Vacuna: hay que priorizar pacientes oncológicos - LA GACETA Tucumán

Vacuna: hay que priorizar pacientes oncológicos

La Asociación Argentina de Oncología Clínica resalta que la población con cáncer corre alto riesgo de covid grave. Los mas afectados.

26 Ene 2021 Por Claudia Nicolini
1

URGE INMUNIZAR . Los pacientes con cáncer tienen, en promedio, un 20 % más de riesgo de sufrir casos graves de covid que la población general. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Cuando respecto de covid-19 se nombra a quienes corren mayor riesgo de morir o cursar una infección grave, suele pensarse en personas con enfermedades respiratorias y/o cardíacas crónicas, obesidad y diabetes; también en embarazadas o mayores de 65. Están en la lista incluso quienes sufren enfermedad renal o hepática crónica... Pero hay otro grupo vulnerable del que no se habla, o se habla poco: los pacientes oncológicos.

“La población de pacientes con cáncer tiene mayor riesgo de contraer covid 19 y de cursar formas más severas de la enfermedad en comparación con la población general”, advierte la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), en consonancia con un llamado que también hicieron la Sociedad Europea de Oncología Médica y la Red Nacional Integral de Cáncer, de EE.UU.

La información disponible no es sistemática y varía ampliamente: el porcentaje de pacientes oncológicos que sufrieron formas severas y mortalidad por covid oscila en diferentes estudios entre el 5 y el 61 % -reporta la AAOC-; pero un metaanáliss de las publicaciones estima que el riesgo es del 26 %, cuando en la población general es del 2 o3 %).

Y en este momento de inflexión de la pandemia, con vacunas cada vez más cerca, pero sin disponibilidad inmediata para todos, surge la pregunta: ¿deben vacunarse los pacientes con cáncer?

La respuesta de expertos y de sociedades científicas es sí; pero advierten que dentro de ese colectivo hay grupos en los que es más urgente. “La población es heterogénea; no todos/as están expuestos al mismo riesgo -destaca Federico Losco, de la comisión directiva de la AAOC y su vocero-. Los que tienen diagnostico reciente, cursan enfermedad activa (comparados con los que están en control, sin enfermedad activa), los recientemente operados y los que están en tratamiento y su medicación puede bajar las defensas son los más vulnerables”.

Evidencias y necesidades

“La evidencia de eficacia de vacunación contra covid 19 en pacientes con cáncer es limitada”, afirman las tres sociedades científicas, pero resaltan que hay suficientes datos que respaldan la vacunación en general en pacientes con cáncer, inclusive en pacientes bajo tratamiento inmunosupresor.

“Es cierto que casi no se incluyeron pacientes oncológicos en los ensayos clínicos -destaca a LA GACETA el oncólogo tucumano (también de la CD de la AAOC) Juan José Zarbá-. Sucede que en general quienes diseñan los estudios tratan de seleccionar la ‘mejor’ población posible. Tal vez una población con pacientes oncológicos no dé los resultados más esperados. Pero excluir personas con riesgo alto es dejarlas fuera de la posibilidad de tener datos certeros”.

“De todas formas -añade-, dado que las vacunas diseñadas contra covid-19 no son a virus vivo atenuadas ni con vectores competentes para su replicación, son seguras. Conociendo sus mecanismos de acción y con la experiencia que se tiene con la vacunación antigripal, podemos extrapolar que la eficacia y la seguridad de las vacunas en pacientes con cáncer serán similares a los pacientes sin él.” “Hay que tener en cuenta, además, que los pacientes con cáncer son en su mayoría pacientes de edad avanzada y muchos de ellos, con comorbilidades, todo lo cual hace que la vacunación sea indispensable”, agrega Zarbá.

“Dada la gran implicancia de las comorbilidades respiratorias, un paciente con cáncer de pulmón puede tener incluso más riesgo que uno con obesidad”, agrega y señala que, de todas formas, la indicación y el momento para realizar la vacunación deben ser valorada forma individual con cada paciente por su médico tratante.

La eficacia

Todas las vacunas que están en danza para nuestro país han demostrado niveles de eficacia muy altos (superiores al 90%), y en general, los datos preliminares sobre esa eficacia están relacionados con la capacidad para evitar la presentación clínica de covid-19, es decir, la capacidad de prevenir la enfermedad.

“No es imposible que esa eficacia pueda ser menor en ciertos pacientes oncológicos con inmunosupresión marcada, como aquellos con trasplante de médula ósea o que se encuentran en tratamiento con terapias tales como anticuerpos anti CD 20, entre otros, que se utilizan pata tratamientos de neoplasias hematológicas -señala Zarbá-; pero incluso en esos casos es importante que reciban las vacunas”.

¿Por qué? Lo explicó a Página/12 en diciembre Mario Lozano, virólogo del Conicet: “Con que las vacunas tengan un 60 o 70 % de eficacia son adecuadas para lo que el mundo necesita”.

En definitiva, “la eficacia de las vacunas puede variar en pacientes con distintos contextos de enfermedad maligna (tipo de tumor, extensión de la enfermedad, inmunosupresión intrínseca o inducida por terapia); sin embargo, los beneficios de la vacunación parecen superar de manera significativa y sustancial los riesgos”, sostiene el documento de la Sociedad Europea de Oncología Médica.

Temas

Coronavirus
Comentarios