Todo sobre los Globo de Oro - LA GACETA Tucumán

Todo sobre los Globo de Oro

La primera gala dedicada a las producciones del cine y la televisión de 2020 fue virtual y confirmó los pronósticos sobre las favoritas.

02 Mar 2021 Por Fabio Ladetto
5

FOTO/REUTERS

Pantalla partida

La pandemia modificó las tradiciones

El coronavirus fijó sus reglas sin respetar tradiciones ni protocolos. No hubo alfombra roja, peldaños traicioneros que subir ni estatuillas entregadas en mano. La ceremonia se realizó a pantalla partida y con proyección gigante que se replicó en cada televisor. Los presentadores estuvieron en el escenario pero los candidatos podían seguir la gala desde la comodidad de sus casas rodeados de familiares y amigos o en la soledad de un cuarto de hotel, como optaron algunos; por supuesto, la cena corrió esta vez por cuenta de cada uno. En vez de costosos trajes o vestidos con brillo, las opciones fueron más amplias e incluyeron la sudadera con capucha que lució Jason Sudeikis (se impuso como actor de comedia televisiva por “Ted Lasso”), como aparece en el extremo inferior izquierdo). La prenda es de Forward Space, la escuela de baile de su hermana y rápidamente se agotó en la venta por internet a un costo de más de U$S 100 la unidad.

“The Crown”

Era imposible que ganase todas

“The Crown” llegaba con seis nominaciones, pero de entrada sabía que era imposible que ganase todas porque en algunos rubros tenía dos miembros del elenco como candidatas. Lo mismo fue una de las grandes victorias de la noche con la obtención de cuatro estatuilas: a mejor drama de televisión; actriz y actor protagónicos para Emma Corrin y Josh O’Connor; y actriz de reparto para Gillian Anderson. Una de las grandes decepciones se llevó Olivia Colman, que fue derrotada en este campo por Corrin y en su postulación como actriz de reparto en cine por Jodie Foster.

Consagrada

“Nomadland”, mejor película y directora

Era un hecho inédito que tres de los cinco postulantes a mejor director fuesen mujeres, pero que Chloé Zhao ganase la estatuilla por “Nomadland” era previsible. Pero perdió en la puja a mejor guión ante Aaron Sorkin, responsable de “El juicio a los siete de Chicago”. En animación, el Globo de Oro fue para “Soul”, lo cual era tan cantado como que “Minari” ganase entre las competidoras a producciones extranjeras como lo hizo finalmente. El premio a la mejor canción original fue para Laura Pausini, Diane Warren y Niccolò Agliardi por “Io Sì (Seen”), de la película “La vida ante sí”.

Sorpresa sólo para ella

Anya Taylor-Joy se llevó una estatuilla

FOTO/REUTERS

Todas las apuestas le anticipaban que iba a ganar la estatuilla a mejor actriz en miniserie de televisión por su protagónico en “Gambito de dama” (elegida además mejor producción), por lo que la sorpresa que mostró al aire Anya Taylor-Joy puede haberse entendido como exagerada, pero la realidad es que se impuso a dos consagradas como Cate Blanchett (competía con “Mrs. America”) y Nicole Kidman (“The Undoing”) y a dos revelaciones como Shira Haas (“Poco ortodoxa”) y Daisy Edgar-Jones (“Normal People”). La aspiración máxima de la actriz británico-argentina hubiese sido conseguir una segunda estatuilla con su nominación por la comedia “Emma”, el clásico de Jane Austen, pero el premio en esta categoría se lo llevó Rosamund Pike por “Descuida, yo te cuido”.

Elegantes en pijamas

La alegría de Jodie Foster

FOTO/REUTERS

Jodie Foster pesaba fuerte en las quinielas de los premios y terminó llevándose el Globo de Oro como actriz de reparto de la película “The Mauritanian”. Lo recibió en su casa y con un elegante pijama junto a su esposa, Alexandra Hedison. En esa misma categoría, pero en el rubro masculino, el galardón fue para Daniel Kaluuya por “Judas y el mesías negro”. La segunda “Borat” se alzó con la estatuilla a mejor comedia y a mejor protagónico para Sacha Baron Cohen; mientras que “Mank” se fue con las manos vacías pese a haber tenido seis nominaciones.

El alegato de Jane Fonda

Reconocimientos honoríficos especiales

El premio honorífico de la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Hollywood por la trayectoria fue para Jane Fonda (participó en vivo del acto); mientras que el correspondiente a los aportes al cine y a la televisión se lo llevó Norman Lear. Al recibir su Cecil B. De Mille, Fonda instó a los artistas a ser líderes: “somos una comunidad de contadores de historias y en momentos turbulentos y de crisis como estos, es esencial. Contamos historias que cambian los corazones y las mentes, que nos ayudan a tener empatía, a reconocer que aunque seamos diferentes, todos somos seres humanos. He visto mucha diversidad en mi vida y a veces me ha costado reconocerla, pero inevitablemente, si mi corazón está abierto puedo terminar entendiéndola”. La actriz pidió especialmente “a los que deciden qué películas se hacen y cuáles reciben premios, un esfuerzo para ampliar ese espacio y que todo el mundo pueda alzarse y tener la oportunidad de que su historia se escuche y vea; admitir esto es tan simple como admitir que la verdad actual es estar en sintonía con la diversidad que emerge ahora porque está recogiendo el testigo de todos aquellos que lucharon y se manifestaron en el pasado”.

Mimo a la distancia

El brazo más largo del mundo

FOTO/REUTERS

Volvieron como anfitrionas y cumplieron acabadamente su rol, conocedoras como pocos del juego que les tocaba jugar. La química entre Tina Fey y Amy Poehler está intacta desde el tiempo que compartían elenco en Saturday Night Live y lo mostraron el domingo pese a que las distanciaba más de 4.000 kilómetros: mientras la primera estaba en el Rainbow Room de Nueva York, su colega transmitía desde el Beverly Hilton en Los Ángeles, sede tradicional de la gala anual. En uno de los gags más festejados, Fey le acaricia el pelo a su partener, obviamente con una doble de mano que hizo el gesto en vivo y con detalles técnicos que evidenciaron el truco. El público en vivo en las mesas no eran artistas, sino trabajadores esenciales que afrontaron en la calle la pandemia, como personal sanitario y de servicios públicos. “Estamos muy contentos de que estén aquí, para que las estrellas puedan estar a salvo en sus casas”, fue la reflexión de Fey, a modo de tributo. Entre los presentadores estuvieron Salma Hayek, Laura Dern, Angela Bassett, Jamie Lee Curtis, Joaquin Phoenix, Margot Robbie, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones.

La mayor emoción de la noche

Premio póstumo a Chadwick Boseman

No pudo ni quiso contener las lágrimas. Taylor Simone Ledward, viuda de Chadwick Boseman, agradeció el premio póstumo de la Asociación de Corresponsales Extranjeros de Hollywood, por la labor protagónica del actor fallecido en agosto del año pasado de cáncer de cólon, enfermedad que atravesó en la mayor reserva. Su trabajo en “La reina del blues” se impuso en la categoría drama ante los de Riz Ahmed (“El sonido del metal”), Anthony Hopkins (“El padre”), Gary Oldman (“Mank”) y Tahar Rahim (“The Mauritarian”). “Él hubiera dado gracias a Dios, hubiera dado las gracias a sus padres y también hubiera agradecido a sus antepasados por su guía y sus sacrificios. Él diría algo hermoso, algo inspirador, algo que amplificaría esa pequeña voz dentro de todos nosotros que nos dice que podemos conseguirlo, que sigamos adelante. Yo no tengo sus palabras, pero tenemos aprovechar todos los momentos para celebrar a aquellos que amamos”, afirmó Ledward en el punto más emotivo de la ceremonia del domingo, que golpeó fuerte en el corazón de quienes seguían la gala y también hizo llorar a la presentadora de ese premio, Renée Zellweger. Sólo tres actores afroamericanos habían recibido el galardón previamente: Forest Whitaker, Denzel Washington y Sidney Poitier; y es el segundo que lo ganó luego de haber fallecido (antes lo hizo Peter Finch por “Network, un mundo implacable”, en 1976). Por “la reina del blues”, Viola Davis aspiraba también a una estatuilla, pero perdió ante Andra Day (protagonista de “The United States vs. Billie Holiday”). La consagración de un actor negro (y otros premios dados en la gala a artistas afroamericanos) se entendió como una respuesta tácita de los organizadores a las críticas que recibieron por la poca diversidad étnica que tiene su Asociación, donde no hay ningún integrante negro. Su vicepresidenta, Helen Hoehne, se comprometió a revertir esa situación con fitiras nuevas incorporaciones dentro de la entidad.

Comentarios