica Rojas.

La joven música, que vive en Tafí del Valle y estudia en el Conservatorio Provincial de Música, motorizó la producción independiente, desarrollada en un mes con otros músicos: “el proceso de grabación ha sido bastante fuerte; adentrarse en la situación de cada caso sólo me ha dado más fuerza para visibilizar todo esto que pasa, sin tener miedo frente a un Estado que es totalmente responsable. Esta canción es un grito hacia el Estado”. En la filmación dan testimonio de distintos crímenes familiares y amigos de las víctimas.

EN EL ROSEDAL. Adriana Rojas, al frente de un fuerte mensaje.

Rojas destaca la participación de Álvarez de Guanco: “es una referente por ser una de las primeras mujeres que subió al escenario en el Valle Calchaquí. Seguramente sufría cierta discriminación, algo que todavía nos sigue pasando a las músicas en escenarios de peñas y en festivales en la provincia y en todo el país por parte de organizadores públicos y privados”. “Desde mi lugar de cantante y violinista de folclore -concluye-, esta canción también es un pedido de que se cumpla como corresponde la ley de acceso y presencialidad de mujeres en todos los escenarios”.

Versión Tafí Viejo: los involucrados en la creación

Cantantes: Noralía Villafañe, Camila Abraham, Mariela Narchi, Nancy Jaime, Nancy Pedro, Belén Escobar, Mabel La Diosa de la Cumbia, Pilar Noguera, Rocío Raya, Paula Novoa, Conty Castillo, María José Herrera, Romina Méndez, Tutty Otero Mendoza y Daniela Bravo. Junto a ellas, 22 participantes.

Producción musical: Alejandro Rodríguez y Federico Grellet.

Dirección: Alejandro Rodríguez.

Guitarras y charango: Federico Grellet.

Adaptación de la letra: Nancy Pedro.

Percusión: Sergio Cabudo Contreras.

Bajo: Alfredo Tejerina.

Vientos andinos: Juanpi Villafañe.

Grabación, mezcla y masterización: Estudio Rojo.

Versión Tucumán: cantantes y participantes

Intérprete: Adriana Rojas. 

Coros: Leila Masmud, Lourdes López, Matías Rojas, Giselle Armas, Vanesa Seco y  Cecilia Correa.

Guitarra: Adriana Rojas.

Piano: Marcos H.

Bajo: Jorge Luna.

Percusión y arreglo de voces: Matías Iván Rojas.

Testimonios: Mariana Romero, periodista; María Inés Valdez, prima de Dana Alascio; Nilda Zerpa, prima de Paola Tacacho; Laura Moreira, hermana de Cynthia Moreira; Sara del Valle Jaime, madre de Vanesa Rótolo; Amalia Ojeda, madre de Milagros Avellaneda; Noelia Barros y Yanina Muñoz (MuMaLa); Alejandra del Castillo (Plenario de Trabajadoras Tendencia); y Emilse Galván (La Casa de las Mujeres Norma Nassif).

Dirección general: Adriana Rojas.

Filmación: Nelson Cáceres - Diego Auad.

Mezcla y mastering: Sebastián Sanabria - Estudio Ñandú Records.

Edición de video: Nelson Cáceres.

Diseño de portada: Federico Ale.

Comentarios