De Guzmán al campo: "el Gobierno tiene los instrumentos para que el shock sea progresivo y no regresivo" - LA GACETA Tucumán

De Guzmán al campo: "el Gobierno tiene los instrumentos para que el shock sea progresivo y no regresivo"

"Hay que tener cuidado con la emisión monetaria", afirmó el ministro de Economía de la Nación en su visita a Tucumán.

10 Feb 2021 Por Fernando Stanich
1

DISERTACIÓN. Guzmán expuso en el anfiteatro de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNT, ante autoridades, docentes y estudiantes. la gaceta / foto de diego aráoz

Aunque nunca perdió su tono pausado y su semblante calmo, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, advirtió que el Gobierno tiene los instrumentos tributarios para evitar que el aumento de los precios internacionales en los comodities se traslade a la economía doméstica. Además, en una entrevista exclusiva con LA GACETA, le dio un espaldarazo al proyecto de Sergio Massa para que no tributen Ganancias aquellos salarios menores a $ 150.000,

Ayer, durante su paso por Tucumán, Guzmán avizoró que a fin de año se puede reducir en cinco puntos la inflación respecto de 2020, que fue del 36,1%. “Es factible reducir en cinco puntos la inflación durante el 2021 y lograr que las expectativas estén alineadas”, había dicho durante la reunión con empresarios. Luego, con este diario, diferenció la política de Mauricio Macri con la de la actual administración para combatir el alza en los precios.

“La diferencia tiene que ver con el entendimiento de las causas de la inflación. Nosotros consideramos que la inflación es un problema que tiene que ver con los desequilibrios macroeconómicos fiscales, y que por lo tanto ir reduciendo la inflación debe hacerse al mismo tiempo en que se resuelven todos los otros desequilibrios, y resolver todos esos desequilibrios lleva tiempo. Hay que hacerlo de una forma gradual para que sea consistente con la recuperación de la actividad económica, y por lo tanto ir reduciendo la inflación también lleva tiempo. Para nosotros la inflación se ataca con todo el esquema de política macroeconómica, no solamente la política monetaria. Tiene que ver con la monetaria, la fiscal, la cambiaria y la política de ingresos y precios. La administración anterior atacó el problema de la inflación con un esquema de metas que utilizaba solo la tasa de interés. Consideramos que la tasa de interés por sí sola no es efectiva para resolver los problemas inflacionarios”, afirmó.

- Pero una de las críticas a este Gobierno es la emisión monetaria, que genera inflación.

- No es que la emisión monetaria genere un efecto proporcional en los precios, pero la emisión presiona sobre las divisas y el tipo de cambio. Es un efecto sobre el que hay que tener mucho cuidado. Además cuanto mayor es la emisión monetaria mayor es la proporción en la cual presiona sobre las divisas. Como la estabilidad cambiaria es un pilar de la estabilidad macroeconómica, debemos cuidar el financiamiento monetario. No obstante, sigue siendo inevitable, porque debemos tener una política fiscal orientada a propiciar la recuperación y en el contexto actual eso requiere de una política fiscal contracíclica financiada en parte –por la falta de crédito- con emisión monetaria. Pero hay que entender que hay límites, y nosotros somos cuidadosos de esos límites.

- ¿Y en ese sentido hay una articulación con el Central?

- El Banco Central y el Ministerio actúan de forma coodinada, y de hecho la depreciación del tipo de cambio del 3,7% mensual en enero tuvo que ver con una elección, que fue concentrar una mayor parte de la depreciación que se planea para este año al principio de 2021.

- Se han generado nuevos roces con el campo por las retenciones y los cupos a las exportaciones.

- Es una discusión coyuntural más que estructural y que tiene que ver con lo que ocurre en el mundo. En el contexto de pandemia hay un cambio en la demanda relativa entre alimentos y servicios; es decir que se demandan más alimentos y eso ha generado presiones sobre los precios de los commodities, una inflación internacional de commodities. Eso ha tenido un impacto también en los precios de la economía argentina. Lo que buscamos es generar acuerdos para evitar que haya un traspaso directo a los precios en la economía nacional.

- ¿En ese traspaso de precios hay especulación empresarial o desconfianza hacia las políticas del Gobierno?

- Esto es una cuestión de economía de mercado, una inflación de precios internacional arbitra los precios domésticos con los precios internacionales. Lo ideal es poder tener un acuerdo que le permita al productor vender en el mercado internacional en el precio internacional y que así vea potenciados sus incentivos a aumentar las inversiones y la producción; al mismo tiempo que no se perjudican los consumidores de nuestro país. Eso es lo ideal, por eso siempre un acuerdo es mejor.

- Y si no se logra ese acuerdo, ¿qué es lo que tiene pensado el Gobierno?

- El Gobierno tiene los distintos instrumentos para buscar que el shock sea progresivo y no regresivo.

- Uno de los reclamos de los empresarios de la región fue la política tarifaria.

- Hay una brecha que tiene que ver con cuestiones de logística e infraestructura que debemos ir resolviendo sobre la base de las inversiones, y el Presupuesto 2021 va en esa dirección. Hay una cuestión que es muy reclamada en las provincias que es las diferencias que se pagan por los combustibles en función de las distancias con Buenos Aires. En este proceso de normalización de los precios de los combustibles YPF ha seguido una política de ir buscando reducir estas brechas.

- ¿Y en materia energética?

- Se está trabajando en toda una redefinición de todos los cuadros tarifarios que reemplaza a los cuadros que había dispuesto el Gobierno anterior.

- ¿A qué se apunta cuando se habla de revisar el régimen de biocombustibles?

- Se pretende perfeccionar los marcos legales que se definieron en un contexto distinto al actual. Hubo una política de promoción de los biocombustibles que se hizo en un contexto de precios internacionales, de precio del petróleo que es distinto del actual. Por eso debemos ir refinando esos esquemas.

- Massa anunció un proyecto para subir el piso del Impuesto a las Ganancias

- Se trabajó en forma conjunta y de la mano entre Ejecutivo y Cámara de Diputados. Consideramos que era adecuado hacer esto desde los principios de progresividad y de sostenibilidad fiscal.

- ¿Cómo suplirá el Gobierno ese bache en los ingresos?

- Justamente lo que ocurrió con la reforma tributaria que llevó adelante el Gobierno anterior es que se hizo sobre la base de que ciertas reducciones impositivas iban a generar un efecto positivo sobre la oferta, y eso no ocurrió. Por el contrario, hubo un debilitamiento fiscal. Nosotros estamos resolviendo un problema para los trabajadores, porque como las escalas de Ganancias iban de la mano de la inflación, la reducción del salario real generó que mucha más gente pague Ganancias. Al mismo tiempo, se suspende una baja de Ganancias de sociedades, y de hecho el efecto fiscal neto es positivo, por lo que la sostenibilidad fiscal no está alterada.

Comentarios