La lluvia frenó la baja de estimación de cosecha de soja - LA GACETA Tucumán

La lluvia frenó la baja de estimación de cosecha de soja

Las entidades productivas calculan que se lograrán 45 millones de toneladas.

27 Mar 2021

Las precipitaciones que se vienen dando durante los últimos días vinieron muy bien a las regiones productoras de soja del país; principalmente en la zona núcleo. Eso motivó que se frenen las estimaciones de que la producción continuaría bajando.

Debido a ello, los estimadores ahora afirman que en la campaña 2020-2021 de soja los valores de cosecha rondaran las 45 millones de toneladas.

Esto es así ya que los primeros lotes de la oleaginosa están siendo cosechados.

Directivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires afirmaron que con los primeros resultados de la cosecha se vieron rindes con una alta variabilidad, acorde a la distribución de las lluvias durante gran parte del ciclo del cultivo.

Se espera que a lo largo de las próximas semanas las labores de cosecha cobren mayor fluidez. Eso mejorará los estimados de rindes regionales, y permitirá confirmar los rindes esperados. Los directivos de la entidad manifestaron que las precipitaciones mejoraron muchos las condiciones de humedad sobre importantes sectores del norte del área agrícola, y que el NEA fue la región más favorecida. Allí se prevé que tenga impacto sobre los cuadros tardíos de soja de segunda.

Ámbito comarcano

En la región del NOA las lluvias que se vienen dando en la última etapa del ciclo del cultivo de la soja ayudarían a lograr que el llenado de grano finalice bien. Sólo se espera que las lluvias paren y que la maduración, el secado y la trilla se den sin mayores inconvenientes y sin exceso de humedad.

De ese modo, con el comienzo de la cosecha de soja en la Argentina inicia una temporada fundamental a seguir porque los rindes obtenidos tendrán mucho que ver con la producción final que las entidades productivas estiman en torno de las 45 millones de toneladas.

Los directivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dijeron que el total de cosecha estimado para esta campaña es de 6,5 millones de toneladas menos que la campaña anterior, pero que, debido a la gran suba de los commodities en el mercado internacional, no sólo se lograría compensar las pérdidas productivas, sino también alcanzar un récord en el ingreso de divisas, que para la soja se estima en al menos U$S 23.100 millones, con un valor FOB de la oleaginosa de unos U$S 515 por tonelada.

“Es muy importante que con el avance de la actual cosecha de soja y a medida de que esta se desarrolle exista un sostenimiento de los precios en el mercado internacional. Esto sin duda jugará un rol fundamental en el resultado final sobre los ingresos de divisas”, señalaron.

La fuerte demanda de China y los acotados stocks globales continúan dándole fortaleza a las cotizaciones y por eso la soja se mantiene firme por arriba de los U$S 500 por tonelada, mientras avanza la cosecha en Brasil y recién comienza la trilla en la Argentina.

Es importante comentar que el jueves en el mercado de Chicago la oleaginosa cerró en torno a los U$S 519,65 por tonelada, luego de cuatro jornadas consecutivas al alza terminó con un retroceso de U$S 6 por tonelada.

Comentarios