La canasta básica subió más que la inflación anual - LA GACETA Tucumán

La canasta básica subió más que la inflación anual

El aumento de los precios fue mayor en Tucumán que en el promedio nacional. Sólo en diciembre, el precio de la carne, un alimento insustituible, se ha incrementado un 17%.

22 Ene 2021
1

POR LAS GÓNDOLAS. En el último año, la canasta básica total subió $13.000 y en diciembre pasado trepó a $ 45.987 para una familia tipo. REUTERS

La suba de los precios de los principales productos que componen la canasta alimentaria llevan inexorablemente a un incremento del nivel de indigencia en la Argentina. De acuerdo con la medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la canasta básica alimentaria se disparó 45,5% en 2020, más de nueve puntos por encima de la inflación, que fue del 36,1%. A su vez, en el Gran Tucumán-Tafí Viejo esa variación ha sido del 54,5%, lo que marca la profundidad del problema socioeconómico en el principal aglomerado urbano de la provincia.

Para no ser indigente, una familia requirió ingresos por $ 22.681 en el Gran Buenos Aires, según la estimación realizada por el organismo sobre la base de cuatro miembros. En Tucumán, esa canasta fue calculada en $ 20.809 mensuales.

La canasta alimentaria subió 5,1% en diciembre, un punto más que la inflación general. En el caso de la canasta básica total, que permite medir la pobreza, subió 4,7% en diciembre y 39,1% en 2020, por lo que también quedó por encima del nivel de inflación. En la provincia, la variación interanual ha sido del 40,4%. A nivel nacional, un matrimonio con dos hijos requirió, así, $ 54.207 mensuales para poder cubrir sus gastos alimentarios y de servicios mínimos, mientras que en Tucumán esa canasta fue calculada en $ 45.987.

El alza de la canasta alimentaria en diciembre último, del 5,1%, fue la tercera suba mensual más fuerte del año, solo superada por la de enero (5,7%) y octubre (6,6%). En el caso de la canasta básica, la suba del 4,7% fue la segunda más fuerte de 2020, solo superada por la de octubre (5,7%).

La diferencia entre ambas se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la Canasta Básica Total y están congelados desde principios de año, mientras en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subió en los últimos meses. El reajuste no fue mayor debido a los acuerdo de precios y el establecimiento de “precios máximos” para algunos productos en medio de la pandemia.

La canasta básica alimentaria (CBA) responde a los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para un determinado grupo familiar, compuesto entre otros productos por pan, arroz, fideos, papa, azúcar, legumbres secas, carne, menudencias, fiambres, aceite, huevo y leche, entre otros. En tanto, para determinar la canasta básica total (CBT) se utiliza como base la canasta familiar y se le suma los precios de bienes y servicios no alimentarios. En Tucumán, un dato sirve para explicar por qué la canasta ha subido más que a nivel nacional: sólo en diciembre, el precio de la carne se ha disparado un 17%.

A comienzos de este año, el Gobierno renovó el acuerdo de Precios Cuidados “un programa que incorpora productos que se van a mantener todo el año”, indicó la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Los hogares que en el tercer trimestre de 2020 estaban en la indigencia eran aquellos que los generadores de ingresos perdieron sus empleos y tienen muchos miembros que alimentar, planteó el Instituto para el Desarrollo Social de la Argentina (Idesa). “La asistencia social requiere, además de recursos públicos, mucha gestión para a aquellos hogares que por la pérdida de empleos están cayendo en la indigencia”, acotó. Se sabe que el Estado, en sus tres niveles de gobierno (nacional, provincial y municipal), tiene carencias de recursos, pero las mayores están en su capacidad de gestión. Por eso, por más que se multiplique la ayuda social, muchos hogares persistirán en la pobreza e indigencia, indicó Idesa.

Comentarios