“Davidchuelo”, el influencer de la pesca en Tucumán - LA GACETA Tucumán

“Davidchuelo”, el influencer de la pesca en Tucumán

David Redondo, en un imperdible mano a mano con LA GACETA, cuenta los detalles de las aventuras que vivió.

18 Feb 2021 Por Gustavo Rodríguez

“Un influencer es una persona que tiene una presencia importante en las redes sociales, con muchos seguidores y un alto prestigio que se demuestra por el hecho de que sus opiniones y actualizaciones de estado son compartidas y comentadas por muchas personas.”

David “Davidchuelo” Redondo se ríe a las carcajadas cuándo se le pregunta si se considera el influencer de la pesca en Tucumán. “No crea que sea uno. Hay muchos que hicieron esto antes que yo, pero sí no puedo negar que el uso de las redes sociales me ayudaron a crecer mucho”, explicó en la entrevista con LA GACETA.

- ¿Qué redes sociales utilizás?

- WhatsApp y Facebook, que para mí son las mejores. Pero ahora quiero crecer más con mi canal de Youtube (clic aquí).

- ¿Por qué no Instagram o Tic-Toc?

- La verdad es que no me interesan.

- ¿Qué onda con los grupos de WhatsApp?

- Al principio hubo un boom hace uno años, pero después la movida se calmó. Después de "Hay Pique" armé "Adictos a la Pesca" y todavía seguimos conectados. Luego surgieron varios más. Como Adictos fuimos reconocidos hasta en Santiago del Estero.

- Dicen que hay rivalidades entre estos grupos…

- Al principio puede ser, pero después no pasó nada. Es más, siempre nos vemos en el río o en los lagos y no pasa nada.

EN ACCIÓN. Redondo en plena pelea con un “amarillo” capturado en el río Dulce

***

Redondo tiene 39 años y de lunes a viernes técnico de reparación y mantenimiento de fotocopiadoras e impresoras fiscales. Desde el domingo o partir del lunes en internet se puede encontrar los resultados que tuvo en sus excursiones.

- En el ambiente hay un mito. Dicen que tenés una balanza equilibrada con dos kilos de más…

- (Se ríe a carcajadas) No tengo balanza, pero siempre me gastaron por el tema de los pesos. Todo con buena onda. Y como no tengo un instrumento para pesar, a veces me equivoco.

- ¿Usas la técnica del brazo extendido para que en la foto el pescado aparezca ser más grande?

- Hay varios pescadores que tienen esa teoría, pero creo que se trata de una postura adoptada por los deportistas hace bastante tiempo.

- ¿Es cierto que a veces cambiás los señuelos para la foto para conseguir sponsors?

- No, nada que ver. Jamás hice eso. Muestro el señuelo con el que picó. Además están los videos que son una prueba irrefutable.

- ¿Y tenés banca de marcas o negocio como influencer?

- Sí. Gracias a Dios me eligieron varias personas para pescar con sus señuelos o usar su vestimenta. Esto recién está surgiendo y ojalá siga creciendo. Por ahí la situación económica complica un poco las cosas, pero todos hacen un esfuerzo para poder vender un poco más.

- ¿Quién te apoya en todo esto?

- Son dos: Ale Trejo, de Tropical Fishing Store y Ariel Argañaraz, de Negro Bait Shop

- ¿Qué opinás sobre la cantidad de señuelos santiagueños que han aparecido en el mercado?

- Son muy buenos, porque a diferencia de los otros, son diseñados para pescar en el Dulce.

- ¿Por qué en Tucumán no hay tanta gente que se dedica a esto?

- Porque no le dan mucha importancia al río Dulce. Con Trejo hace dos años que venimos testeando las baits & flies. Se logró dar forma a un buen señuelo.

***

Redondo no es un desconocido por los tucumanos. Sobre él, como cualquier otro influencer, se han difundido un montón de historia que él se encargó de desmentirlas en esta entrevista. Lo primero que aclara es que no es un guía. “Llevo gente que me ayuda a solventar mis salidas de pesca y costearme los equipos. Por esa fama que me hicieron casi me detienen los santiagueños porque me dijeron que no estaba autorizado a hacerlo”, señaló con tono firme. El otro mito que gira en torno de su figura es el uso que le da a su Chevrolet Celta de tres puertas

- Si la marca ve hasta dónde llegaste con el auto te hace un monumento o te contrata para hacer una publicidad…

- (Otra vez se ríe a carcajadas). Y ese es mi "Negrito", así le digo. Es un fiel compañero de pesca. Me llevó a todos lados. Hice viajes largos como Telares, Juramento y al Bañado de Figueroa y a diferentes partes del Dulce. Llegó hasta a la Quebrada del Portugués para pescar truchas.

“EL NEGRITO”. El Chevrolet Celta que usa “Davidchuelo” para llegar a los lugares más increíbles.

- Muchos se preguntan cómo haces para andar en todos lados…

- Es cuestión de acomodarse bien. Debe reconocer que al principio viajábamos cinco, pero ahora vamos cuatro nomás.

- ¿Entran todos?

- Claro. Va uno adelante, dos atrás, en el medio la conservadora, al costado las cañas y en el baúl todo lo demás. El secreto es saber acomodar las cosas.

- ¿Nunca tuviste problemas?

- Sí, por supuesto. Una vez se largó a llover en el Bañado y para salir del lugar donde estábamos había que subir al murallón por un camino lleno de barro. Tuvimos que buscar a un grupo de lugareños para que nos saquen. Hace poco, en Sumamao, nos quedamos clavados en un bobadal. Por suerte vino un vecino con una camioneta y nos tiró hasta que quedó liberado en el auto.

EN ALTURA. El pescador eligió La Angostura como una de los mejores sitios para capturar pejerreyes.

- Se dice que a veces sos medio "suicida" a la hora de pescar…

- Nada que ver. Siempre hay que tener cuidado cuando estás pescando en el río. Se lo debe respetar porque siempre hay alguien esperándote en casa.

- ¿Nunca te pasó nada?

- Sí, una vez me llevé un flor de susto. Estaba pecando y se derrumbó la peñita en la que estaba parada. Caí al agua y tuve que nadar bastante para llegar a la orilla.

- ¿Sos soltero?

- Vivo en pareja y tengo a mi hija que promete ser igual de pescadora que yo.

- ¿Cómo haces para salir todos los fines de semana a pescar?

- (Otra vez las risas) Mi mujer es de hierro. Tengo la suerte que me banca a muerte mis locuras.

- Sos un influencer; tenés que decir cómo hacés para no tener problemas…

- No hay secretos, ja.

***

La cabeza pescadora de Redondo tiene instalado un chip. De septiembre a abril, se activa el sector del cerebro que tiene destinado al dorado. Y de mayo a agosto, el de pejerrey.

- ¿Cuál de las dos pesca, que son tan diferentes, te gusta más?

- El baitcasting, sin lugar a dudas, para pescar esas bestias llamadas dorados.

- ¿Qué pasa con la variada?

- Me gusta la pesca de bogas con equipos livianos. La hicimos en el invierno en el Bañado de Figueroa. Se pueden concretar buenas capturas.

- ¿Y las tarariras con señuelo?

- La verdad hace rato no la practico, pero es muy entretenida. La practicaba mucho antes de conocer los lugares del Dulce donde están esos lingotes.

- ¿Qué estilo preferís para pescar dorados?

- Me gusta pescarlo de cualquier manera. Con señuelos, cucharas o bait & flies. No tengo problemas de ponerle una anguila o una rodaja de pescado a un anzuelo. Sí te puedo decir que estoy a full con el bait & flies.

- ¿Por qué elegiste esa modalidad?

- Tiene una gran ventaja. Anda muy bien al ser una mosca adaptada para la pesca de equipos de bait y de spinning. Creo que el secreto es cómo trabaja en el agua. También es muy importante el tamaño y a la vez la calidad de los materiales con la que la fabricaron. Siempre digo que es un bombón para el dorado.  

UN CLÁSICO. El influencer en una jornada de pesca en La Dormida, Loreto.

- ¿Cuál fue tu mayor captura?

- Un ejemplar de 12 kilos pescado en Loreto con una Hoplia Turbo amarilla con cabeza negra.

- ¿Qué lugares son tus favoritos?

- Y tengo varios como Loreto, Sumamao y el Bañado de Figueroa. También me encanta Los Quiroga cuando está crecido el río.

- ¿Qué técnicas utilizás para la pesca de pejerreyes?

- Soy de la “boya anclada” y el  “trompito” a full.

- ¿Cuál fue tu captura más importante y en qué lugares lo buscás?

- El más grande llegó a pesar 1 kilo y lo pesqué en Tafí del Valle. Mis lugares preferidos son El Cadillal y La Angostura, en ese orden.

PREFERENCIA. Redondo reconoció que en esta temporada se inclinó por el bait & flies.

- ¿Te interesa participar en un concurso?

- Nunca me llamo la atención. No es mi idea la de competir.

***

Pasan las horas y la charla de “Davidchuelo” pareciera no acabar más.

- ¿Quién fue tu modelo de pescador?

- Sin lugar a dudas mi viejo. Él comenzó a llevarme a pescar mojarritas primero y después pejerrey. Él fue el responsable de que me apasionara por la actividad?

- ¿Cuándo hiciste el clic por la pesca deportiva?

- Y hará hace unos seis años, cuando comencé a incursionar en el Dulce. Desde que se recuperaron los dorados los devuelvo a todos, ya sean chicos, medianos o grandes. Ese pez te da tanta pelea por intentar liberarse del anzuelo, que se merece volver al agua. Lo que importa es la lucha, la foto, el beso y a devolverlo.

- ¿Por qué pesca con devolución?

- Porque hay que cuidar los recursos, y más el dorado. Es una especie que así como da mucha alegría, cuesta un montón que se reproduzca.  

- ¿A quién te gustaría parecer?

- Y como Pablo di Santi, sin lugar a dudas. Muchos sentimos que tenemos esa pasión y locura.

- ¿Quiénes son tus grandes compañeros?

- Juan Falco, “Seba” Valdez, Mauro Luna, “Tato” y Marcos Bustos, que son integrantes del grupo Adictos a la Pesca. Compartimos muchas salidas y descubrimos lugares fabulosos en el Dulce.

- ¿Cuál es tu límite?

- El mismo que puede tener cualquier pescador. Superarse día a día, pero por sobre todas las cosas, pasarla bien y disfrutar con las personas que aman la actividad.

Comentarios