A una serie sobre el rock latino le llueven críticas y elogios - LA GACETA Tucumán

A una serie sobre el rock latino le llueven críticas y elogios

“Rompan todo”, el documental de Gustavo Santaolalla, atrapa a la audiencia e indigna a algunos fans del género musical porque hay grandes ausentes. Qué opinan los músicos tucumanos que lo vieron.

05 Ene 2021 Por Ricardo Reinoso
1

“ROMPAN TODO”. La serie de Netflix producida por Gustavo Santaolalla reúne testimonios y material de archivo sobre bandas y compositores.

Es común que mucha gente, cuando escucha el rock and roll “Rompan todo” (Break it all), piense que cantan Los Beatles. Pero aunque sonaban igual -algunos dicen que mejor- y hacían temas propios en inglés, Los Shakers eran uruguayos. Ésta y muchas joyas de la historia del rock latinoamericano aparecen en el documental de Netflix, que toma su título del tema que Hugo y Osvaldo Fattoruso compusieron en 1965. La serie reúne testimonios de ellos, de Litto Nebbia, Luis Alberto Spinetta, Billy Bond, Ricardo Mollo, Fito Páez, David Lebón, Claudio Gabis, Emilio Del Guercio, Rubén Rada, el mexicano Javier Bátiz y muchos otros músicos de Argentina, México, Uruguay, Chile, Colombia y Perú, dejando afuera injustamente a Brasil.

La voz principal y el criterio selectivo corren por cuenta de Gustavo Santaolalla, productor ejecutivo del proyecto y hoy blanco de fuertes críticas por “olvidarse” de nombres fundamentales y -en cambio- incluir y destacar a otros que no se consideran tan importantes. O que en algún caso, como el de la banda mexicana Maná, ni siquiera es de ese palo. Se critica que Santaolalla haya ejercido su parcialidad con visión egocéntrica, destacando a aquellos con los que tuvo o mantiene algún vínculo artístico.

La narración toma como una de las piedras fundacionales del rock latino a “La Bamba”, una canción tradicional mexicana que el chicano Ritchie Valens transformó en rock and roll y la convirtió en un éxito mundial en 1958. Luego sus acordes serían copiados por Los Beatles para “Twist and shout”, de 1963, uno de sus primeros hits. La irrupción de la beatlemanía sería el disparador fundamental para ese enorme caudal creativo que de inmediato iba a adquirir voz propia, siempre con los músicos argentinos a la vanguardia en nuestro continente.

Anarquía y represión

La serie de Netflix también alude en su título al carácter rebelde, contestatario y a veces anárquico que instaló el rock y que provocó violentas represiones en los 70. Menciona que la frase “¡Rompan todo!” fue lanzada por Billy Bond durante un recital de La Pesada del Rock and Roll en el Luna Park, en 1972, ante una multitud exaltada que procedió a destrozar las sillas. Hoy, Del Guercio opina que “fue un error” pero Bond disiente: “¡No, no!”

Por su parte, el ex cantante de las bandas tucumanas Los Fantasmas y Tricupa, Oscar Imhoff, opinó para LA GACETA, desde Alemania, sobre la serie.

“Es una revisión bastante bien hecha. Por supuesto que en esa compresión de datos quedan afuera algunos grupos que para mí han sido muy importantes .dijo Imhoff-. Es lindo verlos jóvenes a los músicos, sobre todo algunos que ya no están entre nosotros. Me parece un resumen muy valioso de lo que fue y lo que es el rock argentino y latinoamericano. Me gustaría que pudiéramos hacer en Tucumán algún pequeño capítulo referido al rock tucumano”.

En opinión de Pablo Pacífico (Los Peces Gordos), queda la sensación de que el rock giró arededor de Santaolalla, a la vez que lamenta grandes ausencias. “Creo que el rock latinoamericano tiene mucha influencia del rock argentino y no a la inversa. La primera producción de Santaolalla fue De Usuahia a la Quiaca para Gieco, usando sus músicos, y fue muy buena, pero a veces el ego es algo muy difícil de controlar en algunos artistas. No rompan todo... incluyan a [email protected] -exhorta Pacífico-. Faltan Pappo. Pity Álvarez, y no hay casi ninguna mujer. Creo que a Federico Moura no lo vi, o muy poco. Tampoco está Enrique Simms, creador de la Cerdos y Peces, de El expreso imaginario, y el primer manager de Los Redondos”.

El guitarrista Hugo Escalante cree que la buena intención estuvo limitada por el presupuesto. “Pero tampoco da para tomarse eso a pecho y ofenderse, como hicieron muchos músicos de rock argentinos -objetó- ¡Pobre Santaolalla, cómo le deben arder las orejas!”

El baterista tucumano Carlos Capdevila, radicado en Estados Unidos, contó que para él fue especial ver la serie allí junto a amigos músicos norteamericanos. “Decían que Argentina fue como Inglaterra para el rock latino. Estando tan lejos, fue muy emocionante para mí revivir tantos recuerdos, viendo Y escuchando a gente que influyó en mi música y en mi juventud, muchos de los cuales tuve el placer de conocer en persona. Y fue gracioso verlos tan viejos, jajajaja. La serie me pareció muy profesional y de alta calidad -opinó-. Es muy bueno que, por este medio, el mundo tenga la oportunidad de conocer las raíces del rock latino. Es obvio que Santaolalla le dio más importancia a los artistas que, de alguna manera, están o estuvieron relacionados artísticamente con él. Me gustó mucho cómo se alternó la música con lo que se vivía en los países en cada época, porque reflejaba a la sociedad del momento. Me hubiera gustado ver algunos músicos y bandas que no fueron incluidos, como Aquelarre, Juan Carlos Baglietto, Pastoral y otros”.

Finalmente, Capdevila definió a “Rompan todo” como “un documental bien al estilo de MTV, concebido para vender, mostrando sólo lo ‘estéticamente correcto’ e invisibilizando a las bandas que eligen ir por fuera de los circuitos comerciales tradicionales”.

A Federico Falcón (Mano’e Mono) le pareció muy buena la producción en materia de contenidos, cronología histórica y cómo aborda la cuestión cultural y política en todo el continente, relacionada con el rock. “Establece un paralelismo doloroso entre el nacimiento y desarrollo del rock latinoamericano, y la represión que ejercían las dictaduras -señaló-. El rock se distingue aquí, más que en el resto del mundo, como una búsqueda de libertad y una protesta. También cabe destacar el trabajo pulcro que caracteriza a Santaolalla y a Afo Verde en las entrevistas y la recopilación de material de archivo”.

Comentarios