El Estado se queda con más del 60% de la renta agrícola - LA GACETA Tucumán

El Estado se queda con más del 60% de la renta agrícola

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina difundió el dato.

03 Abr 2021
1

OLEAGINOSA. En el caso de la soja, la participación del Estado alcanza casi un 67%, según un informe de FADA.

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) dio a conocer su índice trimestral. Según el informe, de cada $ 100 de renta que genera por hectárea un productor agrícola, $ 62,60 representan los distintos impuestos. Con esto, el índice de marzo es un 3,4% más alto que el de diciembre. “Se explica por varios factores: aumentos de impuestos provinciales y municipales; suba de costos laborales y fletes, en pesos y en dólares; aumentos de precios de fertilizantes; baja del precio disponible del trigo, y reducción de los rindes estimados por efecto de la sequía”, dijo David Miazzo, economista jefe de FADA.

En una nota de Agritotal.com se indica que para elaborar el informe se realiza una medición nacional, haciendo un promedio ponderado de cultivos, que marca que el Estado se queda con el 62,6% de la renta agrícola. También analiza cada grano, que en esta ocasión demostró que la participación del Estado en soja es del 66,9%; en maíz, del 52,3%; en trigo, del 70,9%. y en girasol, de un 46,6%.

La participación del Estado se presenta en distintos niveles y con diferentes tipos de coparticipación: los impuestos nacionales no coparticipables representan el 66,8% del total que afronta una hectárea agrícola en la Argentina. Estos son principalmente los derechos de exportación y el impuesto a los créditos y débitos bancarios. Los impuestos nacionales coparticipables explican un 27,5% de los gravámenes medidos: el impuesto a las Ganancias y saldos técnicos del IVA.

Las provincias reciben parte de este 27,5%, como coparticipación, y cobran sus propios tributos. Así, las provincias recaudan un 5% de las cargas totales. Por último, los impuestos municipales representan un 0,6%. El componente central son las tasas viales o las guías cerealeras, según la provincia.

Con frecuencia se cuestiona el federalismo fiscal del modelo impositivo argentino: la mayoría de los impuestos a los que se somete al sector agrícola son nacionales, no coparticipables, mientras que esta actividad productiva por definición es federal y está muy arraigada a las regiones.

El principal tributo nacional no coparticipable son los derechos de exportación, que impactan negativamente en el federalismo por tres vías, como explica Miazzo: “la primera, es que se incrementan los recursos no coparticipables en manos de Nación; la segunda, es que se reducen los recursos coparticipables por reducción del impuesto a las Ganancias; la tercera, es vía los recursos que salen de las regiones productivas en el marco de la suba de derechos de exportación”.

Comentarios