Costo-beneficio: cuánto cuesta generar energía en la casa - LA GACETA Tucumán

Costo-beneficio: cuánto cuesta generar energía en la casa

Termotanques solares y paneles fotovoltaicos disminuyen drásticamente el consumo de energías tradicionales. Si se planea desde el principio, puede insumir entre el 5% y el 10% del proyecto.

02 Abr 2021 Por Julio Marengo
1

Si la idea de cuidar el medioambiente no ha sido suficiente para que en las casas se invierta dinero en instalar sistemas de generación de energías limpias, el "factor bolsillo" es el que convence a cada vez más usuarios, o al menos les hace pensar en la posibilidad de hacerlo.

"Hace poco un cliente me contó que Gasnor le hizo una inspección a su medidor, porque no podían entender la diferencia de consumo. En lo que más consumimos energía es en calentar agua para bañarnos. Con un solar térmico se puede cubrir el 80% del consumo de gas de una casa", explica Eduardo Benedicto, de una empresa que provee soluciones de generación de energía.

De los tres principales métodos para producir energía en la casa (solar, eólica y biomasa), la solar es la que más se aprovecha y se adapta al clima tucumano. Los termotanques solares para calentar agua y los paneles fotovoltaicos para generar energía eléctrica son las aplicaciones más frecuentes.

"Si es caro o barato es algo que hay que poner en relación con las dimensiones de la vivienda. Si se lo hace en el proceso de diseño y construcción, puede implicar entre un 5% y un 10% del presupuesto. Si se tiene en cuenta el ahorro a largo plazo, sí es una inversión que se paga sola", destaca.

"Un termotanque solar es en realidad un termotanque eléctrico con ayuda solar. Si es necesario usa energía eléctrica para calentar el agua, que ya de por sí es más eficiente que el gas, pero principalmente aprovecha la energía solar. Instalarlo puede costar alrededor de $100.000, dependiendo el caso y el trabajo necesario. En relación a los métodos tradicionales y teniendo en cuenta el ahorro, la ecuación costo-beneficio esa favor en general, y cuanto más sea el consumo, esa ecuación es más favorable", explica el experto.

Desde el inicio

Planear la casa para ser una máquina de generar y ahorrar energía, con todos los beneficios que eso implica, es algo que funciona mejor cuando se lo piensa desde el momento mismo del diseño. "Generar energías renovables en las casas es muy bueno, pero mucho mejor es si se contempla desde el principio el ahorro de energía: la orientación, la ventilación, los materiales que se usan, las aislaciones, plantar árboles que generen sombra... Si a eso se le suman energías renovables, se hace verdaderamente eficiente", advierte Florencia Caminos, arquitecta especializada en sustentabilidad.

"Los paneles solares funcionan muy bien en Tucumán. Lo más caro del sistema es el almacenamiento de la energía. Una batería de litio de 3 kv cuesta $300.000 y en una casa promedio se necesitan al menos dos. Eso encarece mucho la instalación. Se puede hacerlo sin baterías, pero eso implica una organización especial en la casa, concentrar los consumos más fuertes durante las horas de generación. De nuevo, la inversión se justifica a largo plazo, pero las casas se piensan a largo plazo, entonces la ecuación sí funciona", insiste.

¿Y la energía eólica?

Entre las energías limpias más adaptables al uso domiciliario, figura entre las primeras en el ranking. Pero no funciona en Tucumán. "En el Gran San Miguel de Tucumán prácticamente viento. No es viable esa opción. Recién en San Javier hay algo de viento, pero la temperatura del aire no es la más adecuada", finalizó Benedicto.

Comentarios