El proyecto K para la nueva ley de Biocombustibles no convence en Tucumán - LA GACETA Tucumán

El proyecto K para la nueva ley de Biocombustibles no convence en Tucumán

Anda circulando un borrador de la iniciativa que presentó el titular del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner. Según industriales y productores, se nota la injerencia de los petroleros.

23 Mar 2021 Por Santiago Pérez Cerimele
1

LA GACETA / ARCHIVO.

Por estas horas, pocos industriales y productores tucumanos -o ninguno- desconocen el contenido del borrador del proyecto para una nueva Ley de Biocombustibles, elaborado por el titular del bloque oficialista Frente de Todos (FdT) en la Cámara Baja, Máximo Kirchner. La iniciativa pretende remplazar la actual norma, vigente desde 2006, que vence en mayo.

El arco empresarial y político del país -en especial, de las provincias productoras de biocombustibles- achina los ojos para evaluar en detalle la letra chica del proyecto, y lo "no dicho" en el texto. En rigor, la discusión sobre la eventual sanción de una nueva ley, o sobre la prórroga de la norma vigente, no es sino una puja entre este sector y las petroleras. Y según fuentes sucraalcoholeras, se nota la influencia de aquellos en el texto del proyecto del hijo del ex presidente patagónico.

De acuerdo a lo que se desglosa del proyecto kirchnerista, el corte en naftas para el bioetanol a base de caña de azúcar se reduciría de un 12%  un 10%. La quita es mayor en el caso del corte de biodiesel para gasoil, que caería de un 10% a un 5%.

Pero esto no es todo, el texto reserva al secretario de Energía de la Nación -en calidad de autoridad de aplicación- la facultad de incrementar el corte del biodiesel sobre la base de la necesidad, pero también de reducirlo a un 3%, en casos de que se considere que el producto escasea o de que se den variaciones abruptas en el mercado, que dificulten que se mantenga el porcentaje original de la mezcla.

La segunda cuestión del proyecto de Kirchner que perturba a los industriales y a los productores tucumanos en especial es el hecho de que las fábricas que elaboren bioetanol deben entrar en la categoría de Pequeñas y Medianas Empresas (PYME).

De esta manera, muchos ingenios azucareros quedarían fuera, al igual que los grandes productores.

De todos modos, se trata de un borrador; es decir, aún permanece abierto para eventuales modificaciones. Precisamente sobre esta posibilidad machacaron algunas fuentes del Poder Ejejcutivo provincial, que albergan la esperanza de que el Gobierno nacional convoque a los gobernadores de provincias productoras de azúcar, para consensuar con ellos una ley que conforme a industriales y a productores sucroacoholeros.

De hecho, voces cercanas a diputados por Tucumán del FdT confiaron a LAGACETA.Com que están considerando proponer alguas modificaciones. De hecho, ya contarían con otro borrador para ofrecer en la mesa de debate dentro del bloque oficialista.

Entre otros, que la vigencia de la nueva ley llegue hasta el 31 de diciembre de 2031, y que se pueda extender por un plazo de cinco años -el texto de Kirchner propone que la norma rija hasta el último día de 2027, y que sólo pueda extenderse por tres años-.

Además, que se mantenga el corte de un 12% para bioetanol en el caso de las naftas, y que las empresas mezcladoras tengan la obligación de adquirir un 8% en los cupos. En el texto original, estos números son de un 10% y de un 6%, respectivamente. "La autoridad de aplicación también podrá aumentar los porcentajes de los párrafos primero y segundo de este artículo, cuando lo considere conveniente en función de la evolución de las variables de mercado interno", dice la iniciativa que consideran asesores de diputados por la provincia.

También determina que el precio obligatorio del bioetanol será actualizado con una periodicidad no mayor al mes. "El precio surgido para el Bioetanol a base de Caña de Azúcar no podrá ser inferior al calculado para la respectiva paridad de importación en la misma oportunidad", señala.

Si bien el proyecto de Kirchner contempla la creación de una comisión especial de Biocombustibles, prevé que sólo estará compuesta por representantes designados por los Ministerios de Desarrollo Productivo -quien la presidiría-, de Economía, de Ciencia y Tecnología, y de Agricultura, de la Secretaría de Energía. Y atribuía a esta última la facultad de convocar a las provincias involucradas. La iniciativa que podría proponerse para debate desde Tucumán le da lugar permanente a las provincias de Buenos Aires, de Córdoba, de Entre Ríos, de Jujuy, de Santa Fe, de Santiago del Estero, de Salta y de Tucumán, y expresa que la presidencia será rotativa entre los representantes de estos distritos.

Comentarios