El CISI capitalino siguió el camino del revalúo inmobiliario - LA GACETA Tucumán

El CISI capitalino siguió el camino del revalúo inmobiliario

El revalúo en San Miguel Tucumán oscila entre el 25% y el 45%, según la ubicación de la vivienda, indicó Claudio Viña.

17 Ene 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

INCREMENTOS ESCALONADOS. El CISI capitalino llegará con reajustes que dependerá de la ubicación. LA GACETA / FOTO DE José nuno

El nuevo año llegó con regalos de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, según indicó a LA GACETA el tributarista Agustín Zeppa. Según sus cálculos las Contribuciones que Inciden sobre los Inmuebles (CISI) creció a un promedio interanual del 50% en un marco en que la inflación nacional se ha expandido casi un 36% y en medio de una pandemia sanitaria que, además, ha golpeado a todas las actividades económicas, más aún a los vecinos. Pese a esa descripción, el secretario de Ingresos Municipales de la Capital, Claudio Viña, expresó a nuestro diario que los reajustes en esa contribución depende de la ubicación del inmueble, pero que de ninguna manera llega al 50%.

Según el funcionario municipal, el reajuste en las valuaciones está relacionado con el mismo argumento que esgrime la Provincia al momento de aumentar el impuesto Inmobiliario: el histórico atraso del valor fiscal de las propiedades. “Lo que hicimos fue apelar a un aumento escalonado de las valuaciones tomando en cuenta distintos parámetros. Así, por ejemplo, puede haber casos en que el aumento sea del 45% para aquellas viviendas que se encuentren en el microcentro, más cerca del corazón de la ciudad; pero también se observarán reajustes en el CISI de un 35% y hasta de un 25% mientras más alejada esté la propiedad de lo que se considera una zona cara desde el punto de vista del valor de mercado inmobiliario”, describió Viña ante la consulta de nuestro diario.

Otros cambios

Zeppa, integrante de la subcomisión de Impuestos del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas, recordó además que el 22 de diciembre pasado, el Consejo Deliberante de la Capital aprobó la Ordenanza 5090/20 (modificó la 5010/19) que llevó el valor del Urbano a $ 3 con un incremento del 50% cuando la inflación del país fue del 35,5%.

Asimismo agregó un párrafo al artículo 30 de la Ordenanza 5010/19 que señala: “quedan exceptuados de este pago los Contribuyentes y/o responsables que adhieran al servicio de entrega de boletas online en los términos que indique la reglamentación”. A su criterio, el tributarista indicó que esa es otra sorpresa que se llevará el vecino de la capital porque, además de evidenciar una valuación mayor a la que estableció la Dirección General de Rentas, también percibirá un agregado de $ 20 por concepto de ”Tasa de Act Admi. Art 30 Ordenanza 5010/19” .

Zeppa lo definió como una carga encubierta que pesa sobre el contribuyente. A través de la Ordenanza 5010/19 en su Artículo 30 se dispone cobrar un servicio, contemplado en el Código Tributario Municipal, “por el envío de las boletas de pago de las Contribuciones que inciden sobre los Inmuebles y de las Contribuciones que inciden sobre Cementerios, por cada boleta 10 urbanos. “Cuando se envíe más de una unidad en forma conjunta (dos anticipos, un anticipo y el pago anual, etc) se considerará una sola unidad”, completa la normativa.

“Si analizamos el texto del Artículo 209 del Código Tributario Municipal al que remite la mencionada ordenanza podemos encontrar el siguiente texto: por todo trámite o gestión realizada ante la Municipalidad que origine actividad administrativa, se abonarán los derechos de oficina y las Contribuciones cuyos importes fijos establezca la Ordenanza Tarifaria”.

Zeppa insistió que no corresponde que cada contribuyente deba abonar ese adicional por el envío de la boleta del CISI. A su entender, ese cobro previsto en el mencionado articulo 209 del Código Tributario Municipal “es para trámites que realizan los contribuyentes ante el municipio y no por tareas del municipio que es la entrega de boletas para su pago, gestión que ningún contribuyente le solicitó a la Dirección de Ingresos Municipales (DIM) como para tener que abonar una gestión”. Por otro lado, -continuó- si el municipio sabe cuánto es el importe de cada anticipo de CISI, ¿cómo no envía todos juntos tanto el pago anual como los anticipos y de esa forma evitar cobrar cada envío? “Además cómo verifican la entrega correcta en cada domicilio. Se conocen varios casos donde se dejan en un inmueble los correspondientes a los de todos los edificios de alrededores, subrayó.

Zeppa realizó algunos cálculos acerca de cuánto puede dejar lo que denomina un impuesto encubierto al municipio. “Si consideramos que en San Miguel de Tucumán existen alrededor de 190.000 o más inmuebles y durante 2020 el importe que surge de la ordenanza 5010/19 artículo 30 inc. 6 es de $ 20, tendremos que el municipio recaudó por este tributo $ 3,6 millones mensuales”, expuso. Ahora, para este año, de no realizar la opción de obtener las boletas en forma on line (que no se está reglamentada), la Municipalidad percibirá un ingreso de un 50% más, lo que llevará a obtener mensualmente un importe de $ 5,4 millones, estima el tributarista.

Frente a esta posición, el secretario de Ingresos Municipales negó de que se trate de un impuesto encubierto. “A todas luces aparece como un servicio que se presta muy por debajo del valor que pudiera cobrar una empresa de distribución postal (entre $ 60 y $ 70 por boleta)”, finalizó Viña.

Comentarios