Consejos para desarrollar una marca y comunicarla con efectividad - LA GACETA Tucumán

Consejos para desarrollar una marca y comunicarla con efectividad

Responder tres preguntas claves sobre el propio proyecto abre las puertas para conseguir financiamiento y obtener buenas ventas.

08 Abr 2021 Por Paula Barbaran
2

De repente un día, se abre la puerta del ascensor y allí está la persona con quien querías reunirte porque sabés que es un posible financista de tu emprendimiento. Tenés 20 segundos, lo que demora un viaje en ascensor, para contarle tu proyecto de manera efectiva y pedirle su tarjeta para llamarlo al día siguiente y concretar tu propuesta. ¿Estás preparado para hacerlo?

Eso es un Elevator Pitch, un discurso que va al grano, de frente, sin vueltas y en donde se resume el para qué, el cómo y el qué de tu emprendimiento.

“Cuando desarrollo una marca me siento una traductora o intérprete que traduce lo que emprendedor desea realizar, a un lenguaje visual y comunicacional”, explica Juliana Collado, diseñadora gráfica con especialidad en comunicación. “Para esto busco e indago en la esencia del proyecto para rescatar la identidad y los valores del mismo”.

Según la especialista, no hay proyectos iguales. Aunque en apariencia, un almacén de productos nutritivos puede ser similar a muchos otros, dependerá del valor agregado que le brinden sus creadores. “La base es encontrar lo que te hace diferente, tu valor diferencial o el valor agregado que le ponés. Si sos nutricionista y tenés un almacén de alimentos, tu valor agregado estará en eso, por ejemplo. Lo importante es responder la pregunta: ¿por qué el público debería buscarte a vos, comprarte a vos y no a otro que hace lo mismo? Para responder estas preguntas hay que poner mucha cabeza y corazón”, dice la diseñadora.

Identidad y comodidad

Luego de ese trabajo se plantea la identidad que se traduce en comunicación visual: un logotipo, packaging e inclusive la decoración de un local, en el caso de que hubiese uno. “La identidad llega donde uno se siente cómodo: con qué palabras, colores, tipografías y lenguajes uno se siente en armonía”, desarrolla y agrega: “luego surge la comunicación que es todo lo que sale de tu marca: cuál es la manera de atender a los clientes, con qué lenguaje y palabras”.

Los especialistas consultados por LA GACETA para esta serie de notas relacionadas con el mundo emprendedor recomiendan el modelo Canvas, una herramienta de gestión estratégica que te permite conocer los aspectos clave de tu negocio y cómo se relacionan entre sí. Allí se definen cuatro áreas de un proyecto: clientes, oferta, infraestructura y viabilidad económica en un recuadro con nueve divisiones. El modelo fue desarrollado por el consultor de negocios Alexander Osterwalder y el profesor de sistemas de información y gestión Yves Pigneur.

“Lo bueno de este modelo es que permite ir cambiándolo en el tiempo. Cuando uno inicia un proyecto lo hace en base a un ideal, a un imaginario que hay que ir adaptándolo a la realidad, a medida que pasa el tiempo, cuando todo se vuelca a la práctica. La esencia del emprendimiento estará ahí pero es un modelo flexible que permite ir acomodando detalles”, indica Collado y explica que ella trabaja con sus clientes en base a este modelo y un cuestionario: “cuando hay socios es más interesante porque todos responden por separado y ahí van surgiendo los detalles no definidos del proyecto y las cosas que hay que trabajar para que todo esté alineado”.

Herramientas útiles, a un clic

Así como el Elevator Pitch explicado al inicio de esta nota, existen otras herramientas válidas para indagar en la web.

El Círculo Dorado es una herramienta creada por Simon Sinek y se aplica a las empresas para conocer en qué objetivos tienen que centrar sus esfuerzos. Se trata de tres preguntas que se deben responder: por fuera está el qué (servicio o producto vendo u ofrezco); cómo lo hago y para qué. “Cuando vos contás para qué, te conectás de manera emocional con tu potencial cliente, esa es la forma de vender hoy. ¿Para qué existe tu emprendimiento?”, pregunta la diseñadora y asesora: “si podés responder eso, vas a ir a un lugar más profundo, emocionando y movilizando a tus clientes para que se identifiquen con vos”.

CLAVE. Juliana Collado habla del Círculo Dorado.

“Definir a tu Buyer Persona también es parte del proceso. Esto sería la representación ficticia de tu cliente ideal con datos reales sobre el comportamiento y las características demográficas de tus clientes, así como en una creación de sus historias personales, motivaciones, objetivos, retos y preocupaciones. La idea es hacer el ejercicio de pensar quiénes son las personas que van a adquirir tu producto o servicio”; con esto escrito será más fácil pensar en un barrio para ubicar tu local, o bien, una red social para darte a conocer.

Por último, no hay que dejar de lado la visibilidad de tu proyecto, tu vidriera que hoy se presenta de manera online. “Depende de lo que hacés vas a encontrar a tu cliente o público que no está en todas las plataformas. No es lo mismo Facebook que Instagram o Tik Tok, así que eso también es algo a definir. Tener una buena imagen en redes sociales es imprescindible hoy en día”, dice Juliana Collado.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios