Una fiscala reivindica el periodismo y archiva una denuncia - LA GACETA Tucumán

Una fiscala reivindica el periodismo y archiva una denuncia

Desestiman la acusación de un abogado.

11 Abr 2021
1

TRIBUNALES. FOTO GENTILEZA MINISTERIO PÚBLICO FISCAL

Mariana Rivadeneira, fiscala de Instrucción en lo Penal N°3 del régimen de conclusión de causas del viejo sistema procesal, archivó la denuncia que había presentado el abogado Alfredo Falú contra Irene Benito, periodista de LA GACETA. Rivadeneira descartó que los hechos denunciados configuren delitos, y reivindicó las libertades de prensa y de expresión. “Destaco la necesidad de proteger estos valores de los ataques desmesurados e inverosímiles”, expresó. El dictamen firmado este jueves 8 de abril se basó en un informe del Colegio de Abogados de la Capital que precisa que Benito se desempeñó como docente de redacción en esa entidad, y que en ese ámbito fue contratada para elaborar un libro de estilo forense y cumplió ese encargo. La Asociación de Entidades Periodísticas de la Argentina (Adepa) saludó el archivo de la denuncia que oportunamente había repudiado. (Ver nota aparte)

“Resulta claro que las conductas aludidas por el denunciante no configuran los delitos de atentado a la autoridad, administración fraudulenta y amenazas agravadas”, opinó Rivadeneira. Y añadió que no observaba que Benito haya perpetrado actos intimidatorios hacia la persona de Francisco García Posse, por ese entonces presidente del Colegio: “tampoco surge que hayan existido actos de disposición gravosos para la organización que aquel presidía”. La fiscala observó que García Posse carecía de la facultad de disponer los fondos que debía abonar por el libro ($ 30.000), sino que dependía de la autorización del Consejo Directivo. “Del recibo emitido por el Colegio, de la nota dirigida por el presidente Marcelo Billone (Rodolfo Gilli lo reemplazó en diciembre enla conducción del Colegio) y de la transcripción del acta de la asamblea del 4 de noviembre de 2020, es evidente que la autorización existió y que por ello se abonó el monto acordado como anticipo a la doctora Benito”, dijo.

Rivadeneira consideró acreditado que la autora entregó el libro de estilo en diciembre de 2019, un año antes de la denuncia de Falú: “resulta claro que este fue efectivamente entregado, aunque con demoras. Esto de por sí mismo no configura ningún delito”. En cuanto a la contratación de la periodista para dictar cursos de escritura, Rivadeneira consideró que ello era una potestad propia del Colegio en función de lo que consideraba beneficioso para sus colegiados, con la debida autorización del Consejo: “con base en lo dicho, estimo que la actividad realizada por la doctora Benito correspondía al ejercicio de su profesión como periodista y comunicadora, motivo por el que la contrataron para la redacción del libro”.

Según el dictamen, Falú denunció que García Posse pagó $ 30.000 a Benito en 2015 por “un libro que nunca apareció” y que perjudicó a la entidad. El denunciante añadió que el ex presidente buscó de esta forma favorecer a su amigo íntimo Arnaldo Ahumada, quien actuó como abogado defensor en la causa “Rigourd”. Falú expresó que los mencionados usaron la misma estrategia para difamarlo por su intervención en la causa de Roxana Teves. Entre otras acusaciones, sostuvo que Benito busca “favorecer o perjudicar de manera tendenciosa y maliciosa a distintos operadores judiciales”, según sean funcionales o no al grupo, “lo que afectaría la independencia judicial y el libre ejercicio profesional”.

Rivadeneira expuso que, a partir de esta denuncia, había solicitado información al Colegio, y que Billone respondió que el libro de estilo en cuestión había sido encargado por su entidad y el Colegio de Abogados del Sur por un monto total de $ 80.000 pagaderos en partes iguales, y que quedaba un saldo a favor de la autora. Billone comentó que, tras la entrega del texto, el Consejo discutió alternativas de publicación y enfatizó que no se consideraba “víctima” en la causa promovida por Falú. En una presentación espontánea ante Rivadeneira, García Posse ya había advertido que se pretendía engañar a la Justicia: “Falú quiere vengarse a partir de la invención de una patraña con la que busca justificar su cuestionada actuación profesional”. Por medio de sus abogados José García Pinto y Patricio García Pinto, Benito se había puesto a disposición de la Justicia y había manifestado que le adjudicaban delitos falsos por ejercer un periodismo crítico.

“Respecto de ello debo remarcar la necesidad e importancia de proteger de ataques desmesurados e inverosímiles a derechos de raigambre constitucional tales como la libertad de expresión y, particularmente, la libertad de prensa, para lo cual la normativa tanto nacional como internacional es uniforme”, reflexionó Rivadaneira antes de disponer la desestimación de la denuncia.

Adepa celebró la decisión

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) festejó el archivo de la denuncia contra Irene Benito, periodista de LA GACETA. En dos tuits, la organización recordó que había repudiado la acusación del abogado Alfredo Falú. “La fiscala Mariana Rivadeneira consideró que los hechos denunciados no configuran delitos, y sostuvo que debe protegerse la libertad de prensa contra ataques inverosímiles y desmesurados”, añadió Adepa. Además de esa entidad, habían manifestado su preocupación por el caso el Foro de Periodismo Argentino (Fopea), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia).

Comentarios