Prevén que el limón llegará a junio en perfectas condiciones - LA GACETA Tucumán

Prevén que el limón llegará a junio en perfectas condiciones

03 Abr 2021
1

LIMÓN. Foto ilustrativa. Archivo LA GACETA

El comportamiento climático que se viene dando en la provincia y la irregularidad de los diferentes parámetros medidos -precipitaciones y temperaturas- durante la campaña pasada y lo que va de la actual generó, en los principales cultivos, diferentes inconvenientes.

Las lluvias que se dieron muestran valores, en general, menores a los promedios históricos de todas las zonas productivas. A raíz de ello se estima que los rendimientos a obtener en las campañas que se avecinan serán menores.

Por iniciativa de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), y con la colaboración de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa) y de empresas citrícolas del medio -Agroalianza, Citromax, Citrusvil, FGF Trapani, Nideplus, Pablo Padilla, Paramérica, SA San Miguel y Vicente Trápani-, se hizo por primera vez una estimación conjunta de la producción limonera local.

Al respecto, consultamos a Hernán Salas y a Dardo Figueroa, coordinador del programa Citrus y jefe de la sección Fruticultura de la Eeaoc, respectivamente.

El primero recordó que la campaña se inició con muchos interrogantes, a raíz de la fuerte sequía entre marzo y noviembre del año pasado y de las heladas del último invierno. “La falta de lluvias se prolongó durante varios meses, y resultó tan severa que provocó el aborto de gran parte de la floración primaveral y la caída de fruta durante las primeras etapas de crecimiento”, dijo Salas.

Añadió que de acuerdo al balance hidrológico que contempla precipitaciones y evapotranspiración potencial -realizado por la sección Agrometeorología de la Eeaoc para dos localidades de ejemplo: La Cruz y Santa Ana (norte y sur, respectivamente)-, se observa una marcada diferencia con la campaña anterior, siendo muy inferior el de la campaña 2020/2021.

“Por otro lado, las heladas ocurridas durante julio y durante agosto -con intensidad levemente inferior a la recordada de 2013, de -4,1° C y de -4,9° C, con 14 días de heladas y con un número acumulado récord de 65 horas bajo cero en algunos casos de la zona en cuestión- provocaron en algunas quintas daños severos en la floración”, señaló.

Agregó que esta situación recién comenzó a revertirse a partir de las lluvias que ocurrieron desde noviembre, que generaron flujos continuos de floraciones durante diciembre y durante enero. “Como consecuencia de esto se observa claramente la presencia de frutos que llegarán en perfectas condiciones de calibre y madurez hasta junio, mientras que habrá otra gran parte de fruta qué estará recién a partir de julio o de agosto en adelante”, indicó Salas.

Y admitió que un elemento que dificulta, en gran medida, una estimación más precisa es la gran heterogeneidad productiva que se presenta dentro de los lotes. “Esto es más marcado en los que no tienen riego”, afirmó Salas.

Figueroa indicó que Tucumán cuenta con aproximadamente 44.000 hectáreas netas de limoneros, distribuidas equitativamente entre la zona norte (departamentos de Burruyacú, de Tafí Viejo y de Yerba Buena) y, en menor medida, entre las zonas centro y sur. Precisó que la información recolectada pertenece a quintas de las empresas mencionadas renglones arriba, distribuidas en distintas zonas de la provincia.

“Un estudio realizado por la sección Sensores Remotos de la Eeaoc en 2018 (próximamente se difundirá el del año pasado) refleja que aproximadamente el 62% de las explotaciones posee plantaciones con edades superiores a los 15 años, mientras que el 38% restante posee plantaciones de entre 2 y 15 años”, dijo. Destacó que sólo 33.000 hectáreas fueron inscriptas en los diferentes programas de exportación, mientras que algo más de 10.000 hectáreas tendrán un destino industrial. “Estas últimas difieren en forma significativa en cuanto a su manejo y estado general actual”, señaló.

Comentarios