La gran batalla de la Fórmula 1 - LA GACETA Tucumán

La gran batalla de la Fórmula 1

La categoría vivió un regreso a las pistas apasionante; hay promesa de una gran temporada.

31 Mar 2021
1

Carlos Cazón

Periodista

El domingo pasado se corrió el GP de Bahréin, la primera carrera de la temporada 2021 de ña Fórmula 1, con victoria de Lewis Hamilton, segundo fue Max Verstappen y tercero Valtteri Bottas. Si miramos el podio no parece haber novedades, pero si analizamos el fin de semana encontramos grandes sorpresas que anticipan una temporada electrizante.

Del 12 al 14 de marzo de 2021 se realizó la pretemporada y ciertas sensaciones se establecieron en el paddock. Siempre comparando con el año anterior parecía que Mercedes no era tan rápido, Red Bull era más rápido, Ferrari y Mclaren habían mejorado, Alpha Tauri estaba firme, Alpine y Aston Martin por problemas técnicos no habían podido girar demasiado y nadie sabía su realidad, Alfa Romeo y Williams estaban mejor y Haas mantenía sus problemas de velocidad y ritmo. Pero hemos aprendido que los test no sirven para sacar conclusiones, ya que en el pasado muchos equipos han guardado sus potencias máximas hasta la primera carrera. El interrogante más grande fue: ¿Mercedes está ocultando rendimiento hasta la competencia? Las respuestas llegaron, Verstappen lideró todo el fin de semana. Primera sentencia: Red Bull realmente es rápido. El motor Honda se hacía sentir, también en Alpha Tauri con Pîerre Gasly que metía tiempos espectaculares. En la clasificación del sábado, Hamilton terminó segundo a 388 milésimas y Bottas tercero 589. Una diferencia brutal.

La carrera fue una de las más apretadas de los últimos años. A “Checo” Pérez se le apagó el motor por un problema eléctrico y tuvo que largar último desde los pits. De a poco fue pasando uno a uno a los autos y terminó quinto. El voto popular lo transformó en piloto del día. La batalla del sector medio también tuvo lo suyo, vimos peleas emocionantes entre Leclerc con Ferrari y Norris con Mclaren, Alonso con Alpine, Vettel con Aston Martin y Sainz con Ferrari. Despertaron aplausos en todo el mundo tras luchar ferozmente durante varias vueltas. El nipón Yuki Tsunoda con el Alpha Tauri se dio el lujo de pasar a tres campeones del mundo para terminar noveno. Y la frutilla del postre fue lucha por ganar. Hamilton y Verstappen definieron la carrera en las últimas tres vueltas. El escenario fue dramático: faltaban quince vueltas cuando Max salió de boxes a siete segundos de Lewis, que llevaba neumáticos muy viejos. En la vuelta 53 de 56, Verstappen, usando DRS, se adelantó a Hamilton, pero tres curvas más adelante su ingeniero Gianpiero Lambiase le dijo por la radio que la maniobra había sucedido fuera de los límites de la pista y debía devolverle la posición. El piloto de Mercedes volvió a la punta y defendió con uñas y dientes las últimas dos vueltas que faltaban. Verstappen hizo lo imposible, pero no pudo pasarlo. No fue una victoria de Mercedes, que tiene serios problemas de velocidad y ritmo: fue un triunfo de Lewis Hamilton, que con un manejo extraordinario en una situación límite conservó la calma y desplegó sus años de campeón.

Definitivamente Mercedes no tiene las diferencias del año pasado, Red Bull en cambio tiene métricas de líder y eso nos deposita en algo que me emociona escribir. Por fin llegó el año de la batalla que todos estábamos esperando. Hamilton vs. Verstappen. Los dos mejores en igualdad de condiciones. Qué temporada se nos viene.

Comentarios