La armónica es el eje de un festival de cuatro bandas tucumanas de blues y rock - LA GACETA Tucumán

La armónica es el eje de un festival de cuatro bandas tucumanas de blues y rock

Huguis López reivindica el crecimiento del instrumento en la provincia. Un inicio con el folclore andino. Un colectivo que es unido.

25 Feb 2021
1

La armónica reinará en la noche de Brian Jones (Miguel Lillo 234), con un festival de bandas donde este instrumento aporta su sonido fundamental. La convocatoria reunirá desde las 21 (se anuncia puntual) a Blues Novato (liderada por Damián Rodríguez); La 381 Blues Band (de Julián Silvera), Tennessee Woman (con Francisco Pérez) y Batmanes del Mercoblues, conducida por Huguis López, el organizador e impulsor del encuentro.

“Esta es la cuarta edición y vamos a participar cuatro armonicistas, cada uno con sus proyectos. En las anteriores ediciones estuvimos más relajados respecto al tiempo de los shows, pero esta vez, dada las circunstancias actuales y respetando el protocolo de bioseguridad, será una muestra de cada formación en un set de cinco temas. Cada banda tiene distintas influencias, pero predominan en esta ocasión el rock y el blues”, le dice a LA GACETA.

En Batmanes, López está acompañado por Simón Perez en batería, José Terol en bajo y Diego Lizárraga en guitarra. “Vamos a interpretar un repertorio de algunas grandes obras del estilo Chicago Blues. Siento que de a poco en Tucumán se está abriendo la cancha respecto a esta música, que tiene un contexto cultural y muchas vivencias de trasfondo y que aún carece de difusión”, advierte.

El armonicista vino a vivir a la provincia hace siete años, y lo primero que hizo fue “buscar a los de mi especie, y así conocí a Lucas Lazarte, a Damián, a Francisco y a Julián, porque el instrumento tiene un lugar importante acá, donde ya hace algunos años existe el grupo de Facebook Tucumán Armónica, que se reunía en el Parque Avellaneda con muchos participantes; el desarrollo creció y sigue creciendo, y ojalá se puedan seguir gestionando oportunidades como estos festivales”.

Su inicio en la armónica llegó desde el folclore andino. “Cuando era niño, mi padre me regaló una zampoña y una quena. Me volvían loco de chico Los Kjarkas, y jugaba a imitar esos sonidos en mis primeros pasos con la música. A los 18 años la armónica llego de casualidad a mis manos por un compañero de trabajo en Laferrere, que me regaló la suya que no usaba. En mi adolescencia escuchaba mucho a los Rolling Stones y empecé a tocar las primeras melodías de sus temas; y luego me volqué al blues con Muddy Waters, uno de mis artistas de cabecera. Y a la vez tomé clases con algunos profesores: Ruben Gaitán, Walter Gandini y Carlos del Junco. La Argentina tiene grandes e importantes referentes como Hugo Díaz que aparte del folclore, también lo fue en el tango y en el jazz, mundialmente reconocido como uno de los más importantes de la historia en la armónica cromática. Me encanta escucharlo, lo admiro mucho”, asevera.

Sin embargo, López se enfoca en la armónica diatónica, por lo que menciona como ídolos a Little Walter, Walter Horton, John Lee Williamson, Rice Miller, Sonny Terry, James Cotton y Junior Wells, no por casualidad norteamericanos: “el clues es de otra zona, de otra época, con una raíz afro (como toda la música prácticamente) y donde enormes maestros afroamericanos de esta vieja escuela dejaron un gran legado”.

El músico no reconoce que forman una cofradía especial, pero admite que “somos una especie muy unida y solidaria, algunos de mis mejores amigos son armonicistas y los que más admiro del país como Adrián Jiménez, Nico Smoljan, Matías Fernández y Alex Rossi, de Brasil”.

“Ya no hay limitación con este instrumento, tenemos una gran diversidad musical y muchos artistas contemporáneos con una nueva escuela. Gracias a internet podemos llegar a todo. Cuando comencé era muy difícil conseguir algún disco. Hoy todo está a nuestro alcance. Por eso solo hace falta ser constante, tener ganas, actitud y un guía que te ayude a desarrollar la técnica para su ejecución. Y festivales para poder difundir que existen en Tucumán proyectos donde la armónica tiene un lugar inportante y para reunirme luego de tanto tiempo con quienes seguimos respetando nuestro ritual de compartir una pasión”, concluye.

Comentarios