Cómo se gestó el brote de unidad que asoma en el PJ - LA GACETA Tucumán

Cómo se gestó el brote de unidad que asoma en el PJ

La interna que dividió al justicialismo durante el último mes estuvo ausente durante el congreso partidario que se celebró en El Cadillal.

10 Abr 2021 Por Martín Soto
1

PUERTAS ABIERTAS. El mandatario asistió al Congreso y brindó un discurso que, en contraste con los de las últimas semanas, llamó a la concordia. Twitter @JuanManzurOK

Fueron 32 días sin tregua. De fuego cruzado, de ataques a cara descubierta, de operaciones ocultas, de conquistas y de pérdidas. Una interna convulsionada que provocó numerosos desplantes, forzó renuncias, causó miles de bajas y dejó profundas heridas. La sangre no llegó al río, pero salpicó todo el territorio peronista. Sin embargo, de ese mismo campo manchado ayer brotó un gesto de unidad. Es incipiente, hay que regarlo y cuidarlo para que crezca, pero fue valorado y celebrado por ambos sectores del partido. De todos modos dejaron en claro que quedan muchos cabos sueltos por atar, pero que es un primer paso importante.

El Congreso del Partido Justicialista (PJ) sesionó sólido y unánime. Dirigentes alineados al gobernador Juan Manzur y aquellos que responden al vicegobernador Osvaldo Jaldo convivieron en paz y hasta cruzaron saludos cordiales ayer en El Cadillal. A diferencia de lo sucedido en el Consejo del PJ, en el que se alcanzó el quórum arañando y en tiempo adicionado con la participación de una nonagenaria, ayer no fue problema: más de 90 de los 100 congresales asistieron al complejo de la Dirección Provincial de Vialidad. Allí autorizaron que el partido conforme alianzas en las elecciones legislativas, ratificaron a Ana Escobedo como apoderada del partido y eligieron a las nuevas autoridades con una lista consensuada que combina manzurismo y jaldismo.

Como presidente del Congreso se impuso el legislador burruyacuense Jorge Leal, y la concejala capitalina Sara Assan fue elegida como secretaria. Las vicepresidencias fueron para: el intendente de La Cocha, Leopoldo Rodríguez; el jefe municipal bandeño, Darío Monteros; y el dirigente taficeño Pascual Zamora. La tesorería quedó en manos de la legisladora por Alderetes, Graciela Gutiérrez. Y como vocales fueron designados: Lilia Caponio; José Cúneo Vergés; y Alberto Olea.

“De par en par”

El evento partidario se realizó bajo rigurosos protocolos biosanitarios, con distanciamiento y al aire libre, pero no estuvo ajeno de las críticas de la sociedad. Se cuestionó que se realice un encuentro tan numeroso ante la suba de casos de covi-19 y con restricciones nacionales a punto de ser implementadas en la provincia (rige desde las 0 del domingo). Los organizadores solicitaron a los congresales concurrir solos, para disminuir el aforo, pero de todos modos asistieron dirigentes ajenos al Congreso.

Manzur, presidente del PJ, no tiene voto en este organismo, pero sí voz. Y ayer la usó para dar un giro de 180° respecto a discursos anteriores y convocar a la unidad. “Valoro el gesto de que el peronismo en su totalidad pueda reunirse y mirar hacia adelante; hay que trabajar por la unidad”, expresó. Convocó a “zanjar las diferencias hacia adentro”, y eliminó de sus palabras el “derecho de admisión”. “Las puertas de partido están abiertas de par en par”, dijo. Y agregó: “quiero que lo escuchen de mi boca: las puertas de la Casa de Gobierno están abiertas de par en par para todos”.

Jaldo, vicepresidente del PJ, también se expresó satisfecho por lo ocurrido, aunque no estuvo en El Cadillal: “fue un punto de inflexión; y es un llamado a la unidad de todos los justicialistas de la provincia”.

Los entretelones

¿A qué se debe este giro inesperado en el PJ? La semilla que germinó ayer se plantó el miércoles, en el primer encuentro oficial que hubo entre Jaldo y el presidente de Lealtad Peronista, Sergio Mansilla. Ambos coincidieron en dicha reunión que debe haber diálogo para garantizar la gobernabilidad. A partir de allí hubo gestiones de interlocutores que buscaron acercamiento. Fuentes parlamentarias confiaron que el ex intendente de Aguilares y el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, fueron clave en la gesta.

Con la confirmación del Congreso, comenzó -nuevamente- un intenso “poroteo” entre manzuristas y jaldistas. Del sector de Casa de Gobierno sostienen que casi 60 congresales les responden, pero desde el jaldismo afirman que son “50 y pocos”; incluso pusieron en duda si es que hubieran tenido quórum propio ya que algunos estaban enfermos. Quienes están alineados a la Cámara, sin embargo, reconocen que ellos cuentan con 40 miembros.

“Parto natural”

La puja por el quórum y la falta de claridad los llevó a un diálogo que -afirman- se dio en buenos términos. “Fue un parto natural”, aseguraron. “Si nos partíamos, lo partíamos al partido y ahí iba a ser difícil recomponer. Hemos llegado a un entendimiento”, afirmó un dirigente del interior.

Como parte de ese “entendimiento” se acordó que los manzuristas tendrían la presidencia y la mitad de los ocho cargos restantes. “Forzar otra situación iba a ser más complicado”, reconocieron los jaldistas. Ambos sectores, a su vez, afirmaron que no recibieron ningún tipo de llamado de Buenos Aires de acercar posiciones. Además, ambos bandos se expresaron satisfechos por los discursos de unidad que oyeron.

Manzur y Jaldo rompieron diálogo hace más de un mes, unos días antes de la elección de Eduardo “Lalo” Cobos como defensor del Pueblo. Y a pesar de lo sucedido ayer, ninguno de los dos baja la guardia ya que quedan muchas otras cosas por resolver. Por este motivo, en el corto plazo no se avizora un encuentro. “Esto es un primer pasito”, dicen los jaldistas. “Va a ser gesto y gesto”, resaltan desde el otro sector.

En El Cadillal hubo un brote de unidad. Ahora habrá que ver si son capaces de hacerlo crecer y protegerlo de las amenazas que, evidentemente, son más grandes adentro que afuera del partido.

Manzur y la pandemia: “nos quedan meses con un sacudón grande”

Durante su discurso en El Cadillal, el gobernador Juan Manzur bajó un mensaje partidario, pero aprovechó para solicitarle a los dirigentes que extremen los cuidados de cara a esta segunda ola de coronavirus. “Cuiden a su familia y a su gente en los barrios. Nos quedan cinco o seis meses con un sacudón grande con esta pandemia. Tenemos que redoblar los esfuerzos y, por sobre todo, tenemos que estar más unidos que nunca, cuidando a nuestra gente”, manifestó. El mandatario, a su vez, agradeció que el Congreso del PJ se haya llevado a cabo a pesar de la pandemia, y destacó que se realizó con todas las medidas de bioseguridad para evitar contagios.

Comentarios