Postergan un juicio por la pelea entre dos jueces - LA GACETA Tucumán

Postergan un juicio por la pelea entre dos jueces

Malestar en la querella, que teme que venza la prisión preventiva.

04 Mar 2021 Por Santiago Re
1

DETENIDO. Máximo Abraham está acusado por el homicidio de dos policías ocurrido en 2018.

La audiencia en la cual comenzaría a debatirse el juicio en contra de Máximo Abraham, el acusado de haber asesinado en 2018 a los policías Cristian Peralta y Sergio Páez González, se suspendió tras una discusión entre los vocales intervinientes. La situación generó malestar entre las viudas de las víctimas y sus familiares. Para que comience el juicio deberá conformarse un tribunal y fijarse una nueva fecha.

“El juez Eduardo Romero Lascano comenzó a preguntar por los expedientes y por los elementos secuestrados. La fiscala no contaba con los dos últimos cuerpos del expediente, que aún no se habían digitalizado. La defensora no había tenido acceso a los expedientes todavía, dado que acababa de ser nombrada”, describió la situación el abogado de la querella, Jorge Lobo Aragón. “De repente tomó la palabra la jueza Alicia Freidenberg y le avisó a su par que ella ya había ordenado que se suspendiera el juicio por decreto, debido a que la defensora tiene derecho a contar con 78 horas para tomar contacto con la causa y además porque faltaba resolver si se llamaba a sorteo para nombrar al tercer magistrado del tribunal, o si se esperaba la reincorporación de la doctora Stella Maris Arce, que está de licencia”, añadió.

Esa decisión generó una discusión entre los vocales. Romero Lascano planteó que quería continuar con una audiencia de orden, al menos, para comenzar a adentrarse en la causa. Freidenberg no estuvo de acuerdo, y le señaló que se debía respetar un determinado orden en el procedimiento: esperar el sorteo del tribunal y que la defensa se instruyera en la causa.

“La discusión siguió hasta que se decidió suspender el inicio del juicio. Lo que puedo decir que es que había unos treinta abogados observando la audiencia; el desenlace generó malestar entre los colegas y luego se armó un escándalo en las redes sociales”, señaló el profesional. Al respecto agregó: “personalmente estoy seguro sobre la honorabilidad de los vocales. Creo que el juez tuvo buena intención en hacer esta audiencia. Creo que la jueza también actuó con buena intención de intentar encauzar la situación. Son dos personas idóneas. Pero lamentablemente se produjo esta diferencia interna entre ellos que hizo que la audiencia terminara en desorden, porque creo que era la oportunidad para que se fijara la nueva fecha para el debate oral”, concluyó. Tras la suspensión, Lobo Aragón  volvió a pedir medidas de protección para la testigo clave del hecho.

Horrorizadas

“El acusado a los gritos pedía la palabra, levantaba los brazos. Les gritaba a los abogados. El juez Romero Lascano lo llamó al silencio más de una vez porque hablaba sin autorización. Faltaba que se presenten los informes ambientales y los secuestros; nadie sabía nada. Para mí este juicio tiene que ser presencial y que se ponga toda la evidencia sobre la mesa”, señaló Noelia Ferez, la viuda de Peralta. “Lo de hoy fue como venir a rendir sin estudiar: nadie sabía cuántos cuerpos tiene la causa, no sabían sobre el riesgo de que venza la preventiva. Estoy horrorizada porque nunca pensé que nos pudieran hacer esto previo al juicio que esperábamos con tantas ansias. Terminamos viendo las peleas internas de dos jueces”, protestó la mujer que sostiene que si bien no se esperaba algo así, “hace tres años que pasan cosas raras en esta causa”.

Carina Olea, la viuda de Páez González, reconoció que se sintió dolida con lo ocurrido. “Esto fue una burla. Todas las falencias que mostró hoy Tribunales y los magistrados a mí me causó desconcierto. Fue un bochorno. Parecía un circo: dos jueces peleando entre ellos y el imputado a los gritos de fondo. Es vergonzoso para nosotros, que desde hace tres años venimos peleando por justicia. Esto no tiene nombre. Les pido por favor (a los jueces) que se comporten como las personas estudiosas que son; son representantes del poder Judicial”, enfatizó.

La mujer lamentó que nuevamente se postergara el inicio del juicio y señaló que teme de que Abraham recupere la libertad, dado que la prórroga de la prisión preventiva vence el 15 de este mes. “Al fin y al cabo Máximo quedó victimizado. Quedó como que lleva tres años encerrado y que ya es hora de liberarlo. Nos faltaron el respeto”, sentenció.

Pidieron tiempo

La litigante Mariela Ruth Mayer explicó la postura de la defensa con respecto a la audiencia. “El viernes pedí por escrito la suspensión de ese debate porque había asumido recientemente la defensa y realmente necesito tiempo para preparar nuestra postura. Son al menos 13 expedientes en formato digital que hay que verlos. Los Derechos Humanos sostienen que toda persona no sólo merece el derecho a la defensa, sino al de una defensa técnica eficiente. Esto es una garantía constitucional para todos”, argumentó la profesional.

“El vocal nos dijo que se realizaría una audiencia de orden. Como defensora no lo acepté porque me habían notificado sobre una audiencia de debate y por eso protesté. Así se terminó suspendiendo”, contó. También advirtió que la convivencia entre el sistema conclusional y el adversarial trajo algunos problemas.

“Salvo por la querella, todos los intervinientes tomamos contacto con la causa recientemente. Calculo que en el transcurso del mes nos informarán sobre cómo continúa esto”, señaló Mayer, que agregó que solicitó la libertad de su defendido dado que ya sobrepasó con los dos años que prevé la ley sobre prisión preventiva. “Hice ese planteo, pero sinceramente no sé en qué quedó la audiencia de hoy (ayer). No sé si quedará asentado. Esperaré a ver sobre qué me notifican”, finalizó.

Temas

Tucumán
Comentarios