Mar Tarrés defendió a la tucumana discriminada en un boliche: "lo que hacen es terrible” - LA GACETA Tucumán

Mar Tarrés defendió a la tucumana discriminada en un boliche: "lo que hacen es terrible”

“Quiero que a una chica como Sofía no le vuelva a pasar esto, a mí o a tus hijos", dijo la humorista e influencer, tras comunicarse con la modelo tucumana

15 Ene 2021
1

Mar Tarrés y Sofía Lozano

La humorista e influencer, Mar Tarrés, se mostró indignada por lo que tuvo que pasar la modelo tucumana Sofía Elizabeth Ortiz Andrada, que denunció haber sido discriminada por tener sobrepeso en un boliche de Mar del Plata.

"Apenas me enteré, lo primero que hice fue hablar con ella", contó Tarrés, quien se solidarizó con la joven tucumana que, en sus vacaciones, quiso entrar a uno de los boliches más populares de la ciudad balnearia junto a sus amigas e inexplicablemente a ella le negaron la entrada.

“Hoy que pueden volver a trabajar, y en vez de abrir las puertas a todos empiezan a discriminar. Entonces cuando los vuelvan a cerrar no se vengan a quejar. Lo que hacen es terrible", fustigó la humorista, visiblemente molesta, en una entrevista de Nosotros a la Mañana, en canal 13.

Tarrés recordó además la discriminación que también sufrió por sobrepeso. "No son todos los boliches, pero la mayoría siempre discriminan. Esta discriminación existió siempre y algo que a mí me enojó muchísimo fue que sufrí discriminación en un boliche muy conocido de Córdoba, que es de terror, horrible cómo seleccionan a la gente para entrar", expresó.

Luego, describió cómo suele suceder: "Eligen a la gente por los parámetros de la belleza considerados socialmente, que tengas un cuerpo hegemónico o que estés vestida de acuerdo a lo que ellos quieren".

Desde entonces, la influencer es una de las figuras que promueve la aceptación e  inclusión de todos los cuerpos. "Hay gente que me tilda como ‘ah, vos sos la que va a hacer quilombo a los boliches’. No, yo lo que quiero es que a una chica como Sofía no le vuelva a pasar esto, a mí o a tus hijos", reflexionó.

Además se quejó que el Estado no implemente una campaña efectiva contra los casos de discriminación. “Pareciera que no hay personas gordas trabajando u ocupando las bancas políticas, que sufran esto. Y dicen ‘está el INADI’", prosiguió.

"En el INADI a mí me dijeron que lo que podían conseguir es que vengan de la parte del boliche y me pidan disculpas. ¿Yo qué gano con la disculpa? Me fui llorando a mi casa, con la autoestima por el piso, frustrada, súper mal. Cuando al boliche le cuesta guita, ahí dejan de discriminar", concluyó.

Comentarios