"Las Lobas" y "Los Lobos" aullarán al máximo para cumplir lo que se propusieron - LA GACETA Tucumán

"Las Lobas" y "Los Lobos" aullarán al máximo para cumplir lo que se propusieron

13 Feb 2021 Por Mariana Apud
1

A GUSTO. Bobillo, de 31 años, vive la tarea de ser capitán sin ninguna presión.

“Queremos llegar a las semifinales”, marcó Adrián Oscar Gayoso. Giovanna Chiaramonte es un poco más modesta. “Nos planteamos ganar experiencia y mucho nivel de juego”, reveló la dama. Él, capitán de la versión masculina de Tucumán de Gimnasia y ella, de la femenina, tienen objetivos distintos porque la línea del tiempo ubica a “Las Lobas” en una situación inédita para la institución. Nunca, en los 85 años de existencia del club “albiceleste”, la Primera de damas jugó en la máxima categoría. “Estamos muy ansiosas. Sabemos que participar en el torneo es un esfuerzo gigante de los dirigentes y cuerpo técnico”, reconoció la punta-receptora. “Las Lobas” cargarán con la desventaja de ser debutantes en una zona en la que hay equipos históricos como San Lorenzo, Estudiantes y Gimnasia, ambos de La Plata. “No puedo decir que nos tocó una zona fácil. Tenemos rivales que vienen con la experiencia de varias ligas. Vamos a ir partido a partido, dando lo mejor de nosotras”, sintetizó Chiaramonte.

Gayoso, que llegó en calidad de refuerzo, rápidamente sintió que la meta planteada por el cuerpo técnico se puede concretar. “Hay equipo para lograrlo y además confío en el proceso de entrenamiento que venimos haciendo. Llegamos en buena forma física y con buen nivel de voley”, destacó. “Sabemos que River y Rivadavia tienen buen nivel por las competencias en las que participan, pero nosotros confiamos en nuestro trabajo”, insistió el entrerriano. “Hasta el momento, solo venimos mirando puertas adentro”, agregó Gayoso que a diferencia de su colega en el equipo de damas, está acostumbrado al rol de líder. “Desde inferiores que lo hago en los equipos de mi provincia. Me siento orgulloso y un poco sorprendido, pero no lo considero casualidad ya que creo que desempeño bien ese rol”, sostuvo el armador. “Ser capitana significan muchísimas cosas para mí. Llevar ese título es una gran responsabilidad. Es ser el pilar que tiene que estar presente en todo, dentro y fuera de la cancha. Mi mayor deseo es poder cumplir con ese cargo de la mejor manera”, anheló Chiaramonte.

“Vamos con el objetivo de llegar al último día”, sentencia Juan José Reyes. No llama la atención que sea así de alta la vara que se pone Monteros Voley. Es acorde a su historia que, en poco tiempo, lo fue llevando a ser respetado en el país. Competir en la máxima categoría no daba como resultado un equilibrio entre lo económico, la potencial evolución para sus jugadores y la institución en sí que tiene otras disciplinas a las que también busca elevar para beneficio de sus socios. En la segunda categoría del voley nacional entendieron que el patrimonio quedará bien resguardado. “El Naranja” asoma como uno de los candidatos porque mantiene la base del equipo que jugó la última Liga Nacional y se reforzó muy bien. Una mezcla fundamental según la apreciación del capitán. “Será un torneo distinto: 11 días seguidos y no hay mucho descanso. Por eso es bueno tener recambio, lo que nos da la posibilidad de estar rotando cuando el trámite del partido lo permita. Hay muchos que somos grandes y necesitaremos tiempo para recuperarnos”, reconoció el armador.

Lograr el desarrollo, más que el título

En Instituto Pellegrini esperan que la LNM sirva para darle la experiencia que necesitan sus jugadores. El “Tricolor” tiene un plantel que se caracteriza por la juventud y prefirió no sumar refuerzos. “El promedio de edad es de entre 15 y 21 años”, remarcó Diego Bobillo, el capitán del conjunto. “El objetivo institucional es brindarles rodaje nacional para que el proyecto se sustente con el pasar de los años y con la mayoría de gente del club”, estableció el armador, que después habló de la meta deportiva. “Foguearlos a ellos para que sigan creciendo es lo más importante. Y nosotros, los más grandes que somos poquitos, tenemos que acompañar ese proceso y potenciar lo que ellos ya saben hacer”, explicó.

“Apostamos a pasar la primera fase”, se refirió Bobillo al objetivo de competencia. “Después será cuestión de ir partido a partido, analizando dónde están parados. “Entonces será el momento de jugar más que al ciento por ciento”, anunció el jugador, que no sólo se formó como tal en Pellegrini. En el club también hizo sus primeros pasos como DT. “Es lindo ser capitán de varios chicos a los que yo ya entrené y compartí desde hace muchos años. Es satisfactorio cuando las cosas van saliendo. Y cuando no, uno por el sentimiento que tiene, pone más para que los resultados se den”, reflexionó.

Comentarios