Abogados desalientan las patrullas vecinales - LA GACETA Tucumán

Abogados desalientan las patrullas vecinales

Si bien comprenden que son producto de una falla del Estado, advierten que los ciudadanos están cayendo en el delito.

06 Mar 2021 Por Santiago Re
1

SEDE PENAL DE TRIBUNALES. Está en avenida Sarmiento al 400. Foto: Prensa MPF

“Es muy triste ver esto. En realidad es una respuesta de la sociedad a la inseguridad y la falta de políticas dirigidas a solucionar ese problema, también a la ineficiencia para bajar los índices de violencia”, señaló Mariano Arcas, uno de los abogados de la provincia que se mostró preocupado por las imágenes de los vecinos del barrio Diza que se armaron para protegerse.

El litigante subrayó que al organizarse de esa manera, los ciudadanos también están delinquiendo. “Podría ser una asociación ilícita, dado que se juntaron para cometer ilícitos que es lesionar o atacar a personas que cometan delitos”, analizó. Luego agregó que “deben ser frenadas y desarticuladas, porque son milicias parapoliciales”.

Ricardo Scheuermann consideró: “No es bueno ver que la ciudadanía sale armada a la calle, pero tampoco es bueno que la Policía no pueda hacer nada contra los delincuentes que están en la calle robando, violando y matando”. En ese sentido, sugirió que una buena forma de desalentar estas agrupaciones vecinales sería invertir en potenciar la labor policial. “La Policía hace lo que puede, pero faltan recursos y el Estado no está respondiendo. Por eso la gente después de un robo ya no quiere ni ir a hacer la denuncia. Llaman a una comisaría, donde a veces no hay más que dos policías, que les dicen que no tienen móviles o que la patrulla está sin nafta”, dijo el penalista.

Por otro lado, Scheuermann entendió que los controles vehiculares deben potenciarse en las zonas rojas. “La mayoría de los delincuentes se esconde en los mismos aguantaderos”, subrayó.

Ausencia

“El Estado es el encargado de brindarte los servicios primarios y fundamentales, como la seguridad. Todo esto recae en manos del Ejecutivo (PE). Cuando el PE brinda en alguno de estos órdenes un servicio deficiente y hasta nulo, entonces decimos que hay un Estado ausente, y los ciudadanos se ven obligados a suplirlo”, ilustró Guillermo Villalba.

El litigante añadió: “esto es muy peligroso, porque los vecinos no están preparados ni adiestrados para ejercer en este caso la seguridad que debe recaer en las fuerzas de seguridad especializada. Tampoco debe permitirse la ‘justicia por mano propia’”.

Cergio Morfil también apuntó a reforzar los recursos policiales. “Esto es un último recurso porque el Estado no llega. Es un delito lo que estamos viendo. Pero que lástima que el Estado no esté previniendo lo que hacen los delincuentes. A mi criterio esto pasa en todas partes, la inseguridad tiene que combatirse con más presencia policial”, indicó.

“Es una realidad que el Estado no puede cubrir la necesidad de seguridad de la población, pero tampoco pueden hacerlo los propios vecinos, si no hablamos de una anarquía total. No hay que dejar que eso pase; pero sí empecemos a dar soluciones (desde el Estado), y rápido”, agregó.

“Salir con armas de fuego sin tener portación, sí es delito. En cuanto a los otros, no es un delito porque no está prohibido portar un palo o un machete, pero no pueden usarlos en una aprehensión. Los civiles podemos aprehender a una persona para defendernos, pero no excedernos. Si lo hieren gravemente, o lo matan sin que haya una lucha, no hay legítima defensa y tendrán serios problemas legales”, detalló el penalista Álvaro Zelarayán, que entendió la reacción vecinal pero agregó: “no podemos permitirlo, pero esto es reflejo de la orfandad del Estado”.

Comentarios