Las lluvias preocupan tanto como la covid a las intendentas - LA GACETA Tucumán

Las lluvias preocupan tanto como la covid a las intendentas

La lucha contra la pandemia y las obras públicas para prevenir o mitigar las inundaciones son las prioridades comunes de las tres mujeres que administran municipalidades en Tucumán.

18 Ene 2021
3

ALEJANDRA CEJAS. Jefa municipal de Graneros.

Darle batalla a la pandemia, prevenir las inundaciones y motorizar nuevas obras en sus ciudades son las tres preocupaciones de las intendentas en Tucumán, que tienen a su cargo los destinos de Alberdi, Graneros y Aguilares. Luego de un 2020 marcado por las vicisitudes de la Covid-19, el comienzo de un nuevo año está lejos de plantearles un respiro sino que las enfrenta a los meses estivales de Tucumán, en los que las fuertes tormentas y el temor a sus consecuencias suelen venir de la mano.

Para Alejandra Cejas, al frente de la intendencia de Graneros, el foco en estos días está puesto en un proyecto de cloacas y agua potable para todo el municipio, obras que según anunció se realizarán con el apoyo del gobierno provincial, aunque aún no tienen fecha de inicio. “Esto incluye un plan integral de desagües pluviales y trabajos de protección contra las inundaciones, y el estudio está muy avanzado. Paralelamente, continuamos con los planes de pavimentación y mejoras para toda la ciudad, planificamos la construcción de una nueva terminal de ómnibus y proyectos de playones deportivos para toda la ciudad”, anunció.

ALEJANDRA CEJAS. Jefa municipal de Graneros.

Por otra parte, la jefa municipal señaló que uno de los desafíos para 2021es la recuperación del poder adquisitivo de los empleados municipales. “Si bien estamos fuera del Pacto Sueldo, evidentemente nos encontramos dentro de un contexto provincial y nacional y vamos a respetar los acuerdos que en esos niveles de gobierno se logren”, adelantó.

Canales derivadores

En Juan Bautista Alberdi, la intendenta Sandra Figueroa tiene la lupa puesta sobre un plan de obras hídricas que haga que las inundaciones en su ciudad no sean la postal de cada año. “Ya fueron gestionadas dos obras que pronto se van a llamar a licitación. Son canales derivadores de aguas arriba, que van a sacar una porción del agua que llega del pedemonte, y la derivará hacia sectores específicos del cauce del río Marapa, sin perjudicar a los vecinos”, adelantó.

SANDRA FIGUEROA. Jefa municipal de Alberdi.

La jefa comunal sostuvo que también se estudia, junto con la Provincia, la construcción de un canal de cintura que permitirá drenar cierta cantidad de agua en el noroeste de la ciudad y derivarlo hacia el Canal de los Guayacanes y el Canal de Ogas. “Nuestra prioridad es esa: obras hídricas que den tranquilidad a la comunidad en cuestión de inundaciones”, explicó.

Simultáneamente, en el municipio del sur se trabaja junto con la SAT para realizar obras de cambio de cañerías en la red cloacal, que se vio colapsada en las últimas inundaciones. Además, se anunció para 2021 la realización de obras secundarias como cordón-cuneta; recuperación de espacios verdes; iluminación y obras de pavimento articulado.

Sin recursos propios

Elia Fernández de Mansilla, intendenta de Aguilares, puntualiza que durante este año continuará la lucha contra la pandemia como principal objetivo y explicó que su ciudad fue dividida en 11 secciones en las cuales hubo 11 grupos de especialistas que salieron a rastrear los contactos directos de enfermos con Covid-19, lo que les permitió “timonear la tormenta epidemiológica”.

ELIA FERNÁNDEZ. Jefa municipal de Aguilares.

“Fue un gran esfuerzo y exigió de mucho compromiso de toda la gente que trabaja en esta área, a quienes les estamos muy agradecidos”, destacó.

La jefa municipal insistió en que pese a la crisis sanitaria no se dejaron de desarrollar obras. “Tal vez hemos bajado un poco el ritmo, pero se trabajó tanto con mano de obra municipal, como con empresas locales. Ahora estamos analizando nuevos proyectos que se podrán implementar mediante planes del gobierno nacional y provincial”, expresó. Y reconoció, que como municipio, su administración depende de la asistencia de la Provincia para costear tanto las obras como los salarios de los empleados municipales.

Comentarios