“Chiche” Duhalde dijo que el Gobierno vacunó a su familia para “hacerlos callar” - LA GACETA Tucumán

“Chiche” Duhalde dijo que el Gobierno vacunó a su familia para “hacerlos callar”

En la lista que trascendió de parte del Gobierno figuraban varios nombres de la familia Duhalde incluidos ella, junto al expresidente y sus dos hijas.

17 Mar 2021
1

OPTIMISTA. La ex senadora Hilda González de Duhalde consideró que luego de la pandemia la situación podría mejorar. LA GACETA / ARCHIVO

Tras algunas semanas desde que estalló el “vacuna gate” y terminó con la renuncia de Ginés González García como ministro de Salud, Hilda “Chiche” Duhalde rompió el silencio al respecto. Este martes, la esposa del expresidente aseguró que su familia recibió la vacuna para ser “callados”. Tanto ella como su pareja, sus dos hijas y un secretario, recibieron la inoculación y aparecieron en la lista de vacunados publicada por el Gobierno.

Además, declaró que actualmente no se siente como una “vacunada VIP”, tras el estallido de la polémica. En una entrevista con LN+, la referente explicó que la oferta de la vacuna “fue una manera de hacernos callar”. “Éramos unas de las pocas personas que estábamos siendo muy duras con el Gobierno”, sumó.

De esta manera, aseguró que tiene la intención de “recuperar la posibilidad” de expresarse en los medios. A esto, añadió: “La posibilidad de decir no solamente lo que pienso sino lo que sé”.

El ofrecimiento de las vacunas

Duhalde sostuvo que quien les ofreció la vacuna fue Alejandro Costa, asistente y segundo de Carla Vizzoti, en ese entonces secretaria de Acceso a la Salud. Costa se apersonó a principios de febrero en su hogar ubicado en Lomas de Zamora para aplicarles las inoculaciones.

“Llamaron a Carlos Mao avisando que venían y vinieron”, afirmó la peronista sobre el contacto de su asistente con el Gobierno. Ella aseguró que en un principio no pensó que sería un privilegio, ya que serviría para dar credibilidad a la Sputnik V. Sin embargo, admitió su falencia: “Yo tendría que haber dicho: ‘tiralas o llevátelas’, porque parece ser que una vez que se descongelan las vacunas se pierden”.

“Ese fue mi error, eso fue lo que considero mí error, porque frente a tantísimos errores, tantísimas vacunas dadas de cualquier manera, en mí situación no sé si el haber aceptado estuvo mal. No quiero ser hipócrita”, explicó la exlegisladora. Y continuó: “Hay que estar en la situación, yo no fui a buscar la vacuna, no pedí que me la vinieran a dar”.



Comentarios